Lenovo: ¿Por qué usar un servidor y no una PC?

Capacidad de procesamiento, memoria, disco... Las diferencias son notables y repercuten fuertemente en el desempeño del negocio.

Muchas veces se entiende que las similitudes entre una PC y un servidor son suficientes para utilizar la primera en el lugar del segundo: ambos usan procesador, tienen una placa madre, memorias RAM, fuente de poder, discos duros y puertos de conexión. Sin embargo, a pesar de que a simple vista tengan los mismos componentes, las diferencias son notables y repercuten en el negocio. Por eso es fundamental invertir en un servidor.

Al dimensionar la solución se comienza a vislumbrar que no se trata de lo mismo. Un servidor Lenovo, por ejemplo, incorpora en sus modelos Top Seller procesadores Intel Xeon, que escapa de la alta gama de Intel como el i7 ó i9 y pasa a un modelo de procesador diseñado para enormes cargas de trabajo, un sinfín de horas de funcionamiento continuo y un altísimo tráfico de datos. Suman desde cuatro núcleos en un solo procesador (como en el ST50 y SR250) hasta la posibilidad de ensamblar maquinas con ocho procesadores de cuarenta núcleos cada uno.

Xeon vs Core: ¿merece la pena pagar más por estos procesadores?

 

Las diferencias se vislumbran en el resto de los componentes:

  • Memorias RAM. Hoy en día una muy buena PC permite expandirla hasta 256 GB, mientras que un servidor llega hasta 4TB (sí: 4.096 GB). Por supuesto  depende de la gama que se implemente, pero lo más importante es que los servidores Lenovo, desde los iniciales, utilizan la tecnología ECC (Error Correcting Code) que corrige cualquier error que surja en medio de su uso, evitando un relentizamiento del servidor y conservando esos Mhz de manera constante en el uso de la memoria.
  • Discos. Este es aún un terreno más amplio. Dependiendo del uso que se le vaya a dar es posible programarlo para lograr máximos de eficiencia, ya sea con velocidad en discos SSD o grandes almacenamientos en discos SATA o SAS. Diseñado a partir del SR530 para ser cambiados en caliente (Hot-Swap), es decir, sin apagar el servidor para cambiar o incorporar discos y evitando así la interrupción del trabajo. Por otra parte, un arreglo de RAID ofrece plena protección y respaldo de los datos ante cualquier imprevisto, incluso si el problema es eléctrico y fallan los demás sistemas de seguridad, ya que dan la posibilidad de agregar una segunda fuente de energía capaz de mantener todo el sistema andando si una de ellas es afectada (esto último se llama “redundancia”).

Para estar a la vanguardia de la eficiencia tecnológica, Lenovo incorpora servers de formatos tower y rackeable. Los últimos son los más usados para soluciones más robustas, cuentan con las medidas y rieles necesarios para encastrarlos en un rack junto con diversos sistemas como UPS, switch y permiten tener todos los sistemas ordenados en una sola columna y una conexión más simple y ordenada por sus diversos puertos configurables (RJ45, 1GB, 10GB, fibre channel).

En conclusión, utilizar servidores en lugar de PCs implica, desde el punto de vista del negocio, la posibilidad de dar soporte al crecimiento, evitar numerosas molestias de corto y largo plazo y alcanzar los máximos niveles de eficiencia y rendimiento.

Cualquier duda con este tema, nuestros expertos en Microglobal están listos para ayudarte.

Microglobal

Distribuidor Mayoristas de IT www.microglobal.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
X