La plataforma que ayuda a las PYMES a tomar decisiones

Patricio Alba, CEO y fundador de Xavia, nos habló de la actualidad de la empresa que nació hace cinco años para desarrollar iniciativas relacionadas al mundo de Internet de las Cosas (IoT).

En una entrevista con SOMOS PYMES, Patricio Alba, CEO y fundador de Xavia, nos habló de la actualidad de la empresa que nació hace cinco años para desarrollar iniciativas relacionadas al mundo de Internet de las Cosas (IoT).

La firma utiliza Data Analytics y Machine Learning para procesar los datos y generar mayor inteligencia a partir de ellos, ayudando a las PYMES a dar un paso adelante hacia la transformación digital.

Xavia ofrece a nivel nacional la posibilidad de comprobar el estado de tu negocio de manera remota, mejorando así el control y la gestión del mismo.

Asimismo, entrega soluciones vía dispositivos IOT para diferentes industrias como la Salud, a partir de dispositivos como “Medibox”, que permite medir 3 parámetros vitales a partir de una sola máquina.

La visión de un mundo más eficiente

“Tenemos una filosofía de diseño de productos”, remarcó el ingeniero electrónico de ITBA (Instituto Tecnológico de Buenos Aires) en la charla con SOMOS PYMES.

En ese sentido, el autor del proyecto Xavia aclaró: “Buscamos crear una plataforma destinada a la industria, con el objetivo que los bienes de una empresa estén conectados a esta plataforma y así poder hacer inteligencia de negocios, recopilación de datos y tener mejor métricas de un campo, por ejemplo”.

“Luego de todo esto el empresario PYME puede tomar decisiones”, remarcó Alba (foto).

“La idea es que las PYMES salgan de la tecnología vieja, que tenía una industria automatizada pero no conectada a internet. Con este nuevo método pueden desarrollar su potencial”, agregó.

Según el emprendedor, “esta plataforma permite concentrar en un único lugar (la nube) información que proviene de diferentes lados y en tiempo real. Le damos poder a las máquinas, están conectadas entre sí y generar un ecosistema donde se comunican todo el tiempo y avisan como están”.

“Una cadena de producción donde la materia prima tiene distintos puntos hasta llegar al producto final, estos puntos se pueden monitorear en tiempo real, y podés ir previendo situaciones. Por ejemplo te adelanta cuando a una máquina le falta aceite o si tiene algún problema con una correa, o si le hace falta mantenimiento”, ilustró Alba.

Impacto real en las empresas

A la hora de llevar a la práctica las soluciones diagramadas, el emprendedor relató: “Tuvimos como clientes una empresa automotriz. Necesitaban saber cuántos neumáticos producían en tiempo real”.

“Con respecto al campo, nos pasó con un cliente que es productor de apicultura. Generamos un dispositivo que se coloca debajo de la colmena y monitorea en tiempo real y de forma remota. Un productor de este rubro puede llegar a tener entre 200 y 500 colmenas, y las tiene que agrupar de a 50 o de a 100, y dispersas en 10 kilómetros a la redonda. Tiene que ir apiario por apiario para revisar si hay alguna colmena enferma, si hace falta darle de comer, si ya hay que cosechar, entre otras cosas”, ejemplificó.

“En ese sentido, el productor pierde tiempo, combustible. Con este dispositivo que lo puede seguir con su celular, puede darse cuenta si las abejas durante el día están produciendo o no. Una vez nos pasó que se había caído una colmena (eso puede ocurrir cuando por el paso del ganado) y pudimos alertar al productor que fue hasta la colmena con su camioneta. Si se llegaba tarde a ese panal caído se podía perder una semana de producción”, reflejó el creador de Xavia IoT.

“También pudimos evitar un enjambre, que es cuando se satura la colmena y la mitad de las abejas hacen un panal en un árbol. Ahí se pierde la mitad de la producción”, añadió.

El salto al futuro

Al respecto, Alba admitió: “Estamos acostumbrados a la internet de las personas, video llamadas, o video consultas. Pero en este caso podemos tener conectados entre sí, una máquina, una materia prima y un pallet, un container o una valija. E interactúan entre sí. Cuando una máquina por ejemplo está por perder una correa se activa un alerta”.

“Un sistema de riego por aspersión, por ejemplo, cuando baja el nivel de humedad del suelo, se activa de manera automática. Eso mejora el rinde”, exclamó el experto en el diálogo con SOMOS PYMES.

“Como es economía del conocimiento son todos productos de importación. Los dispositivos cuestan entre 100 dólares y 500 dólares y luego se debe pagar por mes el servicio”, aclaró el joven empresario.

Y alertó:“En medio de la pandemia percibíamos que había intención de las PYMES de al menos escuchar de que se trataba esta plataforma, pero el problema que tiene ese sector es el ‘día a día’”.

“Esto a veces complica el cambio de paradigma, porque implica cambiar la cultura de toda la compañía. Capacitar al personal. Pero luego de la pandemia, muchas PYMES perdieron el medio a lo remoto”, festejó.

“Al principio a una PYME le puede parecer chocante una inversión de este tipo pero en el transcurso del tiempo ayuda a abaratar los costos”, concluyó Alba.

Fuente: Somos Pymes

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
X