¿Qué es un Edificio Saludable y por qué se transforma en tendencia?

¿Qué categoría de la oferta engloba ahorro energético, uso racional de los espacios, seguridad física, calidad del aire, control de temperatura y control de acceso, entre otros proceso? ¿Por qué es importante entender el nuevo territorio de los Edificios Saludables? ¿Por qué debería importar todo esto a los partners de tecnología? Algunas claves para entender lo que se viene.

“El regreso a los lugares de trabajo después de la pandemia de COVID-19 ya está en marcha en muchos países. Esto les permite a todos enfrentarse al reto de reimaginar la forma de operar y gestionar los edificios”, explicaba Tomas Brannemo, vicepresidente y presidente de Soluciones para Edificios de Johnson Controls para Europa, Oriente Medio, África y América Latina, a modo de introducción del informe “Perspectivas sobre Edificios Saludables”. Con todo, aclaraba el ejecutivo, “la pandemia, con sus exigencias específicas en materia de seguridad de edificios y personas, no es más que un motor a corto plazo de un reto a más largo plazo para que los propietarios y arrendatarios de edificios ofrezcan edificios seguros, eficientes y sostenibles”.

Acaso el resultado más notable de este informe (que recabó opiniones de cientos de empresas de 19 países, incluyendo Brasil, Chile, Colombia y México, en 15 sectores industriales) sea que el 64% de las empresas ha implementado recientemente programas de Edificios Saludables (Healthy Buildings) relacionados con la salud y la seguridad. “Además, los programas de Edificios Saludables en general son un área de crecimiento, ya que entre 80% y 90% de los encuestados indicó que destinarán recursos a iniciativas de Edificios Saludables el próximo año”, definió Brannemo.

En pocas palabras, un Edificio Saludable es aquel que promueve el bienestar físico, mental y social de sus ocupantes para obtener mejores resultados. Los programas de salud y seguridad de las personas promueven estos objetivos. Sin embargo, el prisma a través del cual se juzga la filosofía de los Edificios Saludables arranca en las personas, avanza hacia los espacios y se proyecta a todo el planeta: esto es edificios saludables como parte de un planeta saludable, por lo que la sustentabilidad entra también dentro de la ecuación. En América Latina, y ante la pregunta “¿Ha implementado recientemente programas de salud y seguridad de las personas?”, un 72% respondió que ya lo ha hecho, y un 24% que planea hacerlo.

Una de las subcategorías que destaca dentro de los edificios saludables es la de aire limpio, derivado del mayor uso de los sistemas HVAC (Heating-Ventilation‑Air Conditioning / Calefacción, Ventilación, Aire Acondicionado). Un 53% de todos los encuestados ha invertido ya en tecnologías de aire limpio, y otro 47% lo hará pronto. MarketsandMarkets estima que el mercado de controles de HVAC crecerá de US$ 14.800 millones en 2020 a US$ 24.400 millones en 2025, a una tasa compuesta anual del 10,5%. Los controles de HVAC se utilizan para automatizar y controlar la calefacción, la ventilación y el aire acondicionado de varios edificios. Los equipos controlados, sensores y dispositivos de control, como termostatos, válvulas de control y controladores, se utilizan generalmente para este propósito. Se espera que el crecimiento de este mercado sea impulsado por la tendencia de consolidación de las casas inteligentes, acelerada aún más por la situación de COVID-19 para impulsar el crecimiento del mercado de controles de HVAC, el auge en el sector de la construcción, la aparición de sistemas de HVAC habilitados para IoT y la necesidad para lograr la eficiencia energética en los edificios. Estos factores han ayudado al mercado de controles de HVAC a ganar tracción en aplicaciones, tales como industriales, residenciales y comerciales.

Seguridad y control de acceso es otra de las subcategorías de los Edificios Saludables que, Pandemia mediante, ya forma parte del paisaje de los partners del canal. En la actualidad, dentro de los edificios, se está dando prioridad al control de acceso “sin contacto” o “sin fricción” que, si bien estaba en marcha antes de la Pandemia, se ha vuelto ahora la opción de preferencia, con el plus de que en muchos casos se incorpora el escaneo de la temperatura corporal, la detección de mascarillas, el conteo de personas y el rastreo de contactos. Según MarketsanMarkets, el tamaño del mercado del sistema de gestión de visitantes global crecerá de US$ 1.100 millones en 2021 a US$ 2.300 millones en 2026, a una tasa compuesta anual del 16,7%. Varios factores, como una mayor conciencia con respecto a las crecientes amenazas a la seguridad, la necesidad de una administración sin papel, la creciente necesidad de almacenar los datos de visitantes recopilados según los cumplimientos regulatorios, están impulsando el crecimiento del mercado de sistemas de gestión de visitantes, asegura el reporte de MarketsandMarkets.

La tercera de las muchas subcategorías de los Edificios Saludables es el Control en el uso de la Energía. “En la actualidad, los edificios representan más de un tercio de la energía que se usa en todo el mundo, además de producir el 40% de las emisiones mundiales de CO2 y el 30% del consumo global de materias primas y de desechos sólidos. Es evidente, que minimizar su impacto en el medio ambiente es una prioridad”, explica Damián Lopez Gentile, gerente de Canal y responsable del segmento de Salud (Healthcare) en Schneider Electric para la Argentina Paraguay y Uruguay para Schneider Electric.

“El valor de un edificio saludable abarca muchas áreas de la gestión de edificios, como lo es el bienestar físico, emocional, intelectual, espiritual, ocupacional, ambiental y social, para mejorar los resultados para empleadores, desarrolladores, propietarios e inversionistas”, agrega López Gentile. En este orden, las soluciones de Administración de Edificios o Building Management Systems (BMS) permiten reducir los costos energéticos globales y mejorar el rendimiento de los equipos y los edificios, y al mismo tiempo mejorar el confort de los ocupantes. “Es por eso que las circunstancias actuales nos invitan a trabajar y enfocarnos en la construcción sustentable o en la remodelación de edificios para convertirlos en saludables”. Vale aclarar que el mercado global de BMS está creciendo, al menos hasta 2023, a una tasa anual compuesta de entre el 14% y el 16%.

La importancia de entender que todas las subcategorías anteriores (y varias más) pueden ser integradas en el paraguas de Edificios Saludables, es que comienzan a aparecer demandas de parte de los clientes en este sentido y, atado a dichas demandas, certificaciones sobre los espacios de trabajo y los edificios en general que están directamente relacionadas, ya no con cada ítem, sino con el concepto más general de “saludable”. Y este punto así definido, Pandemia mediante, comenzará a ser en unos años un tema de importancia para muchos clientes.

Tecnología saludable

Johnson Controls es un proveedor de soluciones de amplio espectro, cuya oferta incluyen entre otros verticales, equipos de aire acondicionado (HVAC), sistemas de automatización, sistemas de seguridad (CCTV y control de acceso) y sistemas de control y supresión de incendios. “Pero Johnson es, sobre todo, un proveedor de soluciones. Hace tres años comenzamos a invertir fuertemente en soluciones en la nube. En última instancia, todo este portafolio de productos genera muchos datos. Hacer el análisis de estos datos para entregar diferentes resultados a los clientes va a ser muy importante y, de hecho, hay muchos clientes interesados en esto”, declara João Paulo Oliveira, director de Soluciones Digitales de Johnson Controls para América Latina. Como corolario, algunos de estos resultados pueden ayudar a hacer que los espacios dentro de los edificios se vuelvan más saludables. Vale recordar que, en Johnson Controls, esta plataforma en la nube se llama OpenBlue, y es agnóstica: puede recibir información de los equipos propios, pero también de las soluciones de la competencia.

El retorno al trabajo dentro de los edificios corporativos dispara en los decisores empresariales la necesidad de garantizar espacios saludables, seguros y que mejoren la experiencia de los empleados, lo cual eventualmente, se traducirá en mayor productividad, menos deserción y mayores ingresos para la organización.

“A partir del inicio de esta pandemia, vimos clientes (propietarios e inquilinos de edificios) interesados muy particularmente en cuatro temas”, precisa Oliveira. El primero es la forma en que las personas arriban a las oficinas. El lobby, la recepción, donde solía haber contacto a la hora de gestionar el ingreso de empleados y visitantes. Los propietarios de los edificios buscaban soluciones de acceso sin fricción. Nosotros, a través de productos de Johnson, pero también de terceros, podemos proveer esta clase de acceso. Podemos instalar lectores que pueden hacer reconocimiento facial, y al mismo tiempo medir la temperatura corporal, y al mismo tiempo detectar mascarillas faciales. Todo en la misma solución”. Esto se complementa con soluciones de cámaras térmicas con analíticas de video para detectar otros parámetros de riesgo (temperatura, aglomeraciones, etc.)

Joao Oliveira

El segundo tema es la calidad del aire. Johnson dispone de soluciones de monitoreo de calidad del aire y puede desplegar medidas para que el aire sea más limpio. “Los ocupantes de los espacios quieren saber si el aire que respiran es limpio. Hoy hay sensores de calidad del aire (IAQ), que además de medir temperatura y humedad permiten monitorear CO2, partículas en suspensión y volátiles, habilitando el seguimiento a través de tableros y KPIs que permiten establecer un puntaje o score del aire que se respira. Los sensores de IAQ pueden ser monitoreados por sistemas tradicionales de BMS, o podemos enviar estos datos a la nube. Gracias a esto último es posible visualizar estos KPIs, desplegar medidas para mejorar la calidad del aire (renovar de manera automática e inteligente el aire, pero sin descuidar otra variable importante, que es la eficiencia energética) e incluso enviar notificaciones al equipo de Mantenimiento si la calidad del aire está por debajo de los parámetros establecidos”, comenta el ejecutivo.

El tercer tema señalado por Oliveira es la gestión de los espacios y soluciones que permitan reservar los espacios para su uso (por ejemplo, mediante una app o un formulario web). Esto último, con los protocolos de distanciamiento vigentes y el nuevo layout que muchas organizaciones encararon a partir del trabajo remoto/híbrido, se ha vuelto crítico. Téngase en cuenta que ahora, más que nunca, las personas sólo van a esos espacios de reuniones en la medida en que estén disponibles. “Esas mismas soluciones podrían permitir además (remotamente o in situ) interactuar con los espacios. ¿Por qué no, usando la misma app móvil, abrir una orden de servicios para que limpien la sala, regular la iluminación o ajustar la temperatura ambiente?”, grafica Oliveira, quien asegura que Johnson Controls dispone de estas soluciones.

Asociado a lo anterior, hay soluciones que permiten hacer la trazabilidad de las personas (usando datos de sistemas propios y de terceros). Este factor es fundamental para los equipos de Recursos Humanos y en tiempos de pandemia, dado que permite circunscribir el área de exposición/riesgo de contagio ante el aviso de que un empleado está enfermo. El cuarto punto se relaciona con disminuir la cantidad de personas operativas en un edificio, y al mismo tiempo, mediante herramientas tecnológicas, aumentar la sustentabilidad y reducir los costos operativos del edificio”, apunta Oliveira. Johnson Controls tiene una solución llamada ROC, o Remote Operation Center, donde hay personas trabajando 24×7, con la capacidad de apagar y encender equipos (HVAC, generadores, iluminación) remotamente, hacer monitoreo de seguridad, y diagnóstico de los equipos para que Mantenimiento actúe preventivamente. “Para esto es necesario que nos integremos con el sistema de BMS del edificio”, aclara el ejecutivo. Con esto se logra disminuir el costo del mantenimiento correctivo, se prolonga la vida útil de los equipos y se pueden resolver numerosas eventualidades con mínima intervención. Con otras herramientas, el ROC también puede hacer monitoreo y optimizar el uso de energía. En este marco, Oliveira adelante que la compañía está por lanzar un nuevo modelo de servicio, IAQ as a Service.

Si bien muchas de estas soluciones y servicios son ofrecidos y desplegados directamente por Johnson Controls, existe un segmento, el portafolio de HVAC, que también es comercializado a través de distribuidores. Así, los canales pasan a ser un componente dentro de una solución más amplia de Edificios Inteligentes. Esto no quita, sin embargo, que un partner que atiende distintos edificios pueda contratar OpenBlue y enviar los datos de los edificios hacia esta plataforma, a fin de sumar monitoreo, analíticas y nuevas prestaciones a sus ofertas de gestión para esos clientes.

Herramientas de administración

EcoStruxure Building es la arquitectura de Schneider Electric para monitorizar y controlar los consumos de energía, HVAC e iluminación, que representan el 75% del consumo de un edificio. “Realizando la monitorización, parametrizaciones y lógicas adecuadas podemos llegar a ahorrar hasta un 30% de los costos”, afirma Damián Lopez Gentile de Schneider Electric. El gerente regional de Canales asegura que, desde el diseño hasta la integración y puesta en servicio, EcoStruxure Building lleva la mejor eficiencia de ingeniería a los edificios. Cuando se combinan los servicios de rendimiento de activos y energía, permiten lograr una eficiencia de por vida en el edificio, que garantiza productividad y comodidad para los ocupantes”.

Damián López Gentile

Dentro de esta línea, la solución EcoStruxure Building Operation ofrece las ideas útiles que el personal de las instalaciones necesita, para gestionar y optimizar mejor los edificios, mejorar la eficiencia y satisfacer las crecientes necesidades de ciberseguridad y cumplimiento normativo. Paralelamente, EcoStruxure Building Advisor es un conjunto de servicios de monitoreo analítico, que mantiene los sistemas del edificio funcionando de forma óptima, ayudando a optimizar los costos de funcionamiento, el confort de los ocupantes y el valor de los activos, mientras trabaja con recursos presupuestarios y de mantenimiento limitados. “Entre los productos que se ofrecen para este tipo de necesidades, se encuentran los sistemas de gestión de edificios (entre los que se incluyen los Controladores HVAC), monitoreo de energía, software de control, conectividad de redes y válvulas y actuadores”, describe López Gentile.

—¿Qué tipo de canales comercializan estas ofertas? ¿Podría dar un ejemplo de las capacidades o certificaciones que los partners deben tener para acceder a este portafolio?
—Schneider Electric creó en 2011 EcoXpert, la primera red de empresas especialistas en sostenibilidad, innovación y eficiencia para edificios inteligentes. Se trata de una red de partners formada por integradores de sistemas, instaladores, tableristas, ingenieros, expertos en la implementación de las soluciones innovadoras y sostenibles de Schneider Electric para edificios, como EcoStruxure. Un partner EcoXpert puede proporcionar hasta un 30% de ahorros por cada renovación o mejora digital energética en un edificio. Gracias a su expertise y a su ecosistema conectado, los partners EcoXpert facilitan el camino para que los edificios puedan conseguir unas instalaciones mucho más eficientes, sostenibles y seguras, en línea con lo que reclama el escenario actual, aplicando las últimas innovaciones con soluciones abiertas y escalables. Los partners EcoXpert son empresas altamente especializadas, que han sido cualificadas, formadas y certificadas por Schneider Electric, y que a través de nuestra red pueden conectar su know how, impulsar su crecimiento y asegurar el éxito de nuestros clientes. Actualmente el programa cuenta con más de 5000 partners y está presente en casi 80 países.

“El Programa de Partners EcoXpert de Schneider Electric proporciona certificaciones especializadas en automatización de edificios, gestión y distribución energética, y servicios, especialmente dirigidas a los siguientes segmentos de negocio: Sanitario (infraestructuras hospitalarias y de la tercera edad), Hoteles, Sector Inmobiliario, Centros de datos (en la nube o en Edge) y Retail (comercio, restaurantes y servicios minoristas)”, resume el gerente de Canales.

—¿Es negocio formar profesionales y sostener la oferta de edificios saludables/inteligentes? ¿Cómo deben ser posicionadas estas soluciones?
—Hoy en día la eficiencia y la sustentabilidad (ambas características distintivas de nuestros EcoXperts) son dos de las propuestas de valor con mayor demanda y si evaluamos las tendencias de los próximos años, sin ninguna duda su valor agregado pasará a ser una necesidad básica de cualquier proyecto. La eficiencia es vinculante al éxito de cualquier empresa, negocio o emprendimiento, debido a un entorno cada vez más competitivo, donde los márgenes tienden a bajar y la necesidad de optimizar los costos energéticos y de mantenimiento son cada vez más críticos. En cuanto a la sustentabilidad, además de tener un valor incremental en el tiempo debido a los problemas globales, las estadísticas demuestran que un edificio verde es un 14% menos costoso de operar (2016 World Green Building Trends Market Report). La sustentabilidad es un diferencial crítico entre los millennials a la hora de retener talentos, conquistar nueva fuerza de trabajo o conquistar clientes. Vale aclarar, que la generación millenial ya son el 50% de la fuerza laboral (serán el 75% en el 2025), y representan actualmente más del 50% del consumo. Tienen muy en claro sus preferencias y entre ellas se encuentra la digitalización, autonomía, y principalmente su compromiso con la sustentabilidad.

“Ante estas evidencias y tendencias es claro que formar profesionales aptos para llevar adelante este tipo de implementación no solo es negocio, sino que es crítico para crecer. Para avanzar con la implementación de estas soluciones de alto nivel suelen ser necesario el compromiso de Facility managers, mandos jerárquicos (ingeniería) o inversores, pues si bien el retorno de inversión es rápido y se está acelerando exponencialmente, impacta en múltiples áreas (mantenimiento, valor de la propiedad, ventas, costos, etc.) y es necesario para identificarlo ver el bosque, finaliza López Gentile.

Acceso sin contacto

Hipcam se define a sí misma como la primera “proptech” (startup tecnológico con una solución para edificios) argentina. Y su foco es digitalizar los accesos a los edificios residenciales y corporativos para que cada usuario (individuos y consorcios) pueda administrar la seguridad, ya no con un portero eléctrico convencional, llaves o guardias de seguridad, sino a través de la tecnología inteligente, simple y fácil de usar, a un muy bajo costo. “Hipcam tiene como propósito revolucionar los accesos a edificios residenciales y corporativos a través de la tecnología, para lograr comunidades más seguras y conectadas”, define Esteban Zecler, CEO del emprendimiento.

Su solución se llama Video DoorBell Concierge y está compuesta por un dispositivo de ingreso (similar a un video-portero eléctrico, aunque conectado y con varias funciones adicionales), un dispositivo trabapuertas (que provee una fuerza de 600 kilos), ambos conectados vía Internet a una plataforma de nube, y una app para atender desde el móvil. La solución en su conjunto permite:

  • Atender, reconocer y abrir la puerta a las visitas a través de una videoconferencia con el celular.
  • Apertura de puerta con Face Recognition y Código de seguridad.
  • Apertura de la puerta con un botón desde la app.
  • Creación y gestión de llaves digitales temporales (QR) para las visitas.
  • diferentes de alertas de seguridad: silenciosa con código de emergencia, botón de pánico (notificando de la emergencia a los vecinos).
  • Integración de proveedores de empresas de seguridad.
  • Registro de eventos con imágenes.

La solución es de fácil despliegue, aunque es necesaria la intervención de un integrador tecnológico habilitado por Hipcam (en este caso de la mano del distribuidor de la marca, que es Secutiry One). “En un mismo dispositivo reunimos un portero eléctrico, una cerradura, un botón de pánico, una cámara de seguridad y una sirena que podemos activar en una situación de emergencia”, resume Zecler. El sistema puede formar parte de una solución más amplia de control de asistencia, dado que se integra con ichek (un software de gestión de Recursos Humanos) de Onsoft, y con la central de monitoreo de SoftGuard. Si bien hace pocos meses que la solución comenzó a ser distribuida comercialmente, ya cuenta en su cadena de partners a GIA (Global Intelligent Access): una empresa especializada en soluciones integrales de seguridad electrónica para edificios de viviendas y de oficinas.

Alejandro Alonso

Periodista de ciencia y tecnología, y escritor. Ha trabajado en medios como Insider, ComputerWorld, IT Resellers Magazine, Telecomunicaciones & Negocios y Prensa Económica, entre otros, a lo largo de más de 25 años de trayectoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
X