Videovigilancia: Las ventajas de ver en colores en ámbitos de escasa iluminación

Grandes fabricantes de cámaras, como Axis, Dahua o Hikvision han desarrollado equipos que pueden apreciar los colores en escenas oscuras, lo que representa una gran ventaja a la hora de monitorear personas y vehículos en tiempo real, y también en el reconocimiento forense. Tres partners de estas marcas explican de qué se trata esta tecnología y sus ventajas.

A principios de agosto, Dahua relanzaba en América Latina sus cámaras con tecnología Full Color, que permiten tomar videos en colores aun en condiciones de nocturnidad. Esta característica, que en un principio podría parecer incluso frívola, tiene en realidad numerosas ventajas con respecto a otras alternativas para monitorear en condiciones de muy escasa iluminación. “Se trata de una evolución considerable. Es un cambio de 180º en lo referente a tecnología de cámaras”, dice Marcelo González, gerente comercial de EMEGE Group, partner de Dahua en la Argentina. Vale aclarar que EMEGE Group es una empresa de seguridad electrónica relativamente joven, especializada en el desarrollo y las implementaciones de sistemas de seguridad. A pesar de que EMEGE tiene tan sólo un lustro en el mercado, González acumula ya dieciocho años de experiencia, atendiendo empresas importantes.

“El resultado es una cámara que permite ver en colores las 24 horas. Para lograrlo, Dahua dotó a sus equipos con mejores lentes y un chipset ISP que permite esta captura de color en plena oscuridad”, describe González. Los modelos que gozan de esta tecnología son:

  • IPC WizMind 5 Series Full-color Camera
  • IPC WizSense 3 Series Full-color Camera
  • IPC Lite Full-color Camera
  • HDCVI 5MP Full-color Camera
  • HDCVI 4MP Full-color Camera
  • HDCVI 1080P Full-color Camera

Estas cámaras permiten una apertura de f/1 (el diafragma está sumamente abierto, por lo tanto, deja pasar mucha luz). Además, poseen el nuevo sensor Sony Starvis, especialmente diseñado para esta ocasión. A esto se suma un poderoso procesador, que es el que debe lidiar con toda la carga de datos. Estas características están ya incluidas en las cámaras, por lo que la nueva capacidad puede ser aprovechada cualquiera sea el grabador. Acaso la mayor ventaja que ofrece la nueva tecnología es que permite aplicar inteligencia de video a imágenes tomadas en condiciones de baja iluminación, algo que hasta ahora era imposible. Existen dos tipos de cámaras Full Color: los modelos que incluyen luz blanca, y aquéllos que no incluyen ni luz blanca ni IR.

Marcelo González

Sobre los escenarios de aplicación, González explica: “Hemos utilizado estos equipos en barrios cerrados, que tenían un sistema de cámaras IP, pero sin la tecnología Full Color. Se hizo el reemplazo de la tecnología, y esto resultó en imágenes con mejor definición y menos disparos en falso”. González también ha atendido hipódromos y casinos, que presentan ambientes interiores con baja iluminación. “Con los modelos anteriores se nos complicaba la obtención de una buena definición”, acota. Los nuevos modelos con tecnología Full Color permiten identificar a una persona. “Con los iluminadores LED (propios de modelos tradicionales de cámaras que pueden ver en la oscuridad), salvo que vos conozcas a esa persona, es difícil identificarla. Pero con Full Color esto no pasa. Hoy se puede mapear el rostro y hacer el reconocimiento”. Esta misma experiencia es aplicable a estacionamientos subterráneos para la identificación de patentes. “Con baja luz o durante la noche, la cámara puede ver en colores. Pero si se enciende adicionalmente el iluminador de luz blanca (que algunos modelos incluyen) se ve aun mucho mejor”.

“Es muy poca la diferencia de precio que estos productos tiene respecto de cámaras sin esta tecnología”, comenta González, y agrega: “Es posible incluso que la diferencia llegue al 20% respecto de una cámara común. Dahua ha logrado que estos precios se mantengan, de modo que con casi la misma inversión se obtiene un producto que es cincuenta o cien veces mejor que el que tenías antes”. En este contexto, la tecnología Full-Color se puede combinar con Smart Motion Detection (SMD), convirtiendo a la solución en una opción excelente para clientes con proyectos pequeños y medianos, ya que todas las demandas prácticas se cubren con un costo relativamente bajo.

“El cliente lo va a querer”

Si de ver en la loscuridad se trata, Hikvision tiene una tecnología propia llamada ColorVu. Para Cristian Iammarrone, gerente comercial de Selnet (partner de Hikvision, que ya ha desplegado esta tecnología en varios clientes), “ColorVu es una de esas tecnologías que dejará sin lugar a duda una marca fuerte en el historial de los avances tecnológicos, es un antes y un después. Podríamos mencionar puntos pasados de inflexión, como fue la migración de las grabadoras de cinta ante la llegada de los equipos digitales, el cambio de las cámaras blanco y negro a cámaras color, el CCTV (cerrado, como dicen sus siglas) a poder ver las cámaras por Internet, la compresión MJpeg a H264, o bien el salto de baja calidad con la llagada de la tecnología Hikvision TVI que revolucionó en su momento el mercado de las cámaras analógicas con resoluciones seis veces mayor”.

Cristian Iammarrone

Para Iammarrone, estos cambios tuvieron un fuerte impacto, “porque llegaron con éxito al último eslabón de la cadena, al decisor, al consumidor final y, en definitiva, al usuario del sistema”. En la práctica, esto significa un amplio awareness sobre la disponibilidad de las tecnologías, pero también el hecho de que fueron asequibles desde el punto de vista del precio. “Cuando el usuario se enteró que podía ver las cámaras en forma remota desde el celular, vía Internet, usando su abono ya pago de servicio mensual, lo quiso. Cuando el usuario se enteró que podía disponer de una cámara analógica con la misma resolución con la que veía en FHD un partido de futbol en su TV, lo quiso. Y ahora, cuando el usuario se entere que podrá ver la imagen a color de noche y con extrema baja iluminación, lo va a querer”.

ColorVu es una tecnología que está presente en cámaras de seguridad, ya sea analógicas o IP. “Estas cámaras no trabajan con infrarrojos, que es la herramienta conocida que nos permitía hasta ahora ver de noche, pero pasándose la imagen automáticamente a blanco y negro. La serie ColorVu trabaja en la mayoría de los escenarios sin necesidad de iluminadores extra, y manteniendo la imagen colorida. En situaciones donde la iluminación sea nula, o casi nula, puede incorporar un iluminador de luz natural cálida para acompañar el escenario”, precisa Iammarrone. Nuevamente, en el seno de esta tecnología están las lentes avanzadas y los sensores de mayor sensibilidad. “Estas cámaras ya han sido lanzadas al mercado, y la reacción fue mejor que la esperada, con altísima demanda por parte de los clientes. Es que las ventajas son muchas, y como una imagen vale más que mil palabras, sólo es necesario ver el equipo funcionando en un escenario donde antes se veía blanco y negro y ahora se verá 100% full color”.

Iammarrone explica que el color proporciona información valiosa, “nos da una mejor percepción, nos permite adicionalmente correr analíticas precisas sobre la cámara como por ejemplo la detección de movimiento humano, y dejándonos ver lo que antes no veíamos”. En cuanto a los costos, aclara, “han bajado significativamente acercándose mucho a las tradicionales cámaras infrarrojas”. Al tratarse de despliegues que se hacen típicamente en el marco de proyectos, Iammarrone considera que “si bien las cámaras ColorVu están por encima en costos que las tradicionales, en el global del proyecto, cuando se mida la inversión total, la diferencia será mínima contra el valor agregado percibido del sistema adquirido”.

“Esta tecnología puede ser utilizada para actualizar prácticamente cualquier equipamiento existente adquirido en los últimos años —puntualiza Iammarrone—, siendo necesario sólo cambiar los extremos, es decir las cámaras. En resumen, entonces, si contamos actualmente con un sistema de video seguridad IP o analógico, pero sin la prestación de full color, se podrá actualizar el sistema solo migrando las cámaras, sin tener que reemplazar equipos de gerenciamiento, software, ni teniendo que realizar cableado nuevo alguno”.

Martín Hanono, director de Canales de Hikvision, coincide en que el color es información, “y ColorVu 2.0 es la nueva generación en cámaras de seguridad que permiten ver las 24 horas los siete días de la semana, ¡a todo color!”. El ejecutivo precisa que las cámaras se basan en tres pilares fundamentales. El primero, una lente con una apertura F1.0, que permite capturar cuatro veces más luz que una lente convencional. Esta lente trabaja en conjunto con un sensor avanzado que aprovecha el máximo la luz obtenida con el lente para dar un resultado óptimo en color a través de un algoritmo autoapadativo y 3D DNR. Y, como último punto, se complementa con una luz suplementaria para escenarios sin luz natural o que rompan con el umbral de lux de la cámara, pero que no es necesaria para la mayoría de los escenarios. “A diferencia de su versión anterior, ColorVu 2.0 ya comprende una suite de productos Analógicos e IP, obteniendo una escala amplia en el umbral de lux de las cámaras en su propio portfolio”.

Los modelos que hoy están disponibles en el mercado son las series DF0T(serie económica), DF3T (New Color Vu) y DF8T (Vivid ColorVU). En cuanto a los escenarios de uso, Hanono explica: “Las cámaras ColorVu son para uso cotidiano, expandiendo las posibilidades y brindando un salto tecnológico y generacional en el mercado de cámaras que hoy brindan visión nocturna en blanco y negro a través de IR. Los mejores escenarios para aprovechar su uso son exteriores, un claro ejemplo es un estacionamiento, donde con una cámara con IR ya tenemos 2 problemas, el primero es que el IR refleja sobre las patentes, esto las hace ilegibles al ojo humano, y como segundo punto, perdemos la información sobre el vehículo, solo nos podemos manejar en una franja de grises. Con la ayuda de ColorVu podemos derribar estos inconvenientes, ya que la luz suplementaria no genera ningún tipo de reflejo sobre la patente y podremos obtener el color del vehículo sin problema”.

Con todo, Hanono recomienda abordar estos proyectos de la mano de los partners del canal de Hikvision, tal el caso de Selnet, que son quienes pueden sumar valor para que el proyecto llegue a buen término.

Tecnología de segunda generación

La tecnología Axis Lightfinder (que fue lanzada hace una década y ya va por su segunda versión) ofrece vídeo de alta resolución a todo color con un mínimo de desenfoque de movimiento incluso en la oscuridad casi total. Debido a que elimina el ruido, Lightfinder hace que las áreas oscuras de una escena sean visibles y captura grandes detalles con muy poca luz. El resultado es una excelente calidad de imagen sin necesidad de fuentes de luz externas.

Juan Sciancalepore

“La tecnología a lo largo del tiempo fue mejorando, por eso hoy podemos hablar de Lightfinder 2.0. Es la tecnología que actúa en el límite del corte que hace una cámara para pasar en baja iluminación de color a blanco y negro”, define Juan Sciancalepore, gerente técnico de Conectia Wireless, Solution Gold Partner de Axis desde su desembarco en la Argentina, hace más de una década. “Conectia Wireless es un integrador de tecnología de videovigilancia y telecomunicaciones, con presencia en el mercado de tecnología hace más de treinta años. Si bien Conectia nació en 2006, quienes trabajamos allí tenemos una larga trayectoria en el rubro de Tecnología”, acota Matías Rando, director comercial de Conectia Wireless.

Matías Rando

Rando considera que Lightfinder fue en su momento una gran novedad, pero que hoy es un “estándar de la industria”, seguido por otras marcas. En cuanto a los escenarios de usos, Sciancalepore destaca la protección perimetral: espacios abiertos y grandes extensiones muy poco iluminados. “Si bien hay otras tecnologías que cubren mayores distancias (como, de hecho, Axis provee a través de sus cámaras térmicas y otras), en las zonas donde se puede cubrir con una cámara óptica Lightfinder brinda la facilidad de seguir viendo color cuando ese mismo panorama tomado por una cámara común se vería en blanco y negro. Esto sirve, por ejemplo, a los fines forenses de las imágenes. No es lo mismo una figura en blanco y negro, que la imagen de una persona con ropa de colores”. En estos casos, y dada la capacidad de ver bien en la oscuridad, las cámaras podrían, potencialmente, minimizar el uso de la iluminación externa, con los costos que esto lleva asociados.

Rando da otro ejemplo de caso de uso que los clientes de Conectia solicitan, esta vez en interiores. “Una aplicación que piden mucho los clientes, es el uso de esta tecnología para monitoreo de salas de racks y centros de datos. Estas salas suelen estar poco iluminadas, o bien no requieren iluminación permanente. Con poca iluminación podemos obtener imágenes en colores, protegiendo así un activo importante de infraestructura. Generalmente los clientes, teniendo en cuenta las alternativas disponibles (cámaras con IR o con tecnología Lightfinder), prefiere una cámara con Lightfinder”.

Alejandro Alonso

Periodista especializado en ciencia y tecnología. Trabajó en publicaciones como Banqueros & Empresarios, Telecomunicaciones & Negocios, Customer Service, Prensa Económica, Computerworld, e Insider, entre otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
X