Minería de procesos, o el camino menos accidentado hacia la Transformación Digital

En la última década comenzaron a popularizarse ciertas herramientas que eran capaces de extraer información directamente de los registros de los sistemas de gestión y transaccionales, con el objetivo de monitorear, diagnosticar y transformar procesos. Process Mining es hoy una poderosísima herramienta de cambio, y el secreto mejor guardado por las grandes empresas.

Si bien el concepto de Minería de Procesos (o Process Mining) nació en la postrimerías del siglo XX, fueron las APIs y los sistemas abiertos los que realmente permitieron llevarlo a su máxima expresión. Resumidas cuentas, la idea es extraer la mayor cantidad posible de datos de cada proceso de negocios, a fin de entender qué se está haciendo bien, qué se está haciendo mal, y cómo se podría hacer mejor. En la actualidad, la Minería de Procesos es, para muchas organizaciones con procesos complejos que generan cantidades descomunales de datos, una suerte de mapa preciso y dinámico que indica dónde está parada la organización en relación con su “forma de hacer las cosas”, que es un gran punto de partida para cualquier actividad relacionada con transformación digital del negocio y la automatización robótica de los procesos (RPA).

Click para ampliar

¿Dónde están la piedra y el zapato?

“Las empresas, en un contexto de constante cambio e innovación tecnológica, se ven obligadas a transformarse para satisfacer las necesidades del mercado y adaptarse rápidamente ante fluctuaciones de la demanda”, explica el ingeniero Maximiliano Bracho, gerente de Delivery & Consultoría Estratégica en Varegos. Si bien la mayoría de las empresas coinciden en la necesidad del cambio, agrega Bracho, no todas conocen a ciencia cierta cuál es el problema de fondo por el cual dicha transformación es tan necesaria. La minería de procesos es, precisamente, una herramienta diagnóstica que permite entender el porqué de ciertos síntomas de la operación: falta de eficiencia, o de competitividad, bajos márgenes, estructuras poco dinámicas y/o estancamiento.

Maximiliano Bracho

Process Mining es una herramienta esencial en esta transformación, dado que permite obtener una radiografía de la situación actual de la compañía, al combinar conocimientos y prácticas de la ciencia de datos y la ya muy conocida ciencia de procesos. Esto permitirá al negocio, en conjunto con los arquitectos corporativos y directivos, definir un plan de acción concreto que asegure la transformación digital y lleve a la compañía a un nuevo estándar”, indica Bracho.

Varegos es un proveedor tecnológico con más de seis años en el mercado, y oficinas tanto en Buenos Aires como en Montevideo, que ofrece servicios de Integración, Ciencia de Datos, BPM, Cloud, Consultoría y Soporte. Si bien la empresa es relativamente joven, sus integrantes llevan más de una década y media dentro del ecosistema IBM y, de hecho, en este corto tiempo la compañía se ha convertido en Platinum Business Partner de IBM en numerosas categorías. Entre los clientes de Varegos figuran Andreani, Red Link, Nespresso, Supermercados Día, Banco Ciudad, Zurich y Walmart.

Para Varegos, la Minería de Procesos cierra la brecha existentes entre el mundo del BPM (los sistemas de Gestión de los Procesos de Negocios), el modelado de procesos y el análisis basado en modelos, con el de la minería de datos, la inteligencia de negocios y las estadísticas. Las modernas tecnologías permiten la captura de los datos de los procesos directamente desde los sistemas transaccionales y de gestión, evitando descripciones subjetivas, parciales e incompletas de parte de quienes ejecutan estos procesos o se ven involucrados en ellos. En algunos casos, esta captura es en tiempo real (por lo que el mapa del proceso puede verse en vivo), pero lo más frecuente es extraer datos de los registros históricos generados por los sistemas transaccionales o de gestión. A la hora de citar las herramientas que Varegos usa para realizar este diagnóstico, Bracho menciona myInvenio (adquirida por IBM), Prom, RapidProm y PromLite (son open source), Disco (Fluxicon) y PAFnow (que funciona sobre Microsoft PowerBI). Consultado sobre el outcome o resultado que el cliente/decisor empresarial recibe de parte del diagnóstico, el especialista destaca que la Minería de Procesos realizada sobre datos históricos (bases de datos de sistemas transaccionales) habilita tres posibles actividades:

  • Process Discovery: “descubrir” la realidad del negocio mediante registros de eventos, obteniendo métricas de todos las acciones operativas bajo análisis.
  • Conformance Checking: definir la secuencia de pasos (procesos) que se definen como “estándar” a ser cumplido y auditar cómo se comporta la operación.
  • Process Enhancement: definir roadmap de mejora de procesos (negocio, tecnología y personas), para volver a medir una vez implementada las mejoras.

“Las empresas pueden realizar, sin duda alguna, la Minería de Procesos de forma autónoma, contando con los recursos (humanos y económicos) a ser destinados para tal fin. Es importante destacar, sin embargo, que para realizar una correcta ejecución de un proyecto de Process Mining, se requieren skills de negocio y operaciones (para comprender qué se está analizando), de tecnología (para detectar y extraer los eventos) y de datos (para realizar una correcta selección de los datos a ser analizados, con su correspondiente proceso de aseguramiento de calidad), destaca Bracho y sentencia: “Algo peor que no tener un diagnóstico, es tener uno erróneo, y eso suele suceder generalmente debido a la cantidad y calidad de los datos”.

—¿Qué rol les cabe a los consultores y por qué son importantes?
—En Varegos, los consultores pertenecen a la unidad de Consultoría Estratégica, que es la que permite crear valor en las organizaciones mediante la combinación de experiencias, estándares metodológicos y conocimientos formales, con especial atención en la mejora continua, luego de haber logrado incrementos en los beneficios corporativos y la reducción de ineficiencias en todos los ámbitos de la organización. Los consultores en Process Mining, además de conocer las diferentes herramientas que habilitan y facilitan la minería de procesos, son profesionales que cuentan con diversos skills gracias a su extensa trayectoria y formación profesional (títulos de grado, certificaciones de industria y de herramientas). Como en toda iniciativa nueva en una compañía, la incorporación de capacidades especializadas, con conocimiento teórico y práctico en el campo de estudio, acelera enormemente la curva de adopción, reduce costos y aumenta las probabilidades de éxito.

Beneficios de la Minería de Procesos

Para Maximiliano Bracho, de Varegos, los principales beneficios de la Minería de Procesos son:

  • Lograr detectar, visualizar y comprender la organización de forma objetiva (mediante datos).
  • Obtener métricas de rendimiento organizacional, a nivel de procesos, tareas y recursos.
  • Identificar cuellos de botella.
  • Identificar oportunidades de mejora.
  • Aislar escenarios para su análisis específico (casos excepcionales).
  • Rápida adopción y fácil implantación.
  • Es una gran primer iniciativa para compañías que están pensando en implementar la Gestión de Procesos de Negocio mediante un BPMS (Business Process Management System).
  • Retorno de inversión menor a un año (en caso de servicios de terceros).
  • Habilita a la mejora continua.
  • Permite auditar procesos y procedimientos con gran facilidad.
  • Dependiendo la herramienta, es posible simular escenarios futuros con reducción de costos de operaciones y/o tiempos de los procesos.

Motor de transformación

Carolina Esteves

Conociendo el poder de la Minería de Procesos, parece lógico preguntarse qué industrias verticales podrían sacarle más provecho. Sin embargo, para Carolina Esteves, líder de práctica de Procesos de Practia, este abordaje por vertical no resulta práctico. “La aplicación de Process Mining tiene más que ver con la necesidad de las organizaciones de optimizar sus procesos para mejorar la eficiencia y la experiencia de los clientes que consumen sus productos o servicios. Este concepto aplica a empresas de múltiples sectores, como Banca y Finanzas, Seguros, Telecomunicaciones, Medios, Utilities, Energía, Industria, Consumo Masivo, Servicios, y Administración Pública”, ejemplifica. Los procesos que suelen abordarse suelen estar en las áreas administrativas, como pagos, cobranzas, gestión de proveedores, inventarios; áreas de operaciones y logística, mantenimiento, distribución, field services, áreas de comerciales y de post venta, entrega de productos/servicios, soporte al cliente o reclamos.

Practia es una, empresa argentina con presencia regional en el país, Bolivia, Chile, España, México, Perú y Uruguay. Brinda servicios de consultoría y desarrollo de soluciones basadas en nuevas tecnologías como IA, ML y computación cognitiva, entre otras. “Contamos con especialistas y trabajamos con soluciones líderes en Process Mining de proveedores como UiPath, IBM, myInvenio y Microsoft. Practia tiene una larga trayectoria en la mejora de procesos de negocio y de IT, aplicando diferentes modelos y marcos de referencia como LEAN, CMMI, PMI, ITIL, APQC.  En los últimos años estas prácticas, que tienen sobre todo un enfoque consultivo basadas en entrevistas, talleres y relevamientos, se han ido complementando con el uso de herramientas de Process Mining que permiten un análisis sobre datos reales, monitoreo continuo y optimización.  Desde Practia, brindamos a las empresas servicios de mejora de procesos, implantación y soporte sobre las herramientas de Process Mining”.

Esteves explica que Practia ha desarrollado proyectos de Process Mining para grandes empresas de sectores como: Energía, Consumo Masivo y Banca, aplicándola a procesos relacionados con áreas comerciales, de finanzas, operaciones y recursos humanos. “La problemática de análisis y mejora de procesos aplica a empresas de cualquier sector y dentro de ellas a múltiples áreas”. Tal el caso de una empresa de Consumo Masivo que aplicó Process Mining a sus procesos de Procure to Pay (el proceso que transcurre desde la solicitud de compra de un elemento hasta su pago) y Pago a Proveedores, y los de empresas de Energía que atacaron los procesos corporativos de Reclutamiento y Selección de Personal en la áreas de RRHH, y también de Mantenimiento de Activos (este último con la solución PM de SAP). Otro de los clientes de Practia, del vertical Seguros, lo aplicó al Alta de Clientes, siempre con buenos resultados.

Para Esteves, “es difícil hablar de transformación digital sin mencionar tecnologías como inteligencia artificial, algoritmos y automatización. En este punto, la Minería de Procesos es una de las tecnologías que impulsa la transformación en las organizaciones. Es una tecnología que permite entender cómo son los procesos de la organización, cómo suceden en la realidad, permitiendo identificar oportunidades de mejora, oportunidades de digitalización, donde se pueden mejorar los tiempos de respuesta, donde se pueden automatizar tareas, mejorar la asignación de recursos y eliminar cuellos de botella. Además, facilita el monitoreo de los procesos ayudando a establecer y priorizar objetivos como camino hacia la mejora continua”.

Datos + Inteligencia

Sergio Killian, gerente general de la operación en la Argentina de Edison, señala que la aplicación de Minería de Procesos en Europa tiene ya una década, pero en América Latina apenas supera el lustro. “Esta ciencia tiene un potencial tremendo para analizar procesos de forma bastante autónoma”. Y es que cambiar (para mejor) un negocio sin aplicar la información que ese negocio transpira en cada uno de sus procesos es someterse a un “prueba y error” que puede resultar erosionante. “El Process Mining te permite hacer la radiografía de cómo opera una compañía, y presentarla, respaldada por datos, pero también aplicando la inteligencia que nos diga cuáles de estos datos son los que sirven, o bien resultan interesantes para analizar”.

Con todo, como bien se adelantó, Minería de Procesos es solamente el prólogo de otros procesos transformadores. Process Mining es la piedra angular para una transformación digital y la automatización de los procesos. Process Mining te dice dónde están las posibilidades de mejoras, y esto va desde automatizar todo el proceso a, simplemente, cambiar una regla de negocios para que no haya cuellos de botella innecesarios”. Killian asegura que la evolución de la Minería de Procesos ha decantado en los actuales Execution Management Systems (EMS), “que permiten ir desbloqueando ineficiencias a partir de los datos que proveyó la Minería de Procesos”. Esto último aplica muy bien en compañías (o áreas dentro de las compañías) que han pasado por distintas etapas y diversos sistemas. Estas organizaciones a veces no alcanzan a ver que ciertas reglas de negocio ya no son relevantes o han dejado de aplicar, y que obstaculizan además el tránsito dentro de un proceso determinado.

Consultado sobre qué necesitan las empresas para encarar la Minería de Procesos, Killian pone en primer lugar la tecnología que permite conectar las herramientas de Process Mining utilizadas a los distintos sistemas de la empresa (como puede ser un CRM, un ERP, sistemas de gestión de Ventas, u otros) y hace el procesamiento y la presentación de la data que procede de todas estas fuentes para luego presentarla. “A partir de este primer paso, que acelera mucho el entendimiento, viene luego los servicios de consultoría, o incluso las mismas compañías pueden analizar sus procesos abasteciéndose con esta tecnología”. Para Killian, la consultoría especializada es conveniente en la puesta en marcha que implica la interconexión a las fuentes de los datos, porque aporta valor al cliente. En etapas posteriores dependerá del tipo de profesionales con que cuente la empresa y del tipo de procesos que quieran revisar.

A la hora de hablar de herramientas, Edison es Partner de una herramienta alemana llamada Celonis, con varios proyectos desarrollados en Argentina y América Latina en general, y además son partners de SAP, cuya oferta se vio enriquecida con la adquisición de Signavio, en enero de este año. Esta adquisición y otras similares (en abril se anunció la adquisición que IBM hizo de myInvenio) dan cuenta además del dinamismo del sector. “SAP tiene ahora una oferta muy interesante, no sólo en Process Mining, sino también en el resto de las herramientas que aseguran que la transformación se haga realidad”, extima Killian.

Killian asegura que esta tecnología sólo resulta útil (y aplicable) en empresas que generan grandes volúmenes de datos y cuyos procesos tienen cierta complejidad. “Una empresa podría facturar muchísimo, pero si esto lo obtiene a través de cuatro facturas, no necesitará de este tipo de herramientas para hacer Process Mining”. Teniendo en cuenta lo anterior, la aplicación de la Minería de Procesos tendrá sentido en aquellas organizaciones que sean innovadoras, y que quieran obtener resultados rápidos, no importando a qué sector de la industria pertenezcan esas organizaciones. Con todo, es dable esperar que ese volumen de datos transaccionales se dé con más frecuencia en verticales como Retail, Banca, Gobierno, Seguros y Utilities, por dar unos pocos ejemplos.

NOTA: En este mismo apartado podrá acceder a la videoentrevista que ITSitio.com ha realizado a Sergio Killian, quien lidera la operación local de Edison, donde se repasan definiciones, ventajas y casos de éxito de la Minería de Procesos, y los resultados prescriptivos obtenidos gracias herramientas de Process Mining que utilizan IA, como Celonis y Signavio.

Con todo, para quienes no conocen del tema, la pregunta del millón es si la Minería de Procesos es (valga la redundancia) un proceso que empieza y termina, para dar paso al cambio y la transformación, o bien es un ciclo continuo e iterativo. Killian responde: “Históricamente, la forma de trabajar era conectar un proceso, analizarlo, encontrar las oportunidades de mejora y aplicarlas, para volver a medir todo dentro de un tiempo. Primero reviso un proceso, luego paso al siguiente, y al siguiente… y pasado un cierto tiempo vuelvo a revisar el primero. Pero, ¿hacia dónde va hoy la Minería de Procesos? Los EMSs nos permiten tener procesos conectados, de modo que podemos escuchar todo el tiempo los procesos y podemos analizarlos”. Estas nuevas prácticas, que llegan de Europa, habilitan a la corrección de reglas y a la posibilidad de recibir propuestas de mejoras de procesos en tiempo real.

El caso PAE: Cómo remover las trabas del brick and mortar

Estas posibilidades de las herramientas de Process Mining fueron muy bien aprovechadas por uno de los clientes de Edison: Pan American Energy (PAE): una compañía regional de energía fundada en 1997 a partir de la fusión de Bridas y Amoco/British Petroleum, que hace cuatro años se fusionó con Axion Energy (hasta ese momento controlada al 100% por Grupo Bridas). Dicha operación dio como resultado un grupo integrado y global, que a su vez es la compañía privada de Energía más importante de la Argentina y la región. En este marco, y dada su experiencia en el área de TI, una de las tareas que tuvo su gerente ejecutivo de Operaciones Comerciales (la marca comercial es Axion), Martín Ruiz —más allá de las operaciones de backoffice y de la distribución entrega de combustibles y otros productos a las estaciones de servicio—, fue la de impulsar la transformación digital del retail de Axion. Además, dentro de las responsabilidades de Ruiz, también estaba todo lo relacionado con Minería de Datos y Data Science aplicados a ese negocio (lo que en la jerga de Oil & Gas se conoce como Downstream Comercial).

Martin Ruiz

“Todos los proyectos que hacemos deben contribuir en tres cosas: mejorar la experiencia del cliente, aumentar la eficiencia para nosotros y deben aportar datos nuevos —explica Ruiz—. Entren de ser más eficientes, nos propusimos eliminar todos los intermediarios entre el sitio donde se da la necesidad y el punto donde esta necesidad se ve reflejada en una plataforma o un sistema. Esto tiene mucho que ver con el rediseño de los procesos, muchos de los cuales, en nuestro caso, vienen desde los años 1980s o 1990s”. Fue en este marco que decidieron contratar consultoría para el diagnóstico, la medición y la mejora de esos procesos.

“Lo malo de los métodos tradicionales para hacer ese relevamiento, como por ejemplo Six Sigma, es que hablás con gente que te cuenta sólo lo que se acuerda, y que no te cuenta aquello que podría perjudicarlo”, señala Ruiz. Este sesgo no llega a superarse del todo a través de la superposición de distintos testimonios. “Tardás seis meses, pero cuando terminás tenés un documento que no te describe exactamente el nivel de eficiencia o ineficiencia de ese proceso”. Ruiz conoció Celonis en un encuentro de su actual competidor, SAP. “Me pareció espectacular porque borraba de un plumazo la necesidad de miles de hora de consultoría para obtener un documento que no describía exactamente lo que estaba pasando”.

Esta epifanía lo transformó en un auténtico converso a la herramienta de Celonis y las nuevas metodologías, creencia que lo acompañó cuando ingresó en PAE. “Una de las primeras cosas que me pidieron fue que ayudara a mejorar los procesos de backoffice, y en particular el order to cash. Este proceso es aquel por el cual un operador de estación de servicio manifiesta que necesita combustible y desde la operación se hace todo lo necesario para que le llegue el camión (desde cobrar el envío hasta despacharlo). Sin embargo, reconoce Ruiz, más allá de la función básica del Process Mining, en la medida en que se van acumulando información, es posible hacer mucho más. “Queríamos simplificar el order to cash porque sabíamos que teníamos algunas oportunidades y además teníamos una idea de cómo hacerlo. Nos proponíamos eliminar intermediarios a través de una suerte de plataforma de autoservicio tipo Amazon, donde todo el mundo pudiera hacer los pedidos de combustibles y lubricantes. Con esto, apenas se hacía el pedido la orden caía dentro de los sistemas y en la línea de producción”.

“En paralelo al despliegue de Celonis ya estábamos construyendo este portal, donde la primera funcionalidad que liberamos fue el Marketplace para lubricantes —recuerda Ruiz—. De modo que usamos Celonis para medir el beneficio que nos traía el portal”.

Celonis permitió comparar con datos reales las llamadas al call center como cliente B2B de los operadores y todo el workflow discreto asociado, versus el proceso ya automatizado, lo cual demostró que un proceso de dos semanas se redujo a segundos. Pero además Celonis permitió ver que algunas órdenes no eran cursadas en segundos. Esta trazabilidad habilitó el descubrimiento y la eliminación o edición de reglas que aplicaban en el viejo sistema y que ya no eran pertinentes. Concretamente, en el viejo sistema, cuando se encargaba un lubricante que no quedaba en existencia, se tomaba el crédito y se mandaba a hacer. Esta regla bien podía desencadenar el bloqueo del crédito en un siguiente pedido, por más de que el operador no hubiera recibido el primer pedido. Esa regla, que servía cuando la compañía seguía un modelo más apegado al brick and mortar, fue eliminada. “Esto abrió la canilla de un conjunto de órdenes que estaba retrasadas y que ahora pasaban directamente”.

Ruiz sostiene que lo anterior hubiera pasado inadvertido sin la presencia de la herramienta, porque difícilmente a alguien se le ocurriría contemplar qué pasaba con ese porcentaje de órdenes con algún nivel de retraso. De hecho, la herramienta de Celonis les está permitiendo cierto nivel de proactividad en la relación con los clientes y la corrección de procesos. “Y permiten además poner el foco donde realmente están los problemas. ¿Es el cliente? ¿Es el proceso? ¿Es una actividad? ¿Es un empleado…? Celonis permite ver qué volumen de trabajo resuelve cada empleado cuando el trabajo es manual”.

El trabajo sobre el proceso de order to cash arrancó en abril de 2020, obteniendo las primeras mediciones en septiembre de ese año. “En diciembre ya estábamos haciendo mediciones contra el portal de autoservicio. Luego implementamos Cuentas a Cobrar y ahora estamos viendo Cuentas a Pagar”, resume Ruiz. Paralelamente, la plataforma de autoservicio sigue evolucionando e incorporando funcionalidades, por lo que la herramienta de Celonis permite hacer el seguimiento de manera iterativa, y agregar nuevos procesos. A esto se suman ciertas capacidades de Celonis que exceden el ámbito de la Minería de Procesos y están siendo bien aprovechadas en el Downstream Comercial de PAE, como por ejemplo ciertos agentes robóticos que hacen análisis de las transacciones en tiempo real y pueden avisar no sólo que ciertos pedidos no podrán ser satisfechos en el tiempo acordado con el operador, sino que además proponen (IA mediante) alternativas para paliar el problema.

La Minería de Procesos, según IBM

“Sin lugar a dudas es un acelerador de la transformación digital para cualquier empresa. En cualquier viaje que decidimos emprender necesitamos saber dónde nos encontramos hoy. Tradicionalmente, los clientes contratan servicios de consultoría para que, en conjunto con el área de procesos y los analistas del negocio, dediquen un sinfín de horas en recopilar información, entrevistar a los propietarios y usuarios del proceso, mapear referencias de procesos, estimar duraciones, costos, reelaboraciones y posibles variantes. Todo para apenas saber cómo funciona hoy la organización. Este esfuerzo se lleva la mayor parte del tiempo dedicado de los profesionales y el análisis de procesos tradicional carece de datos objetivos, por lo que a la larga no tenemos certeza de dónde estamos parados”, explica Manuel Cuevas, especialista técnico en Automatización de IBM.

“La Minería de Procesos nos ofrece un sistema de navegación, tal como lo tenemos en autos o en nuestros móviles. La minería de procesos aplica la ciencia de datos para descubrir, validar y mejorar los flujos de trabajo. Al combinar la minería de datos y el análisis de procesos, las organizaciones pueden extraer datos de registro de sus sistemas de información para comprender el desempeño de sus procesos, revelando cuellos de botella y otras áreas de mejora. Para esto, aprovecha un enfoque basado en datos para la optimización de procesos, lo que nos permite ser objetivos en la toma de decisiones sobre la asignación de recursos para los procesos existentes. Por ello, considero que es un acelerador de la transformación digital, ya que nos permite estimar de manera más eficiente los espacios de mejora y beneficios para la organización, como la optimización de procesos y asignación de recursos, así como la disminución de costos operacionales. A su vez, el resultado de la minería de proceso nos habilita a plantear una hoja de ruta de automatización exitosa, dando prioridad a aquellos proyectos que entreguen más valor en el corto plazo, al contar con información objetiva para tomar mejores decisiones”, agrega el especialista.

—¿Podría dar uno o dos ejemplos de los beneficios?
—La minería de procesos se centra en diferentes perspectivas, como el flujo de control, la organización, el caso y el tiempo. Si bien gran parte del trabajo en torno a la minería de procesos se centra en la secuencia de actividades, por ejemplo en el flujo de control, las otras perspectivas también proporcionan información valiosa para los equipos de gestión. Estos algoritmos y visualizaciones permiten a la gerencia ver si sus procesos están funcionando según lo previsto y, si no es así, los arman con la información para justificar y asignar los recursos necesarios para optimizarlos. También pueden descubrir oportunidades para incorporar la automatización de procesos robóticos, agilizando cualquier iniciativa de automatización para una empresa. Un ejemplo clásico es el proceso de procura de una organización. Este proceso se describe como la serie de pasos o tareas para que una organización adquiera bienes o servicios. Un análisis de minería de procesos para este caso nos permite detectar un conjunto de espacios de mejora que nos permiten eficientizar el proceso, mejorar el control de cada etapa y reducir pérdidas asociadas a los cuellos de botella o ineficiencias del proceso que pueden incumplir regulaciones, por ejemplo. Con el modelo generado, podemos cuantificar el ahorro que supone corregir o mejorar tareas de nuestro proceso de compras.

Cuevas explica que se han utilizado técnicas de Minería de Procesos para mejorar los flujos de procesos en una amplia variedad de industrias. Algunos casos de uso incluyen:

  • Fabricación y distribución: el proceso de llevar productos al mercado nunca se ha examinado más de cerca que en la actualidad. La salud y la productividad de las personas en todo el mundo han dependido de la velocidad de fabricación y distribución de vacunas y equipos de salud, por ejemplo. La minería de procesos puede eliminar los cuellos de botella entre los muchos jugadores distribuidos, con resultados críticos para todos.
  • Ventas: la minería de procesos puede examinar los ciclos de ventas en busca de desviaciones y otras ineficiencias. Esto puede ayudar a las empresas a asignar mejor los recursos y realizar mejoras en los procesos que apuntalan métricas como los días de cierre, una bendición para las empresas B2B cuyos ciclos pueden variar de tres a nueve meses, lo que presenta oportunidades para que los competidores aumenten su participación en el mercado.
  • Finanzas: La minería de procesos puede ayudar a los departamentos de finanzas a hacer que los procesos comerciales como la auditoría sean más eficientes al identificar desviaciones, como las compras inconformistas, que es la práctica de comprar bienes y servicios fuera de un proceso de adquisición establecido.
  • Comercio electrónico: la minería de procesos puede ayudar a las organizaciones a comprender mejor cómo funciona un proceso de cliente determinado para aumentar las ventas y mejorar la experiencia del cliente. Por ejemplo, una empresa de comercio electrónico puede producir modelos que muestren rápidamente métricas clave, como la relación entre las páginas web, las rutas críticas para la compra, el pedido al cobro y el tiempo para la resolución del problema (en el lado del soporte).

—¿Qué herramientas de IBM o de sus partners de tecnología están disponibles para esto?
—La minería de procesos es solo una parte de la modernización de su organización a medida que la necesidad de automatización se amplía en las operaciones comerciales y de TI. Desde IBM. Ponemos a disposición las capacidades de automatización impulsadas por Inteligencia Artificial de IBM Cloud Pak® for Business Automation, incluidos los flujos de trabajo prediseñados, para ayudar a acelerar la innovación al hacer que cada proceso sea más inteligente. IBM Cloud Pak for Business Automation es un conjunto flexible de software integrado que le ayuda a diseñar, crear y ejecutar aplicaciones y servicios de automatización inteligente en cualquier nube. Este año IBM anunció un acuerdo definitivo para adquirir myInvenio, una empresa de software de minería de proceso con sede en Reggio Emilia, Italia. La adquisición proporcionará a las organizaciones con data – driven software, que les ayudará a identificar los procesos de negocios de mayor impacto para automatizar el uso de IA – incluyendo ventas, compras, producción y contabilidad. Esto ayudará al avance de la estrategia de la nube híbrida e IA de IBM, proporcionando a los clientes un conjunto completo de capacidades de automatización impulsada por la IA. Esto se suma a la continua inversión de IBM en proporcionar a las organizaciones una oferta integral única de AI-power automation para la automatización de negocios, incluyendo la minería de procesos, la automatización robótica de procesos (RPA) a través de la reciente adquisición de WDG Automation, procesamiento de documentos, flujo de trabajo y decisiones. Todas estas capacidades están estrechamente integradas con IBM Cloud Pak for Business Automation y propulsado por Red Hat OpenShift para correr en cualquier lugar y ayudar a los clientes a automatizar toda su empresa.

—¿Cuáles son los diferenciales que aportan respecto de otras del mercado?
—Las organizaciones, desde las startups hasta las grandes tecnológicas, solo pueden acercarse a la máxima eficiencia y realizar mejoras clave en los procesos comerciales cuando comprenden cómo funcionan realmente sus flujos de trabajo. Con la minería de procesos, las organizaciones pueden exponer lo que realmente está sucediendo en sus procesos en lugar de operar bajo supuestos. Luego, pueden identificar las causas fundamentales de los cuellos de botella en tiempo real, optimizar sus recursos y escalar con total productividad y confianza. Nuestros clientes cuentan con las capacidades centrales de gestión documental, captura, gestión de procesos y gestión de reglas de negocio, así como con aceleradores clave para apalancar la transformación, como RPA, minería de procesos e inteligencia operacional. Todo ya está integrado en nuestra suite, donde los componentes son gestionados, gobernados y asegurados de forma centralizada y consistente. Además, podemos inyectar IA a cada componente para potenciar la solución que el cliente precisa. Por otro lado, desde el punto de vista tecnológico, nuestra oferta da libertad a nuestros clientes a consumir en cualquier modalidad de servicio y cualquier tipo de nube.

Alejandro Alonso

Periodista de ciencia y tecnología, y escritor. Ha trabajado en medios como Insider, ComputerWorld, IT Resellers Magazine, Telecomunicaciones & Negocios y Prensa Económica, entre otros, a lo largo de más de 25 años de trayectoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
X