El malware móvil se duplicó en 2018

No podemos dejar de usar dispositivos móviles pero sí prevenir los ataques. Pero, ¿cómo podemos lograr esto? En esta nueva edición de #HablandoDeSeguridad te damos los tips más útiles para lograrlo.

Los investigadores de Kaspersky Lab han visto que la cantidad de ataques que usan software malicioso móvil, prácticamente se duplicó en apenas un año. En 2018 hubo 116.5 millones de ataques, comparado con 66.4 millones en 2017, así como un aumento considerable de usuarios únicos afectados. A pesar de que fueron atacados más dispositivos, el número de ejemplares de malware ha disminuido, lo que ha llevado a los investigadores a concluir que la calidad del malware móvil se ha vuelto más impactante y precisa. Estos y otros hallazgos se dieron a conocer en el informe de Kaspersky Lab “Evolución del malware móvil 2018”.

A medida que el mundo aumenta la adopción de los dispositivos móviles, el papel de los teléfonos inteligentes en los procesos empresariales y en la vida cotidiana crece rápidamente. Para responder a esto, los ciberdelincuentes prestan más atención a la forma en que distribuyen el malware y los vectores de ataque que usan. Los canales por donde se entrega el malware a los usuarios y se infectan sus dispositivos son determinantes para el éxito de una campaña maliciosa, y se aprovechan de los usuarios que no tienen instaladas soluciones de seguridad en sus teléfonos.

El éxito de las estrategias para la distribución queda demostrado, no solamente por el aumento de los ataques, sino también por la cantidad de usuarios únicos que han encontrado malware. En 2018 esta cifra superó la del año anterior por 774,000, sumando 9,895,774 usuarios afectados. Entre las amenazas encontradas, el crecimiento más significativo se registró en el uso de Trojan-Droppers, cuya participación prácticamente se duplicó, pasando de 8.63% a 17.21%. Este tipo de malware se ha diseñado para burlar la protección del sistema y distribuir todo tipo de malware, desde los troyanos bancarios hasta el ransomware.

Las tres claves de la defensa:

  1. Contar con una herramienta de Seguridad confiable instalada en el dispositivo.
  2. Hacer un mantenimiento liberando recursos no utilizados en el dispositivo y desinstar Apps que no se usan. Esto puede ser una capacidad de la herramienta de Seguridad que utilicemos o una App específica.
  3. Sólo bajar Apps de lugares confiables.
Etiquetas
Mostrar más
Gustavo Aldegani

Gustavo Aldegani

Consultor Independiente en Seguridad Informática, con 25 años de experiencia, especializado en Implementación de Sistemas Informáticos Seguros en organizaciones militares, de gobierno y privadas de Estados Unidos, América Latina y Argentina. Profesor de la Materia Seguridad Informática en la Universidad de Belgrano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close