Core V31 de Thermaltake: water-cooling al extremo

El nuevo gabinete de Thermaltake tiene espacio para gran cantidad de hardware y para un complejo sistema de enfriamiento líquido capaz de mantener a todo ese hardware funcionando a temperaturas adecuadas. Además se caracteriza por su gran flexibilidad para combinar dispositivos de almacenamiento y placas gráficas de diversas maneras.

Los buenos gabinetes no sólo se destacan por su aspecto exterior; en su interior también deben tener las características y disposición adecuadas. La combinación de ambas cualidades no siempre se encuentra en un mismo producto. El último modelo de Thermaltake, sin embargo, parece haber logrado el balance correcto, ofreciendo una simple y limpia apariencia junto con una disposición interna bien diseñada que hace posible prácticamente cualquier ensamblaje imaginable.

Este nuevo gabinete se denomina Core V31 y presenta un formato mid-tower capaz de albergar motherboards de formato ATX. También hay espacio para una fuente ATX de hasta 220 mm de largo (o 180 mm con un ventilador instalado) y coolers de hasta 155 mm de alto. En teoría no le hace falta un cooler de enfriamiento por aire, dado que el gabinete está diseñado con espacio de sobra para sistemas de enfriamiento líquido.

El sistema de almacenamiento en el compartimiento principal es modular. Se pueden instalar dos bahías para unidades ópticas en una “jaula”, junto con tres unidades de 3,5 ó 2,5 pulgadas en otra. Ambas jaulas pueden quitarse, y si la segunda jaula no se interpone en el camino de placas gráficas puede ser de hasta 420 mm de largo.

En términos de cooling, se pueden instalar hasta tres ventiladores de 140 mm en la parte superior, dos de 140 mm en el frente, uno de 120 mm como extractor trasero y dos más en el piso del gabinete. También se puede usar un radiador de 120 mm en el panel trasero, otro de 360 mm en la parte superior y otro más de 360 mm en el frente, removiendo la jaula de unidades ópticas (con lo que se obtiene espacio para un ventilador de 120 mm adicional).

Thermaltake no especifica la posibilidad de colocar un radiador en el piso del gabinete, si bien puede deducirse que con algún ajuste menor y una fuente más pequeña, se puede colocar allí otro radiador, aunque se debe reservar espacio para el reservorio de líquido refrigerante y para la bomba. Gracias al soporte extensivo para enfriamiento líquido, Thermaltake se tomó la libertad de asignar la certificación Tt LCS (Liquid Cooling Support) a su Core V31. Así y todo, es claro que el gabinete sirve también perfectamente como un sistema con enfriamiento tradicional por aire.

Dos puertos USB 3.0 y el habitual par de conectores de audio HD conforman la conectividad frontal.

Thermaltake no ha dado aún información de precios de su Core V31, aunque pronto se lo podrá ver en venta en tiendas online.

Etiquetas
Pamela Stupia

Pamela Stupia

Editora de ITSitio para toda la región. Comenzó su camino en medios gráficos y digitales hace más de 10 años. Escribió para diario La Nación y revista Be Glam del mismo grupo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
X