A romper el techo de cristal en la industria TI

En industria de la tecnología de información predomina la presencia masculina, no obstante, son muchas las mujeres involucradas en distintas disciplinas ganando terreno y dando la cara por el género femenino, pero por desgracia aún se está muy lejos de la equidad.

Desde puestos de ingeniería, gerencias comerciales, equipos de comunicación y mercadotecnia, publirelacionistas, integradoras, mayoristas, desarrolladoras, y un gran etcétera, son muchos los roles en los que las mujeres se desempeñan actualmente dentro de la industria de la tecnología; a quienes, ITSitio México quiere reconocer dedicándoles este espacio.

Aún hay mucho por hacer para alcanzar la paridad de género y es el deber tanto de hombres como de mujeres impulsar a otras mujeres con las habilidades necesarias para que puedan destacar dentro de las diferentes áreas que ofrece este sector.

Y, ¿por qué tendría que incluirse a los hombres en esta responsabilidad conjunta? La respuesta parece casi obvia, pero para muchos y por mucho tiempo no lo ha sido. Las mujeres representan el 49.5% de la población mundial y que se integren a los grupos de trabajos hace más productiva, rica y eficiente la industria y a la sociedad en general. Y, porque el género simplemente no es una limitante. Esta responsabilidad implica, apoyar la igualdad de derechos para ambos, contribuir a erradicar la brecha salarial; no sólo no participar en conductas machistas y de acoso en los espacios de trabajo, sino también posicionarse en contra.

Las compañías de tecnología están siendo cada vez más conscientes sobre el tema, de hecho, cada año, empresas como Microsoft, Dell EMC o Icrea, realizan foros para abordar el tema, con ello se hace visible esta brecha, se destaca a las mujeres que actualmente ya trabajan en la industria y se toman acciones para mejorar la inclusión. Estos esfuerzos no son inútiles, porque es importante concientizar a la sociedad sobre la importancia de formar equipos multidisciplinarios en el que se involucre a más mujeres capaces, lo que ayudará a ampliar la visión de un equipo.

¿Todavía no crees que es importante hablar del tema?

Tal vez sea difícil de creer, pero México tiene la peor brecha salarial en toda América Latina. De acuerdo con cifras de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, publicadas por Notimex, para las mujeres la jornada promedio es de 5,029 pesos, frente a los hombres quienes reciben 5,825 pesos; una diferencia del 16%. Las cifras presentadas por la Comisión para la Igualdad de Género, son un tanto más drásticas, ya que revelan que la desigualdad de salarios es del 34.3%. Otra realidad, es que las mujeres en el país se ven más afectadas por el desempleo que los hombres.

En el caso de la industria de la tecnología, de acuerdo con datos publicados por del New York Times, un reflejo de la disparidad de género se muestra en la producción de artículos relacionados a temas de informática, ya que para el 2018 se publicaron 475 mil de autores hombres, frente a 175 mil producidos por mujeres.

Lo cierto es que las cifras demuestran que el interés de las mujeres para elegir una carrera STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics), es de 3 mujeres, frente a 10 hombres. Además, existe un problema de retención en las universidades, sobre todo cuando la presencia femenina es muy baja. Según el último informa de la UNESCO, sólo el 35% de los estudiantes matriculados en las carreras vinculadas a STEM en la educación superior son mujeres. De ellas sólo el 3% se inclinan por carreras de tecnologías de la información.

Los retos existen y las mujeres lo saben

Quienes ya encontraron su lugar y reconocimiento en la industria, saben que el camino puede ser difícil, pero no imposible. Los retos están ahí, desde la idiosincrasia y cultura mexicana, hasta en ámbitos legales. La obligación de las mujeres es y será luchar por la equidad y poner alto a injusticias de género, que en pleno 2020 ya no tienen cabida.

Aquí adelante, leerás la experiencia de los rostros femeninos de la industria, quienes nos cuentan sobre su participación y experiencia como mujer TI:

¿Cuáles crees que son los retos que enfrenta actualmente la mujer trabajando en la industria de TI?

Paulina López Noriega, Líder de Diversidad e Inclusión para Latinoamérica, Dell Technologies

PN: Actualmente las mujeres se enfrentan a múltiples retos, no solamente en el ámbito laboral sino desde antes de entrar a la fuerza de trabajo. En las carreras de tecnología, solo 8% está conformado por mujeres en contraste con el 27% de los hombres. Tomando eso en cuenta, cuando una candidata se presenta a una entrevista, tienen de entrada un menor número de oportunidades, ya que siguen existiendo prejuicios de género, cuestionamientos sobre si está casada, es madre o piensa serlo en un futuro y discriminación por múltiples razones. Esto se traduce en desigualdad salarial, menor acceso a capacitación y limitado desarrollo profesional.

Dentro del ambiente laboral, existe el acoso en todas sus versiones, así como las micro-agresiones, los prejuicios y los privilegios, y todo ello suma para que las mujeres enfrenten una cuesta más empinada para llegar a puestos de mayor nivel.

Otro de los retos hoy en día es la carga de trabajo, laboral y doméstica. Solo en el 9% de parejas en las que ambos padres trabajan se comparten las labores domésticas, lo que representa que el 91% de los hogares, las mujeres realizan ambas actividades, a veces aun trayendo trabajo a casa.

Y las leyes en relación a las licencias de maternidad. En muchas ocasiones las mujeres tienen que regresar a trabajar entre las 6 y las 12 semanas después de su parto y hay poquísimas empresas que cuentan con instalaciones para que las madres continúen con su lactancia.

De igual forma, la falta de horarios más flexibles es un obstáculo. Las empresas que se rigen por la entrega de resultados y no solo por un reloj checador, tienen más compromiso por parte de sus empleados, son más comprometidos.

Para afrontarlos, se deberían generar e impulsar programas de desarrollo de habilidades, así como de sponsorship y mentoring, para incrementar el crecimiento de las mujeres dentro de las empresas e ir reduciendo así las distancias y borrando el techo de cristal.

Es importante mejorar las condiciones para las actuales y futuras mamás. Horarios flexibles y que la empresa cuente con cuartos de lactancia, por ejemplo. Promover que las mujeres que pusieron una pausa en su carrera profesional (por estudiar una maestría, convertirse en madres, cuidar a sus padres, etc.), puedan tener oportunidades de trabajo.

Las empresas deberían tener un área dedicada a mejorar la inclusión y la diversidad en el espacio de trabajo. Hombres y mujeres deben trabajar en conjunto para crear programas y acciones para disminuir los prejuicios de género.

En Dell Technologies contamos con el programa MARC (Many Advocating Real Change) que está dedicado a identificar y eliminar los prejuicios en el lugar de trabajo. Todos los empleados de Dell a nivel global deben recibir esta capacitación.

Políticas de cero discriminación – aunque éstas no sean únicamente dirigidas a mujeres sino a cualquier minoría (LGBT, personas con discapacidad, etcétera).

También es importante atacar el tema de la diferencia salarial y enfocarse a reducir el existente y acabar con el futuro, desde la contratación de los candidatos. Se debe tratar de capacidades, no de género. Mesas de ayuda y comités de ética, para poder hacer denuncias formales de discriminación y acoso.

Crear y desarrollar grupos de interés (ERGs o BRGs) que promuevan programas y actividades para el desarrollo de las mujeres en la empresa. Es esencial que se promueva una mayor participación de las niñas y mujeres en carreras STEM.

Apoyar a las emprendedoras. Ellas enfrentan muchísimos retos, el número uno es el acceso al capital; seguido por establecer redes de negocios y obtener recursos adecuados para desarrollar sus proyectos. Tener líderes que sean ejemplos de inclusión.

Si pudiera escoger solo una, y como cierre sería la siguiente: que la diversidad y la Inclusión dentro de la empresa sean vistas como un imperativo de negocio, que sea parte de su ADN y no un simple “nice to have”.

Pilar Sevilla, Public Relations Manager at Cisco Systems

PS: Estoy consciente que pertenezco a un pequeño grupo de gente que trabaja en lo que estudió (tecnologías en comunicación), es lo que me gusta, y además lo hago en una de las mejores empresas para trabajar. Así que todos los días disfruto de mi trabajo.

Una de las grandes ventajas de estar en la industria de tecnología es un aprendizaje continuo. La tecnología va avanzando más rápido de lo que a veces podemos imaginar, así como el alcance, ventajas e impacto que tiene sobre la vida en todos sus aspectos y que hace par de años se pensaba sería solo parte de una película de ciencia ficción.

Lo que considero muy importante es quitar el mito de que no es una industria de mujeres, por eso uno de las labores que hacemos desde Cisco es promover carreras de STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas), que las niñas volteen a ver las ingenierías, las conozcan y vean las posibilidades tan amplias de trabajo que pueden tener en un futuro.

Regina Álvarez, especialista de producto en Xerox Mexicana

RA: Xerox es una empresa con un historial importante de inclusión y diversidad, por lo que los retos a los que me he enfrentado no han sido tan numerosos. Sin embargo, que no sean recurrentes, no significa que no sean importantes. Algunos de estos retos incluyen, para mí, desenvolverme en un ambiente en el que la gran mayoría de mis compañeros, clientes y proveedores son hombres.

Me han llegado a decir abiertamente que “convivir con los clientes es más difícil para mí por ser mujer”. Cuando pasó esto, decidí darle la vuelta ofreciéndoles a todos nuestros clientes un excelente trato, servicio y resolución a cualquier tema que necesitaran. Con esto acabé fortaleciendo nuestro relacionamiento, lo que para mí fue una victoria desde una perspectiva tanto profesional, como personal.

Karla Ortíz, Gerente de Mercadotecnia de Canon mexicana

KO: El sector tecnológico aún se encuentra dominado por hombres, se estima que en Latinoamérica una de cada diez personas que trabajan en tecnología es mujer, sin embargo, en México el porcentaje de participación disminuye a tan sólo un 8%.

Así que lograr un aumento en la participación del género femenino en la industria, es el reto principal y pieza fundamental para evitar la pérdida de nuestra valiosa perspectiva en el diseño de la tecnología del futuro.

Contribuir a la diversidad de género en los equipos de trabajo, la cual, está demostrado que facilita la resolución de problemas, incrementa la productividad y mejora la innovación.

Eliminar la desigualdad salarial y el machismo que en pleno siglo XXI siguen existiendo, aun es común ser testigo de la resistencia masculina ser liderados por mujeres especialmente si la mujer es más joven que ellos.

Para logarlo, es indispensable que familia, escuela, sociedad y empresas trabajen conjuntamente en:

– Romper con los estereotipos de género, sociales y culturales de los que están rodeadas las carreras universitarias, que reproducen la creencia de que existen carreras ideales para mujeres porque permiten mayor flexibilidad cuando sea mamá, y otras perfectas para hombres porque les permitirán mantener a su familia.

– Dar mayor difusión a mujeres que puedan ser “modelos a seguir” en la industria de la tecnología, otras mujeres a quienes admirar, mentoras que compartan su experiencia y provoquen en las generaciones venideras, el deseo de ingresar en el campo de la tecnología, pero sobre todo a permanecer él.

Jocelyn García Cardiel, Directora de Alianzas y Canales de Oracle México

JG: La industria de la tecnología sigue teniendo muchas áreas de oportunidad, de todas las carreras que los universitarios pueden escoger solo el 30% escoge alguna carrera que esté dentro de la educación STEM, y de ese 30% solo el 8% son mujeres. Por lo que es de vital importancia que se empiecen a derribar los muros y los tabúes que se tienen respecto a la tecnología.

De acuerdo con la ODCE, del total de las personas que se dedican a la tecnología a nivel mundial, solo el 10% es representado por mujeres. Es elemental trabajar día con día en demostrar e inspirar a las nuevas generaciones para que sepan que, si la tecnología es su

pasión, con trabajo y dedicación, existen muchas áreas de desarrollo y pueden aspirar a la alta dirección y niveles gerencial en compañías de gran renombre como Oracle.

Sin lugar a dudas lo principal es incentivar y apoyar a las niñas a que despierten interés por las ciencias y las carreras STEM, de forma que podamos comenzar a trabajar en llenar los gaps de talento existentes.

En las empresas, tenemos que ser mucho más considerados con el talento femenino en los planes de carrera y de sucesión hacia niveles gerenciales; siempre se trata de crecer el talento, pero estudios como el recientemente realizado por LinkedIn nos indica que el 90% de las recomendaciones para una vacante están destinadas a hombres.

En México, el 40% de la economía es fomentada y activada por la comunidad femenina. Debemos ser más conscientes de la capacidad de compra, consumo y desarrollo que podemos lograr si explotamos el potencial de la población económicamente activa. La industria de tecnología tiene un valor significante en México y presenta crecimientos interesantes año con año, que bien pueden ser más altos si le damos un foco más protagónico a las mujeres.

Para Oracle, la innovación comienza con la diversidad e inclusión y sabemos que vienen en muchas formas. Lo promovemos a través de un comité en México y Latinoamérica, basado en cinco pilares: mujeres (igualdad de género), identidad sexual (LGBTQ+), brechas generacionales, raza y etnias, y diversidad funcional.

En Oracle estamos comprometidos a nivel ejecutivo con asegurar que las contrataciones, promociones y revisiones sean justas, proporcionar a los empleados la flexibilidad necesaria para adaptar el trabajo a su vida y generar instancias que contribuyan a empoderar a nuestros empleados por igual.

En términos de plan de carrera y desarrollo, (Peoples’s Journey), todas las herramientas de crecimiento de Oracle están disponibles para todos los colaboradores sin distinción de género.

Oracle Women Leadership (OWL) tiene la misión es desarrollar, involucrar y empoderar a las generaciones actuales y futuras de mujeres líderes en Oracle. Este programa que existe hace 11 años en Oracle, tiene ya 95 comunidades activas en 46 países.

El pilar fundamental de esta iniciativa son sus comunidades, que través de los esfuerzos de mujeres voluntarias, se comprometen personalmente para brindar oportunidades de capacitación y networking que fortalezcan las habilidades y el potencial de liderazgo en ellas.

El propósito es sumar a más mujeres a la transformación digital que está moldeando a todos los sectores de nuestro entorno, así como encaminarlas hacia puestos de alta

dirección. Hoy, Las mujeres en Oracle forman parte de la toma de decisiones, ocupan espacios de liderazgo y se involucran en el mundo de la tecnología como creadoras y no sólo como consumidoras.

Oracle es parte activa de la AMITI, Asociación Mexicana de la industria de Tecnologías de Información y tenemos una importante representación en el Consejo Directivo y en el comité AMITI WIT, Women in Technology, que busca fomentar la participación e inclusión de niñas y mujeres en las TICs, impulsar el adelanto de las mujeres y la igualdad de género en el ámbito empresarial, y generar alianzas para la realización de eventos en vinculación con los socios.

Todas estas acciones nos han valido el reconocimiento Great Place to Work por 11 años consecutivos, siendo además el primer país en Latinoamérica que recibe el reconocimiento GPTW en Diversidad e Inclusión. También tenemos un reconocimiento como una de las Mejores Empresas para Trabajar LGBTQ+ entregado por Human Rights Campaig.

Adriana Bueno, Directora de Canales de Veeam México.

AB: Uno de los principales retos es que cultural. La industria de la tecnología ha sido en su gran mayoría un terreno de hombres, poco a poco los puestos directivos están siendo ocupados también por mujeres, pero lo cierto es que todavía existe una gran barrera de desigualdad.

Durante mi trayectoria profesional he visto que las mujeres estamos en una constante demostración de lo que somos capaces de hacer, y el reto es seguir posicionándonos y avanzar para que sin importar el género se nos considere con mayor fuerza para tomar puestos estratégicos dentro de las empresas.

Poco a poco las empresas están implementando una filosofía de igualdad en el trabajo y hoy vemos más compañías tecnológicas lideradas por mujeres en México.

Afrontar estos retos depende en gran parte de uno mismo, en lo personal; la preparación, dedicación y el compromiso por mi trabajo, es lo que me ha impulsado a seguir creciendo en esta industria. A lo largo de mi carrera he tenido muy buenos maestros que me han enseñado lo esencial de un trabajo y eso me ha ayudado a tener muy claro a dónde quiero llegar.

La clave del éxito para combatir los obstáculos es: si haces algo que te apasiona, lo vas a hacer y bien.

Miriam García, Directora Canales, Dell Technologies México

 

MG: Las mujeres se desarrollan en un medio donde el 80% de los directivos son hombres. Históricamente la mujer tiene mayores obstáculos para ser tomada en cuenta en la toma de decisiones.

Es importante entender que, para alcanzar el éxito profesional, las mujeres ejecutivas no debemos intentar hacer lo que un hombre haría, sino potenciar nuestras capacidades desde la feminidad, es decir, desarrollar fuertemente habilidades como: disciplina, honestidad, lealtad, compromiso y demostrar resultados constantes. En la medida que hay resultados, no importa el género y sí importa el ejemplo y la opinión.

La disyuntiva entre ser “la mejor profesionista vs. Tranquilidad mental”, sobre todo aquellas mujeres que son madres de familia.

Es importante tener mucha comunicación en el hogar, explicar a los hijos la importancia del trabajo de la madre, hacer saber que en estos tiempos se requiere la colaboración de “mamá y papá” para tener mejor nivel de vida y mayor salud mental. Y que el tiempo que estemos con los hijos y la pareja sea de mucha calidad.

Balance de vida personal y trabajo.

Buscar formas de organización y colaboración con la pareja para que ambos puedan balancear sus horarios y satisfacer juntos las necesidades del hogar. Considero que una mujer ejecutiva debe poner en perspectiva qué oportunidades tomar y cuáles dejar pasar, tanto en casa como en el trabajo.

María José Albarrán, directora de canales de Fortinet

MJ: Los retos en el sector de tecnología y ciberseguridad han cambiado, afortunadamente. Hoy creo que las mujeres ya no nos enfrentamos a una situación en la que ponen en duda nuestra capacidad.

Este tipo de situación ha evolucionado. En cuanto a los retos actuales, los veo más desde el lado profesional en general. La tecnología está en evolución constante todos los días, y nos exige estar informados y actualizados. El principal reto de hoy es combinar la necesidad de las actualizaciones como profesionista y tu vida personal y privada.

Yo creo que la combinación, y el estar balanceada como mujer, es lo que nos va a llevar al éxito. No decaer y no pensar en que no podemos. Todos tenemos que tener esa confianza de ser la mujer empoderada que lo logra; y ahí está la solución.

Mostrar más
Florencia Gomez Forti

Florencia Gomez Forti

Periodista especializada en tecnología y espectáculos. Comenzó su camino en los medios y el mercado IT de la mano de ITSitio y hoy es Editora de Contenidos para toda la región. Realiza coberturas especiales internacionales y nacionales para marcas como HP Inc. e IBM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
X
X