Eventos

La IA generativa no para: AWS presentó nuevas soluciones y apuesta por regulaciones éticas

Las novedades que se anunciaron en AWS re:Invent, el evento que cada año organiza Amazon Web Services en Las Vegas. ItSitio habló con Lorena Zicker, líder del sector público para Argentina, Paraguay y Bolivia sobre los usos de la IA generativa en al región

Nube. Procesamiento de datos. Machine Learning. Deep Learning. Pero sobre todo ir más allá, con la inteligencia artificial generativa. Esos fueron los ejes centrales del evento AWS re:Invent. El próximo paso ya llegó y consiste en poner a la IA a resolver un problema, a facilitar la tarea de los empleados, de los clientes, y de las empresas. A mejorar la productividad de todos. Y además con un fuerte impacto regional. Más de 55 mil participantes, entre desarrolladores, clientes y socios llegaron al evento. En ese universo, hay más de 1.700 representantes de Latinoamérica. Es que solo en esta parte del mundo, AWS tiene actualmente más de 100.000 clientes activos que utilizan sus servicios de IA.

Adam Selipsky, CEO de Amazon Web Services, fue el que dio el puntapié el martes por la mañana, con una conferencia que osciló entre los avances tecnológicos (nuevos chips, convenios con Nvidia para crear “supercomputadoras), ejemplos en distintas disciplinas, como salud (habló Pfizer, como uno de los grandes partners que utilizó AWS para sus procesos internos) industria automotriz, o la financiera, con los principales bancos del mundo (entre ellos, Bancolombia), junto a algunas proyecciones sobre lo que vendrá.

Los datos de Selipsky fueron elocuentes: “Más del 80 por ciento de los unicornios -empresas que cotizan por encima de los mil millones de dólares- corren con nuestros servicios”, señaló. Pero el CEO fue más allá con las novedades alrededor de la inteligencia artificial. Allí se esconde, o mejor dicho sale a la luz una herramienta que va a sonar mucho en los próximos meses y que ya fue lanzada: Bedrock.

La IA generativa no para: AWS presentó nuevas soluciones y apuesta por regulaciones éticas
En Bedrock es posible encontrar distintos FM, como de Meta, Stable Difussion o empresas como Anthropic (de un ex Open AI).

Se trata de una solución basada en Amazon Web Services (AWS) que ofrece modelos de lenguaje desarrollados por terceros. Quienes contratan los servicios podrán crear aplicaciones de IA generativa utilizando las herramientas de distintas empresas del sector, con sus foundational models (o modelos fundacionales, FM), un gran modelo de inteligencia artificial entrenado en una gran cantidad de datos que da como resultado un modelo que se puede adaptar a una amplia gama de tareas posteriores.

Junto con ello, viene la posibilidad desde consultar de forma privada códigos de programación, pedir un artículo periodístico, o ayudar en el desarrollo de aplicaciones. Para ello, también se vale de un copiloto, al mejor estilo Copilot (de Microsoft) o el que lanzó recientemente Google, Duet. El de AWS se llama Q. Selipsky explicó que Q puede responder preguntas, generar texto y visualizaciones y realizar acciones en nombre de los usuarios. Cuesta 20 dólares por mes.

La IA generativa no para: AWS presentó nuevas soluciones y apuesta por regulaciones éticas
“Siempre cuidando la privacidad de los datos” – Adam Selipsky.

Los riesgos éticos

Pese a los avances en su utilización, la problemática de inteligencia artificial no está exenta de un tema que anda merodeando el aire: los criterios éticos que hay detrás y que estuvieron de fondo en la salida de (y luego reincorporación) de Sam Altman a Open AI. En ese sentido, Selipsky quiso diferenciarse y lanzó una herramienta para Bedrock, que se llama Guardrails. Según señaló, “puede implementar salvaguardas de manera consistente para brindar experiencias de usuario relevantes y seguras alineadas con las políticas y principios de su empresa”, escribió la compañía en una publicación de blog esta mañana.

“Por ejemplo, un banco podría configurar un asistente en línea para que se abstuviera de dar consejos sobre inversiones”, dijo Selipsky. “O, para evitar contenidos inapropiados, un sitio de comercio electrónico podría asegurarse que su asistente en línea no utilice expresiones de odio o insultos”. Guardrails para Bedrock ya está disponible en una versión preliminar limitada.

La nueva herramienta permite a las empresas definir y limitar los tipos de lenguaje que puede utilizar un modelo, de modo que si alguien hace una pregunta que no es realmente relevante para el bot que está creando, no la responderá en lugar de proporcionar una respuesta muy convincente pero incorrecta, o peor aún, algo que sea ofensivo y pueda dañar una marca.

La IA generativa no para: AWS presentó nuevas soluciones y apuesta por regulaciones éticas

¿Y por casa cómo andamos?

Lorena Zicker, líder del sector público para SOLA (que incluye Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay y Bolivia), explicó que están trabajando para acompañar el camino de la transformación digital, cultural y los equipos que van a guiar esos cambios. En Argentina, por ejemplo, 15 provincias ya arrancaron con la adopción. Pero hay numerosos ejemplos en otros países, donde AWS fue el sostén detrás del cuidado de los datos electorales.

Un ejemplo de ciudad inteligente es Buenos Aires, que desarrolló la Buenos Aires Smart Platform, que almacena diferentes tipos de datos de los ciudadanos, provenientes de diferentes sistemas”, resaltó el director de ventas para el sector público de AWS en América Latina, Andrés Tahta. Estos datos se combinan con un bot basado en la nube (y con Boti), que es fundamental para tomar decisiones relativas a la planificación urbana. Otro ejemplo que remarcó fue la ciudad de Bogotá (Colombia), que utiliza la nube de AWS para planificar y gestionar la logística de recogida de basura, un servicio que impacta directamente a 1,5 millones de ciudadanos y que se ha realizado de forma más rápida y con menores costos.

Pero también la transformación se está dando en distintos sectores. Juan Pablo Estevez, líder del sector privado, explicó cómo por ejemplo la inteligencia artificial generativa puede producir algo más que código, texto o imágenes. “Uno puede pensar en la industria, en cámaras que enfocan gasoductos, y cómo la IA puede predecir lugares de corrosión de esas cañerías. Y que como conclusión te de un mapa de mantenimiento a medida para evitar problemas a futuro”, explicó.

La IA generativa no para: AWS presentó nuevas soluciones y apuesta por regulaciones éticas

Una región con buenas perspectivas

Las presentaciones matutinas continuaron con el vicepresidente de consultoría y soluciones estratégicas de IDC, Alejandro Floreán, quien mostró algunas predicciones para el mercado de TI en la región en los próximos años. Recordó que, a pesar de las inestabilidades que se viven en la región, el mercado de TI crecerá según lo esperado en 2023.

“Tenemos algunos desafíos, pero la buena noticia es que la industria verá un gran crecimiento en términos de inversiones que continuarán a lo largo del próximo año, principalmente en las áreas de computación en la nube e inteligencia artificial”, especificó. “No es casualidad que se espera que estas inversiones crezcan un 11% este año, muy por encima del PBI de la región, que se espera que se mantenga en un 5%”, explicó.

Sin dudas, una tecnología y una región que sí, andará por las nubes. AWS espera que sea en la suya.

Autor

[mdx-adserve-bstreet region="MED"]

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba