Un software que pone a todos en su lugar (y en su horario)

Nacida hace apenas dos años para resolver un problema puntual, hoy Fichap emplea a 25 personas y ofrece una solución integral e inteligente de recursos humanos.

Un problema puntual dio origen, en 2019, a Fichap: una empresa de limpieza necesitaba determinar si sus colaboradores trabajaban en los turnos que les correspondían y en la sucursal que les habían asignado. Con este problema en mente, Lucas Mailland comenzó a trabajar en el desarrollo de una herramienta que permitiera saber el horario de trabajo de colaboradores, organizar los equipos y saber la localización del personal. “Pronto me di cuenta de que se trataba de un problema común a diferentes organizaciones de todos los rubros”, cuenta el CEO de Fichap.

A menos de dos años de su creación, la empresa cuenta hoy con 25 personas. “Más allá del crecimiento del equipo, un hito fundamental ha sido el viraje de perspectiva que fue nuestra catapulta de crecimiento: de ser una herramienta con pocas funciones principales (registro de horarios y geolocalización), nos convertimos en una solución inteligente para el área de recursos humanos”, cuenta Mailland, que en 2020 quedó seleccionado como uno de los 100 mejores emprendedores del mundo según la EWC (Entrepreneurship World Cup).

La empresa exporta soluciones a los países hispanoparlantes de Latinoamérica y planea ampliar su cartera de clientes en Brasil y Estados Unidos. “Existe una predisposición hacia el contacto y las reuniones digitales que no era tal cuando empezamos, aunque persisten obstáculos culturales de acuerdo al lugar donde se encuentren ubicadas las empresas”, señala Mailland. “En general el área de recursos humanos no está tan habituada a escenarios cambiantes, por lo que nos encontramos con profesionales que tal vez en lugar de alterar su forma y metodologías de trabajo prefieren el no arriesgarse aunque la alternativa sea muy prometedora”, explica.

A la hora de conseguir nuevo talento -un hecho no menor, considerando que el equipo experimentó un crecimiento exponencial-, la búsqueda se concentra no tanto en el conocimiento respecto de las herramientas ni en el currículum académico, sino “en dos aspectos que para nosotros son fundamentales: la actitud y los valores”, sentencia Mailland. “Si no tenés conocimientos de alguna herramienta o aspecto en particular pero sí tenés una actitud que te permita aprender de otros y de tus errores, vas a llegar lejos”, detalla.

Las oportunidades se multiplican en sectores como logística, transporte, seguridad e industria. También se abren nuevas ventanas. “El sector de la educación, por ejemplo: “en una realidad con tantas dificultades para docentes y alumnos de todos los niveles educativos, resulta vital organizar el flujo de personas en las instituciones”, indica Mailland. “También se están sumando muchas empresas de tecnología con personal remoto, con necesidad de mantener a sus equipos motivados, trabajando las horas necesarias, ni más ni menos, y cumpliendo con los objetivos propuestos”, concluye.

Walter Duer

Licenciado en Sistemas y periodista especializado en tecnología y viajes. Colabora con medios relacionados con el mundo IT desde 1992. Como autor, publicó una veintena de libros en editoriales como Planeta, Penguin Random House o Asunto Impreso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
X