Red Hat presenta OpenShift para contenedores de Windows

Red Hat OpenShift for Windows Containers amplía la plataforma Kubernetes empresarial y ofrece una experiencia de Kubernetes totalmente abierta para una gestión fluida de contenedores de Windows y Linux

Red Hat anunció que ya está disponible la capacidad de ejecutar y gestionar Contenedores de Windows a través de Red Hat OpenShift, la plataforma de Kubernetes líder en el mercado. Al gestionar cargas de trabajo en contenedores basados en Linux y Windows de manera conjunta, los equipos de TI pueden eliminar la necesidad de contar con pilas de software en paralelo en entornos de nube híbrida.

Según la Cloud Native Survey 2020 de la Cloud Native Computing Foundation, el 92% de los encuestados dijeron utilizar tecnologías de contenedores, lo que representa un aumento del 300% en cuatro años. En vista de la continua expansión del uso de contenedores en producción, Red Hat advirtió la necesidad de una plataforma Kubernetes empresarial que no sólo abarcara todas las infraestructuras de nube híbrida abierta, sino también la diversidad de cargas de trabajo y aplicaciones que funcionan en ellas.

Una plataforma común para la innovación en contenedores de Windows y Linux

A medida que las organizaciones procuran modernizar más aplicaciones a través de los contenedores, la gran mayoría de estas cargas de trabajo reciben el soporte de dos sistemas operativos líderes, Red Hat Enterprise Linux y Microsoft Windows. Sin embargo, estos entornos heterogéneos con plataformas de Windows y Linux a menudo aíslan las aplicaciones, y hacen que transformar y escalar las operaciones de una empresa resulte una tarea difícil. Red Hat OpenShift for Windows Containers simplifica los procesos de TI al permitir la gestión paralela de tanto las aplicaciones en contenedores basadas en Windows como las basadas en Linux mediante un único plano de control.

“Red Hat OpenShift ya ofrece a las empresas una poderosa base para conectar cargas de trabajo en toda la nube híbrida y, con cada nueva funcionalidad o capacidad, avanzamos en pos de esa misión. Con Red Hat OpenShift for Windows Containers, las organizaciones ya no necesitan gestionar pilas de TI distintas para sus contenedores de Linux y Windows. Esto ayuda a eliminar los silos y propicia que las empresas cumplan con su objetivo de convertirse en nativas de la nube”, señaló Ashesh Badani, vicepresidente senior para Plataformas de Nube de Red Hat.

Por su parte, el ingeniero distinguido de Microsoft John Gossman, señaló que “Nuestra colaboración con Red Hat continúa evolucionando a medida que trabajamos para satisfacer las necesidades de los clientes enfocadas en la modernización de la empresa y la adopción de la nube híbrida. Hace tiempo que venimos trabajando juntos en Azure Red Hat OpenShift, un servicio de Kubernetes sobre Microsoft Azure que cuenta con la gestión y el soporte de ambas empresas. El anuncio de hoy refuerza aún más nuestro compromiso de apoyar a los clientes al responder dinámicamente a las cambiantes demandas de la TI, reuniendo Windows y Linux en una única plataforma simplificada para la nube híbrida en Red Hat OpenShift for Windows Containers”.

Red Hat OpenShift for Windows Containers brinda a las organizaciones que ejecutan cargas de trabajo de Windows y Linux combinadas los beneficios de una plataforma Kubernetes común mediante una única solución coherente para gestionar contenedores, independientemente de si las cargas de trabajo nativas de la nube funcionan con Microsoft Windows o Red Hat Enterprise Linux.

Red Hat OpenShift for Windows Containers utiliza Windows Machine Config Operator (WMCO), un operador OpenShift certificado basado en Kubernetes Operator Framework que recibe el soporte conjunto de Red Hat y Microsoft. Los usuarios de Red Hat OpenShift pueden acceder a Windows Machine Config Operator a través del Operator Hub para comenzar a gestionar sus Contenedores de Windows dentro de la consola de OpenShift.

Mayor flexibilidad y control en entornos heterogéneos

A partir de Windows Machine Config Operator como eje central, Red Hat OpenShift for Windows Containers articula a Red Hat Enterprise Linux y a Windows para que funcionen como componentes de las aplicaciones, admitiendo aplicaciones .NET Core, .NET framework y otras aplicaciones de Windows. Y cuando la nube híbrida abierta lo admite — que comprende los servidores bare-metal, Microsoft Azure, AWS, Google Cloud, IBM Cloud y, en el futuro, VMware vSphere—, las organizaciones pueden ejecutar contenedores de Windows sobre Red Hat OpenShift.

Red Hat OpenShift for Windows Containers proporciona a las organizaciones la capacidad de:

  • Trasladar contenedores de Windows a Red Hat OpenShift sin la necesidad de rediseñar o escribir código nuevo desde cero.
  • Disminuir los costos de implementación de cargas de trabajo en contenedores en entornos informáticos heterogéneos.
  • Mejorar la productividad y la agilidad de DevOps al ofrecer una gestión nativa de la nube por medio de una única plataforma.
  • Mayor portabilidad y capacidad de supervivencia de las aplicaciones en entornos de nube híbrida, que incluyen nuevas implementaciones de nube pública o instalaciones en el edge.
Etiquetas
Florencia Gómez Forti

Florencia Gómez Forti

Periodista especializada en tecnología y espectáculos. Comenzó su camino en los medios y el mercado IT de la mano de ITSitio y hoy es Editora de Contenidos para toda la región. Realiza coberturas especiales internacionales y nacionales para marcas como HP Inc. e IBM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lee también

Close
Close
X