La cultura organizacional que mejor se adapta a la cuarentena

Novakorp, la startup argentina que está incorporando personal en tiempos de crisis, nos cuenta cómo sacar el máximo provecho a la cuarentena.

En momentos de crisis, los procesos históricos tienden a acelerarse. De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo, solo el 1,6% de los trabajadores argentinos trabajaba de forma remota antes de la cuarentena. Pero hoy, que el home office se ha vuelto prácticamente obligatorio en muchos rubros, no todos se han adaptado lo suficientemente rápido.

Según un informe presentado por la Cámara Argentina de la Industria del Software (CESSI), el 88% de las empresas dedicadas a la industria del software está fuertemente afectada como consecuencia de la cuarentena y la caída de la actividad económica. En palabras de su Presidente, Sergio Candelo, “los contratos empezaron a mermar y las empresas dejaron de contratar. Cuando los pagos no entran o los contratos se demoran, nos quedamos casi sin financiamiento, es decir, se corta la cadena de pago en muy poco tiempo”.

Pero a pesar de vivir esta misma coyuntura, algunas empresas lograron adaptarse a esta nueva situación más rápido que otras. “Sin saberlo, estábamos preparados para una situación así” afirma Agustin Zucchet, Finance & Community Planner de Novakorp, una startup argentina que desde que comenzó la cuarentena, ya incorporó tres nuevos talentos, en lugar de reducir su trabajo.

¿El home office es el futuro?

Hasta antes de esta pandemia, muchas empresas veían el teletrabajo como un mal necesario, y cedían ante la demanda de sus empleados, no sin imponer estrictas condiciones: Conectarse de 9 a 18, solo una vez por semana, reportar cada paso a los superiores, etc.

Frente a esta visión, Novakorp propone una comunidad de talentos para fomentar la capacidad de innovación y la creatividad de quienes allí trabajan. “No controlamos días ni horarios, ni tampoco lugar del trabajo. Tratamos de fomentar que la gente se sienta más cómoda y a gusto en la oficina que en su casa. En lugar de controlar, apoyamos. Eso hace que cada uno dé lo mejor de sí”.

Nuestro espíritu es el de quitar esa estructura burocrática de gran empresa, y poder crear una comunidad que nuclee a todos estos grandes exponentes de tecnología, haciendo foco en el talento” completa Kevin Cánova, Principal Solution Architect de Novakorp.

Paradójicamente, con esta visión, Novakorp estaba preparado tecnológica y culturalmente para afrontar las consecuencias de una estricta cuarentena. Utilizando la nube pública de Huawei, sin problemas de VPN ni restricciones en las terminales de trabajo, no solo continuaron trabajando normalmente, sino que además incorporaron personal.

“Las culturas organizacionales que se adaptan mejor a esta pandemia son las orientadas a las personas y procesos, que adopten crítica y conscientemente las tecnologías disponibles. Además, las empresas que cuentan con ejercicios de capacitación continua corren con ventaja” agrega en diálogo con ITSitio Joan Cwaik, Director de Creatividad Global de Maytronics LTD y autor del libro 7R: Las siete revoluciones tecnológicas que transformarán nuestra vida.

Pero la cuestión cultural no es la única que cuenta a la hora de adaptarse al teletrabajo, sino que la tecnología que apliquemos para nuestros equipos resulta primordial. En ese sentido, CESSI compiló toda una serie de soluciones para ayudar a empresas de diversos rubros a adaptarse al trabajo remoto:

En la misma línea, el Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación lanzó la red de asistencia digital para Pymes, de la que participaron Sally Buberman, CEO de Wormhole, Martin Canteros de IBM y Ariel Graizer de CABASE, entre otros.

“Este mail podría haber sido una videollamada”

Mientras la mayoría de las grandes empresas están apostando por reducir la cantidad de reuniones, en Novakorp se busca fomentar el trabajo en equipo y la comunidad.

“El conocimiento se crea en comunidad. Nosotros impulsamos que, en cada reunión de trabajo, se incorporen miembros de la organización que no están directamente relacionados al proyecto. La mirada externa genera creatividad” opina Zucchet, dejando claro que la multidisciplinariedad es clave para esta empresa, que tiene entre sus filas ingenieros biomédicos, programadores, y licenciados en relaciones internacionales.

“Un mail nunca va a lograr lo que se puede ver en una reunión. Incluso mediante una videollamada, se pueden transmitir la ilusión que demuestra que te apasiona un proyecto en el que estás trabajando”, cierra Agustín, desde una oficina improvisada en el balcón de su casa, con el sol de abril de frente. La ilusión, como él dice, se puede ver. Unos pisos más abajo, la ciudad vacía, que para muchos es una amenaza, para Novakorp es una oportunidad de crecimiento.

Etiquetas
Augusto Salvatto

Augusto Salvatto

Politólogo internacionalista especializado en economía del conocimiento. Es profesor universitario en la UCA y la UCES y estudió una maestría en política latinoamericana en la Universidad de Salamanca y Université Sorbonne Nouvelle III.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
X