Jorge Civano: “Baja latencia y agilidad en la generación de los ambientes para elegir la nube pública”

A consecuencia de su transformación digital y de los servicios 7x24 que ofrece a productores-asesores y asegurados, Paraná Seguros debió replantear su infraestructura de TI. ¿Cómo fue su nueva jornada hacia la nube? ¿Cuál fue el proveedor de nube elegido?

Con más de medio siglo en el mercado, Paraná Seguros busca alejarse de la dinámica de las compañías tradicionales del sector. Por ese motivo, y desde hace más de cuatro años, se encuentra inmersa en la ejecución de un plan estratégico de sistemas y tecnología, cuyo primer paso fue la migración de su sistema central, que arrancó hacia finales de 2015 y fue completada (la plataforma estuvo estable) en seis meses.

A partir de ese momento, recuerda Jorge Civano, director de Tecnología y Procesos de Paraná Seguros, y encapsulado al sistema central, “empezamos a desarrollar un conjunto de aplicaciones de cara al asegurado y al PAS. Por ejemplo, desarrollamos aplicaciones como Paraná 24 (una plataforma Web que le permite a los asegurados acceder a la información de su póliza), y una aplicaciones móviles para que el asegurado pueda bajar su documentación directamente del celular”, explica Civano. En particular, Paraná 24 resultó especialmente estratégica para conformar una base de datos confiable y de calidad.

A partir de estas innovaciones, Paraná Seguros dejó de ser una empresa que funcionaba de lunes a viernes en horario de oficina, para transformarse en una compañía 7×24, enfocada en conceder a los asegurados y a los productores-asesores las herramientas para su digitalización. Para lograrlo se apoyaron en las ventajas de la nube pública (Microsoft Azure). Fue con este espíritu que se encararon apps como Tero Granizo (que implicó el ingreso de Paraná Seguros en el ámbito de los seguros para el Agro, provistos de manera directa a través de la app), Mi Móvil (destinado a los asegurados), Mi PAS (que le da visibilidad al productor-asesor de toda la información de su cartera, y desde ahí puede conectarse con el asegurado), y Clima Seguro (un servicio provisto a los asegurados en el ámbito automotor, que pueden detallar las zonas en las que suelen moverse para recibir alertas climáticas).

“A través de distintos convenios, como es el caso del INTA o el SMN, comenzamos a subir información meteorológica en los servidores de Paraná, ya bajo el concepto Cloud. Hacia 2016 o principios de 2017, ya empezábamos a trabajar en el modelo Cloud sobre Azure. Montamos toda la aplicación de agro y toda la información meteorológica la fuimos consolidando sobre Azure”, precisa Civano. Fue un producto innovador y exitoso, y sobre esa base se construyó luego Clima Seguro.

Una nube para el sistema central

Más allá del ámbito de las aplicaciones (que siguen funcionando sobre Azure), Paraná necesitaba replantear su infraestructura de TI, habida cuenta de que las necesidades del negocio demandaban un nivel de disponibilidad y una calidad de soporte que el proveedor local de servicios que la estaba brindando hasta ese momento no podía dar. Fue así que, siempre con la intención de apelar a las ventajas de la nube, en octubre de 2018 se decidió revisar distintas alternativas de Cloud. Esto decantó en tres “pruebas de concepto” muy rigurosas (sobre condiciones reales) con sendos proveedores de nube pública. Se buscó que estos proveedores de nube realmente tuvieran aplicaciones probadas y que dieran garantías.

“La prueba consistió en migrar el sistema central a estos servicios de cloud, y durante una semana, de dos a cuatro de la tarde, poner a toda la compañía a trabajar sobre ese sistema migrado, abarcando incluso los procesos de cierre de lo que fue el sistema central”, aclaró Civano. En otras palabras esto implicó el sistema de core “funcionando a full”, con todos los usuarios de la compañía, operando durante dos horas diarias por una semana. Vale recordar que todas las aplicaciones tiene impacto sobre esta plataforma.

Cuando ya se había arribado a una selección, casi en tiempo de descuento, un cuarto jugador pidió la oportunidad de presentar su prueba piloto. Se trataba de Open Cloud: la oferta de nube abierta de Huawei, que funciona desde un nodo local de Telefónica y saca provecho de su conectividad. “Hicimos la misma prueba con ellos, y lo que nos llamó la atención fue la rapidez en la generación de los ambientes. Otro punto importante fue la bajísima latencia”, dice Civano. De hecho, la latencia fue el factor determinante en la elección de Open Cloud, a lo que luego se sumó la conveniente ecuación económica, el acompañamiento del personal de Huawei y una inesperada revalidación de parte de otros CIOs que ya estaban trabajando con Open Cloud.

En abril de 2019 se hizo una migración completa del sistema de core durante un fin de semana (lo que se conoce como Big Bang, esto es: se migró y se pasó a usar el sistema sobre la nube de Huawei), que no tuvo mayores inconvenientes. Hasta ahora el sistema no ha dado fallas. “Tenemos en Paraná entre 2000 y 3700 productores que operan en línea contra nuestro sistema central. Ellos mismos manifestaron su sorpresa ante la mayor velocidad y el cambio en la agilidad con que operaba el sistema. Lo mismo sucedió con las agencias que Paraná tiene en las principales ciudades del país”, resume Civano.

Etiquetas
Mostrar más
Alejandro Alonso

Alejandro Alonso

Periodista especializado en ciencia y tecnología. Trabajó en publicaciones como Banqueros & Empresarios, Telecomunicaciones & Negocios, Customer Service, Prensa Económica, Computerworld, e Insider, entre otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close