2020 será el año de la computación edge, la automatización y las nubes por industria

En 2019 el área que ganó más terreno fue el híbrido y multicloud, que surgió como la estrategia preferida de las empresas que buscan una forma flexible y eficiente de mover sus cargas de trabajo a la nube y al mismo tiempo reducir costos, aumentar la productividad y evitar limitarse a un proveedor.

El año de 2020 promete intensificar ese momento, conforme las empresas de todos los sectores adopten la estrategia híbrida y multicloud para agilizar su transformación digital.

Según IBM, las siguientes cinco tendencias ayudarán a las empresas en su recorrido a la nube en 2020:

1) 5G permitirá el uso de Edge en la estrategia de nube híbrida

La computación Edge es, en muchos sentidos, el próximo capítulo en la nube. Los minoristas se beneficiarán al acceder a actualizaciones más rápidas sobre las tendencias de compra de los consumidores, las fábricas podrán realizar mantenimiento predictivo en equipos que están a punto de fallar y los operadores de teléfonos celulares podrán admitir aplicaciones de juegos móviles y realidad aumentada.

En 2020, 5G pasa a ser un elemento crítico para que las empresas adopten la computación Edge como parte de sus estrategias de nube híbrida, ya que ofrece las mayores velocidades y los anchos de banda más amplios necesarios para reducir la latencia de datos todo lo posible. A medida que las implementaciones de 5G hagan su llegada a las ondas aéreas celulares, los ecosistemas de nubes híbridas aprovecharán cada vez más las oportunidades para realizar cómputos en el área perimetral.

2) La automatización dominará la próxima fase del mundo híbrido y multicloud

Las empresas están adoptando la estrategia híbrida y multicloud a un ritmo rápido, aprovechando la flexibilidad para mover las aplicaciones de negocio de misión crítica al entorno de su elección: nube pública, local o privada.

Sin embargo, por sus ventajas de resistencia, escalabilidad y soporte para una amplia variedad de aplicaciones, API y tipos de datos, los entornos híbridos son, por naturaleza, complicados. Como consecuencia, en 2020 surgirán herramientas automatizadas, incluso las primeras ofertas con inteligencia artificial, para ayudar a gestionar esta complejidad. Dichas herramientas permitirán a las empresas hacer la sintonía fina de sus entornos, colocar las cargas de trabajo correctas en el lugar correcto, controlar los costos y administrar las claves de seguridad y encriptado de manera efectiva.

3) Los “centros de comando” de seguridad proliferarán como parte de las estrategias de nube híbrida

Alrededor del 60% de los tomadores de decisiones de TI calificaron la seguridad como el atributo más importante en la selección de un proveedor de nube, pero este sigue siendo un problema complejo de administrar dentro de entornos híbridos de múltiples nubes.

Durante el año, veremos surgir más herramientas que pueden descubrir información de seguridad y responder a incidentes más rápidamente, ayudando a centralizar las operaciones. La aparición de DevSecOps, donde la seguridad está integrada en el proceso de desarrollo en sí, es otra indicación de que un ecosistema de seguridad más conectado es algo que nos depara el 2020.

4) Mayor adopción de nubes específicas de industria, más allá del sector bancario

A medida que las organizaciones recurren a la nube pública, buscan soluciones que satisfagan las necesidades de su industria específica. Para industrias altamente reguladas en particular, esto significa características que alivianen las cargas dedicadas a asuntos de compliance.

La nube pública para servicios financieros lanzada en 2019, que el Bank of America usará para alojar aplicaciones y cargas de trabajo clave para respaldar a sus 66 millones de clientes bancarios, proporciona un punto de comprobación importante y una plantilla útil que otras industrias seguirán.

Los ecosistemas tendrán que apuntar a mercados particulares, porque es muy difícil ser genérico. Por lo tanto, se profundizará el enfoque en ofrecer un valor específico para cada industria y abordar los requisitos específicos de cada sector.

5) Seguirán difundiéndose herramientas open source para que Kubernetes sea más consumible

La tecnología de código abierto está teniendo un profundo impacto en la nube En 2020, los desarrolladores se centrarán en herramientas que puedan dar soporte a la implementación rápida de aplicaciones, que sus empresas necesitan para mantenerse a la vanguardia de la transformación digital.

Esto significa la adopción generalizada del paradigma de entrega continua, en el cual las organizaciones adoptan la filosofía DevOps de compilaciones, pruebas e implementaciones rápidas. El modelo de entrega continua está creciendo en paralelo al mayor desarrollo de aplicaciones nativas de la nube creadas desde el principio para implementarse a través de contenedores y Kubernetes.

En resumen, con miras a futuro, las empresas tendrán una paleta creciente de opciones a su disposición para facilitar la gestión de la carga de trabajo, acelerar la implementación de aplicaciones, garantizar la máxima seguridad, explotar tecnologías aditivas como Edge y más. Sin duda, el gran y nuevo mundo de la nube de la década que se inicia ofrecerá un valor, una resiliencia y una capacidad de respuesta que solo eran concebibles en sueños hasta hace unos pocos años.

Etiquetas
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
X
X