Novakorp impulsa el “talentismo” en la industria del software (con una ayudita de la nube)

Se definen como una “comunidad de talentos”, lo que habla de una forma diferente de entender la relación con colaboradores y clientes. En unas pocas semanas, utilizando recursos de la nube de Huawei, desplegaron un clúster de Big Data con capacidades de data science para la industria bancaria.

En 2003 el autor canadiense Cory Doctorow (a quien muchos ya conocíamos por sus artículos en Wired) publicaba Down and Out in the Magic Kingdom: una novela de ciencia-ficción ubicada en el futuro cercano, que exploraba la factibilidad de una sociedad post-capitalista, basada en el prestigio. La novela fue conocida en español como Tocando fondo (editorial AJEC, 2005). En la sociedad Bitchun que describe el relato, la adhocracia reemplazaba a la burocracia como forma de organización laboral, y la moneda reinante era el Whuffie: una medida de la reputación social que se actualizaba en tiempo real.

Cuando los muchachos de Novakorp comentan la forma en que imaginan una sociedad basada en el “talentismo”, el relato de Doctorow surge inmediatamente a la memoria.

Agustin Zucchet

Novakorp se define como una comunidad de talentos y esto significa que la premisa es jerarquizar a quienes tienen esos talentos, “darles un grado de integridad, escucharlos y acompañarlos en su proceso de crecimiento profesional. Tenemos la innovación como vanguardia y desarrollamos distintas tecnologías”, explica Agustín Zucchet, Finance & Community Planner de Novakorp.

“Hoy en día, en un mundo tan globalizado, nos encontramos con situaciones en las cuales podemos trabajar para cualquier país del mundo. La realidad es que si vos vas repasando el mercado argentino, en cada una de las industrias o en cada uno de los referentes de estas industrias existen personas con un seniority muy alto, pero que quizá están segregadas en sus compañías”, grafica Kevin Cánova, Principal Solution Architect de Novakorp. “Nuestro espíritu es el de quitar esa estructura de gran empresa, y poder crear una comunidad que nuclee a todos estos grandes exponentes de tecnología”.

Kevin Canova

“Hoy estamos trabajando la temática de la inteligencia artificial”, agrega el arquitecto de soluciones.Dentro del campo de la IA, Novakorp desarrolló un equipo de ingenieros de datos para desarrollar soluciones de Big Data y otras relacionadas. “También tenemos un equipo de científicos de datos que se dedican a todos estos procesos nuevos de aprendizaje automático o machine learning, redes neuronales y demás. Todo esto dentro del marco de la IA”, asegura Cánova.

Todo esto no sería novedad si no fuera porque el emprendimiento tiene, oficialmente, poco más de dos meses de vida, y la edad de sus impulsores no llega a los treinta años. “Pero ya nos encontramos a full”, insiste Cánova, quien inspirado por su madre, ingeniera informática, comenzó a trabajar como programador a los 18 años en el Datawarehouse de Telefónica, para luego pasar a Oracle, y finalmente a PwC Argentina, donde lideró el equipo Data and Analytics. Del otro lado está Agustín Zucchet, un emprendedor nato cuyo expertise pasa por la Economía. Uno de los objetivos de Zucchet es encontrar formas de  beneficiar a los talentos que trabajhan en la compañía.

Un paseo por las nubes

De visita en Chile para la reciente inauguración de Huawei Cloud en el país vecino, los impulsores de Novakorp pudieron contar su caso de éxito. “No nos casamos con ninguna nube —aclara Cánova—, porque somos una comunidad de talentos con un seniority muy alto, y buscamos asesorar a nuestros clientes desde un punto de vista agnóstico. Eso no significa que trabajemos con cualquiera, sino que trabajamos con los mejores. Queremos ofrecerles a nuestros clientes una paleta de al menos tres posibles proveedores”.

Aclarado este punto, añade: “Cloud Computing fue para nosotros un factor fundamental… Trabajamos con Huawei desde que empezamos. Creamos una solución de Big Data, esto es: desplegamos en tres semanas un clúster de Big Data con capacidades de data science en la nube pública de Huawei”. Las razones, son varias. “Cuando llegás a un segmento como banca tenés varias regulaciones, como por ejemplo hebeas data, problemas de seguridad, redes de comunicaciones… Nosotros somos agnósticos pero elegimos trabajar con Huawei, que tiene presencia regional y en la Argentina”.

Luego del desarrollo de la solución, a la hora de desplegarla en el cliente, lo único que tuvieron que hacer fue señalarle hacia dónde tenían que apuntar sus comunicaciones. “Y ahí se terminó, porque eso que desplegamos en la nube pública se convirtió en una nube privada. Esa nube privada cumple con las demandas del habeas data, no tiene problemas de seguridad y permite trabajar dentro de la red del banco”, finaliza Cánova.

Etiquetas
Mostrar más
Alejandro Alonso

Alejandro Alonso

Periodista especializado en ciencia y tecnología. Trabajó en publicaciones como Banqueros & Empresarios, Telecomunicaciones & Negocios, Customer Service, Prensa Económica, Computerworld, e Insider, entre otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close