Una solución integral para los retos de almacenamiento en la nube

Según datos de IDC, para el año 2025 el 59% de los datos estarán guardados en servicios de almacenamiento de la nube pública. A continuación, Juan Camilo Ruíz Benjumea, Senior Product Manager de InterNexa, nos cuenta la importancia de la nube en las organizaciones.

Por Juan Camilo Ruíz Benjumea, Senior Product Manager de InterNexa

La nube es una red mundial de recursos de computo que se conectan entre sí para funcionar como un único ecosistema para entregar servicios bajo demanda como procesamiento y almacenamiento de datos entre otros que usan las organizaciones para ejecutar aplicaciones y entregar contenido a sus consumidores.  La nube permite acceder a la información de manera más inmediata pues está disponible en el momento y desde el lugar que se desee.

Para las compañías que requieren un servicio que mantenga la información disponible y protegida, las posibilidades son amplias e incluyen nube pública, nube privada y recursos on-premise. Cada una de estas opciones cuenta con características singulares, ventajas y desventajas; lo que permite adaptarse a las necesidades individuales de cada negocio.

Las nubes ofrecen entre otros servicios de almacenamiento, las condiciones de restricción de acceso a través de gestión de identidades y privilegios de acceso, manteniendo la confidencialidad e integridad de la información únicamente para aquellos usuarios autorizados, restringiendo el acceso al público en general.  Los servicios en nube pueden ser accedidos a través de una red privada o por internet con impacto en la latencia y agilidad con la que se descarga/carga la información almacenada.  Sin embargo, a la hora de pensar en almacenamiento y procesamiento de grandes cantidades de información, la nube privada y el acceso a través de una red privada son la opción idónea.

Las cifras demuestran una tendencia en el comportamiento del mercado enfocada en la adopción de diferentes nubes, con servicios más apropiados para cada organización y cada aplicación en particular. Adicionalmente, aún existen aplicaciones e información que deben permanecer on premise por condiciones de aplicaciones legadas, latencia o regulación en la residencia de la información.

Estas condiciones han llevado a las compañías a adoptar la nube híbrida en la cual se reúne lo mejor de las diferentes nubes existentes sea privada, públicas y recursos on premise. Esta nube híbrida permite tener en funcionamiento simultáneo recursos de cómputo, procesamiento, almacenamiento de manera interconectada y segura en diferentes nubes sin tener que sacrificar las funcionalidades y las ventajas que tiene cada nube.

Para adoptar la nube híbrida, una organización debe determinar con base en sus necesidades; aquellos servicios y elementos idóneos de cada nube disponible y así conformar su nube a su perfecta medida.  Este es un proceso clave que permite una correcta adopción de nube híbrida y lograr tener cargas de trabajo (aplicaciones, bases de datos, sistemas operativos, infraestructura de cómputo, seguridad, almacenamiento e información) funcionando simultáneamente en las distintas nubes de manera articulada y segura.

Además, la nube híbrida facilita mover, ampliar y reducir servicios entre nubes buscando eficiencia para potencializar el desempeño y optimización de los costos. Un aspecto importante de esta nube es la capacidad de centralizar, integrar y gestionar los elementos de seguridad y conectividad entre las diferentes nubes.

“Tener una implementación estratégica y adecuada de la nube híbrida va a permitir múltiples ventajas. Entre estas la reducción de costos, agilidad y la escalabilidad, pues es posible gestionar la capacidad de cómputo, procesamiento y almacenamiento en términos de costos y eficiencia de recursos”, comentó Aldemar Marín, fundador de En la nube.

Es entonces la nube híbrida, una herramienta para la optimización de los costos,  con la tranquilidad de acceder a recursos de manera rápida, por demanda y con pago por uso. Sin embargo, esta nube aporta beneficios más allá de los costos y quizás con mayor valor para el negocio de las organizaciones que deciden iniciar el viaje la nube híbrida: aumento en la resiliencia operativa, la continuidad y la disponibilidad del negocio, productividad y agilidad son motivadores para adoptar en estos momentos los modelos de nube híbrida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
X