Cómo impulsará la red 5G a la próxima generación de juegos móviles

América Latina representa hoy el 4 % de los ingresos totales globales de la industria del gaming y se espera que continúe creciendo un 11,4  % anual hasta 2023, justo a tiempo para que la red 5G revolucione los videojuegos en todo el mundo.

“Los videojuegos han experimentado una enorme evolución a lo largo de las últimas décadas hasta llegar a su evolución presente. Hoy los gamers usan mandos complejos, poderosas computadoras personales y cada vez más sus teléfonos inteligentes para interactuar con el mundo virtual, lo cual marca un contraste enorme con los humildes orígenes del sencillo joystick y el monitor monocromático. Los videojuegos son un hobby tan popular, o en algunos casos un verdadero estilo de vida, que muchos incluso desarrollan una carrera gracias a ellos.”, dice Héctor Silva, CTO y Líder de Ventas Estratégicas, CALA, Ciena

Adiós a la demora

La red 5G promete una latencia ultra baja y velocidades extremadamente rápidas, lo cual ya genera entusiasmo tanto entre los jugadores como en el ámbito de los desarrolladores. El lag, una de las principales contras de cualquier juego en línea, es la ralentización que se hace evidente mientras se corre una aplicación, una consecuencia de las redes congestionadas que puede significar la diferencia entre la victoria y la derrota.

Este tipo de demoras puede hacer que los jugadores pierdan cuando deberían haber ganado, además de afectar a un jugador que intenta mantenerse al nivel de sus amigos con mejores conexiones a internet o simplemente hacer que un juego se vuelva frustrante. El lag es tan importante que en la actualidad muchos juegos incluyen entre sus herramientas mediciones de la latencia en tiempo real. Los datos de gaming en 5G se enviarán punto a punto a una velocidad mucho más veloz, dado que el almacenamiento y el procesamiento de la información ocurrirán físicamente más cerca del jugador gracias a la tecnología de computación de borde multiacceso o móvil (MEC), que reduce la demora de forma efectiva.

Más juegos, más diversión

Uno de los beneficios más interesantes del 5G para el mundo de los videojuegos se verá en la capacidad de la red para manejar al mismo tiempo más usuarios y tráfico asociado en las ondas hertzianas, algo que resultará crítico para el crecimiento de los e-Sports en América Latina, segmento que sigue alimentando la expansión de los torneos y eventos regionales de gaming. Esto permitirá que más gente participe en videojuegos de alta resolución en tiempo real, dado que las redes móviles podrán enviar mayores volúmenes de datos entre los dispositivos.

El ascenso de la realidad aumentada, la realidad virtual y los juegos en la nube

Con la llegada del 5G, las características de realidad aumentada y realidad virtual tendrán una mejora enorme. Los videojuegos basados en la localización como Pokémon Go son un ejemplo de los juegos de realidad aumentada que podremos ver crecientemente en el futuro una vez que se adopte la red 5G.  Los juegos interconectados e interactivos, que brindan una localización exacta en una distancia de un metro, contra una distancia de 10 a 500 metros que ofrece el 4G, dependerán de la adopción de 5G.  Además, los juegos de realidad virtual en tiempo real podrían hacer que los de hoy en 4K HD luzcan como el Nintendo 64 de los ‘90s.

La red 5G también puede ayudar a eliminar el gasto de tener que comprar una nueva consola a menudo, con la proliferación de juegos basados en la nube que aprovechan la tecnología MEC. Sin olvidar a nadie, también hay algo para los jugadores retro: el gaming basado en la nube permitirá que estos hagan streaming de juegos del pasado, ahora en las ondas hertzianas, en cualquier lugar y momento, con independencia de que posean o no la consola en la que originalmente se lanzó el juego.

Las redes que hacen posible el 5G

En los comienzos de internet las redes traían una cantidad enorme y creciente de terminales distribuidas y fijas, mientras que en la actualidad las redes conectan a los usuarios principalmente con una menor cantidad de centros de datos que tienen mucha más información. Esto ya ha reducido de manera significativa la latencia y las velocidades de red al almacenar contenido en enormes centros de datos más cercanos a los centros urbanos, donde los usuarios viven y juegan. Las redes del futuro deberían llevar la conectividad incluso más cerca de los usuarios, a la vez que brindan apoyo a los colosales volúmenes de datos que requerirán los videojuegos, el streaming de video y la Internet de las Cosas (IoT).

La próxima generación de videojuegos se puede volver realidad con redes más adaptables. Para asegurar que los datos lleguen del punto A al punto B con un desempeño optimizado hace falta un software inteligente y análisis que puedan predecir dónde sucederán los fallos y arreglarlos activamente antes de que se produzca un corte, con frecuencia sin necesidad de intervención humana. La arquitectura de canales de la red 5G (slicing) asegurará que los servicios de juegos obtengan su rebanada de alto desempeño del pastel general que es la red, para garantizar a los gamers una mejor calidad integral de experiencia.

La red 5G inaugurará una nueva era en videojuegos móviles.

Al reducir en enorme medida el lag asociado a la latencia de la red, el juego será más fluido y permitirá una cantidad de usuarios mucho mayor, volviéndose una actividad aún más comunitaria de lo que ya es. Los jugadores de todos los niveles podrán elegir entre una variedad creciente de flamantes plataformas y nuevas aventuras en las cuales embarcarse en el mundo virtual. Los desarrolladores ya no estarán atados por las limitaciones actuales del desempeño de las redes, que suelen ser servicios mínimos, lo cual incentivará la creatividad y abrirá nuevos caminos para lo que se considera posible en un videojuego.

Héctor Silva, CTO y Líder de Ventas Estratégicas, CALA, Ciena

“A medida que la tecnología sigue avanzando en América Latina, las redes se volverán adaptables y los desarrolladores podrán regodearse con el potencial del 5G, lo cual favorecerá que asentamientos tecnológicos como São Paulo —que actualmente se ubica como la ciudad latinoamericana número 1 para gamers y la 23° a nivel global— asciendan en la lista de centros principales de gaming. En tanto las redes mejoren y el 5G comience a penetrar en América Latina, no sería sorprendente ver que las ciudades latinoamericanas comiencen a representar un porcentaje mayor de las ciudades principales del mundo para los videojuegos, algo que debería regocijar a los jugadores desde la Patagonia hasta México, y a todos en el medio”, concluye Héctor Silva.

Etiquetas
Mostrar más
Lucas Gonzalez

Lucas Gonzalez

Comunicador de tecnología en radio y TV. Programador full stack. Técnico en redes informáticas. Nerd, fanático de la electrónica y tecnología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close