Lunes 20 de noviembre de 2017
Home / PartnerIT / Lagash: Realidad aumentada y realidad mixta para el seguimiento de obras

Lagash: Realidad aumentada y realidad mixta para el seguimiento de obras

Uno de los grandes desafíos de la Obra Pública (aunque también se da con mucha frecuencia en emprendimientos privados) es que los involucrados y los destinatarios de una obra puedan hacer un seguimiento de los hitos del proyecto. Tecnologías como los HoloLens de Microsoft y los drones aéreos permiten que dicho seguimiento sea más sencillo e interactivo. Lagash tiene una solución que utiliza estas tecnologías, permitiendo además la consolidación de información dispersa para la toma de decisiones.

En la Obra Pública, asegura Matías Lacave, gerente comercial de Lagash Argentina, la solución de Seguimiento de Obras aporta una mayor transparencia a lo largo de todo el proceso. “A menudo, los gobiernos inician obras que no se terminan, o que consumen presupuesto sin que se conozca el grado de avance”. En la obra privada, el problema es similar. La solución puede aportar mayor visibilidad del progreso a quienes, por ejemplo, compran una propiedad “desde el pozo”. “Lo que buscamos desde Lagash es, a través de la tecnología, ayudar a quien realiza esas obras a dar visibilidad de estos avances”. Al mismo tiempo, es posible atar dichos avances a variables e hitos del proyecto, para que los involucrados puedan medir desvíos y tomar decisiones.

¿EN QUÉ CONSISTE LA SOLUCIÓN?

En las etapas previas, y a partir de los planos digitales de las obras (AutoCAD), es posible armar una maqueta virtual holográfica, fácilmente navegable gracias a la utilización de los HoloLens de Microsoft con tecnología de Realidad Mixta. Esta tecnología permite ver objetos virtuales “anclados” a los objetos o lugares físicos reales.

1_Vista 360

 

“Si vamos a construir un edificio con determinadas características, lo primero que se podría ver es una maqueta de cómo será la obra finalizada, y en un tamaño casi real. Podrían mostrarse incluso los ambientes, o partes del edificio”, dice Lacave. Para mostrar ambientes, por ejemplo, se podrían usar tecnologías de Realidad Virtual inmersiva.

“Una vez que arranca la obra —explica Rodolfo Finochietti, COO de Lagash—, ya sea para aportar transparencia de la Obra Pública, pero también en el contexto del Real State, incorporamos la tecnología de drones. Hacemos misiones automáticas que cada cierto tiempo, donde se toman fotos de la obra. Esas fotos después son procesadas en la Nube de Azure para generar, por un lado, los modelos para visualizar. Y, por otromlado, hacer mediciones respecto del avance de la obra, para saber si se cumplieron los hitos”. Estos hitos correspondientes al proyecto original pueden estar relacionados con los metros cuadrados construidos en un departamento o con kilómetros de ruta pavimentada, presupuesto erogado, cantidad de pisos alcanzados, etcétera. El seguimiento se puede hacer más completo con el agregado de cámaras en la obra para verificar el movimiento diario de obreros, vehículos y materiales, por ejemplo.

2_drones

 

La plataforma de seguimiento de Lagash permite además que dicho seguimiento (maqueta en 3D, historial, variables importantes, hitos) pueda ser realizado a través de otras herramientas, más allá de la visualización vía HoloLens. Por ejemplo, vía un portal Web, lo cual le da un mayor alcance a esta información.

4_Accesible

 

Finochietti asegura que la solución es asequible para constructoras e inmobiliarias, y que la tecnología (HoloLens, plataforma de software, drones, procesamiento de imágenes en la nube) está madura, disponible y al alcance de las empresas locales. “Uno puede hacer con HoloLens experiencias muy inmersivas, pero también es posible hacer realidad aumentada con celular o con nuestros cascos, y todo lo que tiene que ver con el software es adaptable a estos formatos”. El costo del hardware de HoloLens, estima Finochietti, ronda los US$ 3.000, pero no es necesario en las primeras etapas. Lagash trabaja con un partner tecnológico que puede proveer el servicio de drones (se pagan por misión, aunque también pueden ser adquiridos). A esto se le debe sumar el costo de plataforma y los servicios de Lagash. “No es una solución de cientos de miles de dólares”, advierte el COO de Lagash. “Tal vez no aplique para alguien que está construyendo dos pisos, pero sí para una constructora de un edificio. Además, es modular y compartimentada. Esto permite aplicarla sólo parcialmente, para atender necesidades específicas de un proyecto”.

Si bien la solución está siendo empleada y probada por varios clientes actuales y potenciales, ya tuvo su prueba de fuego en Casa Rosada, cuando recientemente el presidente Mauricio Macri pudo ver la maqueta en 3D del viaducto del ferrocarril Belgrano Sur y la estación Sáenz con los HoloLens de Microsoft.

¿DÓNDE APLICA?

  • Obra pública (edificios, túneles, parques, carreteras, etc.) La solución puede ser desplegada por gobernaciones y municipios para dar mayor transparencia al proceso de construcción.
  • Obra privada (edificios, plantas industriales, grandes zonas residenciales, de alojamiento o de esparcimiento, estadios, etc.) La solución puede ser desplegada en sucesivas etapas por inmobiliarias y constructoras.
  • En ambos casos, la solución también puede ser usada para que quienes estén construyendo puedan hacer el seguimiento de tareas encomendadas a terceras partes (monitoreo y certificación de obra de subcontratistas).

¿QUÉ APORTA?

  • Transparencia en la Obra Pública de cara a ciudadanos, de cara al ciudadano.
  • Visibilidad en las obras privadas, de cara a los propietarios y otros involucrados.
  • Es posible unificar la información dura de la obra (que usualmente está dispersa en diversos documentos) para evaluar las variables y obtener métricas del proyecto, entender si se han cumplido los hitos en tiempo y forma, medir desviaciones y tomar decisiones ejecutivas. Esta información estará en la plataforma de la solución, “atada” a los modelos visibles en 3D.

EXPERIENCIA EN TECNOLOGÍAS EMERGENTES

Lagash nació hace 16 años en la Argentina, y casi desde sus inicios se convirtió en un importante partner de Microsoft. De hecho, fue la primera empresa argentina que trabajó en colaboración con Microsoft Corporation, desarrollando piezas de software para esa compañía.

“La evolución de la compañía va de la mano de lo que los clientes piden —precisa Finochietti—. Tenemos presencia (con oficina comercial y centro de desarrollo) en la Argentina, Uruguay, Chile, Colombia y México, y en los Estados Unidos. En Latinoamérica nuestro foco son las soluciones y atender a los clientes empresariales. En los Estados Unidos nuestro foco está más en el desarrollo de propiedad intelectual. Allá atendemos a startups en diferentes verticales, muchos de los cuales trabajan con tecnologías emergentes que requieren ser maduradas en productos comercialmente viables, y también atendemos a grandes proveedores tecnológicos, como Microsoft”. La compañía tiene más de 350 profesionales (más de 120 en la Argentina) abocados a la producción. Si a esto se suma personal de staff, la compañía tiene regionalmente más de 400 empleados.

“La tecnología de software que está detrás de esto —detalla Finochietti—, tiene muchas aplicaciones. Nosotros tenemos soluciones que pueden ser usadas en el ámbito privado y que se basan en esta tecnología de Realidad Aumentada”. Esta tecnología permite superponer información contextual, objetos virtuales y otros servicios a lo que se puede ver del mundo real. En Banca, por ejemplo, a través de la app de Banca Móvil, sería posible que el cliente enfoque con la cámara de su smartphone una tarjeta de débito y obtenga (una vez identificado), información como el saldo, o los últimos movimientos.

En contextos industriales, los técnicos pueden usar las HoloLens y Realidad Mixta para que los asista en operaciones de Mantenimiento de maquinaria. Lacave da un ejemplo de este escenario. “Imaginemos una planta grande, donde hay una maquinaria a la que se le va a hacer el mantenimiento, y vos no sabés dónde está la máquina. El técnico verá entonces en el piso una línea verde que lo llevará hasta esa máquina. El técnico recorre la nave y llega a la máquina. Cuando está cerca de la máquina, el sistema le pregunta si va a iniciar una reparación, entonces el sistema le muestra una línea roja hasta el tablero eléctrico para que baje el interruptor de energía. El sistema le puede mostrar manuales, protocolos de reparación o mantenimiento, herramientas que debe usar, etcétera. Si la reparación tiene cierta complejidad, el casco le permite al técnico comunicarse con el experto para obtener asistencia remota, e incluso que el experto vea lo que ve el técnico. El experto podría incluso pintar virtualmente la pieza a cambiar, y esa información queda anclada en 3D a esa pieza, no importa si el técnico se mueve o gira la cabeza. Esto es lo que permite Realidad Mixta”.

ACERCA DE LAGASH

  • 16 AÑOS EN EL MERCADO
  • PARTNER DE MICROSOFT
  • EXPERIENCIA EN MERCADOS VERTICALES: SECTOR PÚBLICO, EDUCACIÓN, BANCA, RETAIL.
  • PRINCIPALES CLIENTES: McDonalds, Telecom, Petrobras, Santander, Roemmers.
  • OFICINAS EN ARGENTINA, CHILE, COLOMBIA, MÉXICO, URUGUAY Y ESTADOS UNIDOS

icono_fb.fw   icono_linkedin

Acerca de Alejandro Alonso

Alejandro Alonso
Periodista especializado en ciencia y tecnología. Trabajó en publicaciones como Banqueros & Empresarios, Telecomunicaciones & Negocios, Customer Service, Prensa Económica, Computerworld, e Insider, entre otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *