Los DevOps, nuevos aliados en la era de la transformación digital

Los DevOps generaron una brecha en la seguridad porque achicar los tiempos significa saltearse procesos burocráticos pero, no resuelve todos los problemas por sí solo. Toda la información en esta nota escrita por Dmitri Zaroubine, Presales Manager para Latam en Veeam Software

Antes de la transformación digital, en el desarrollo de un producto estaban involucrados varios equipos de trabajo. Tradicionalmente, se dividía en cuatro. Existía un equipo que desarrollaba el producto, luego este lo pasaba a uno que hacía la puesta en producción, después se enviaba a delivery y, por último, había un equipo que lo ponía en operación (encargados del soporte, los errores, etc). Esto implicaba una gran cantidad de tiempo y, con la aceleración digital que se produjo en los últimos años donde no se quiere ni se puede esperar, se creó el concepto de DevOps. Un acrónimo que une a todos estos equipos en uno, permitiendo acelerar los procesos.

Básicamente, los DevOps permiten eliminar las barreras imaginarias entre ellos. Generando un ecosistema de colaboración, donde todos aprenden y pueden no sólo reducir los tiempos de elaboración, sino también mejorar los de recuperación. Esto ayuda a que las organizaciones sean más competitivas porque permiten que los productos  estén listos en menos tiempo y con mayores funcionalidades. Como ya conocen los códigos, no tienen que pasar por todos los procesos tradicionales: desarrollan,  prueban y el proceso finaliza. Cada vez, son más los  ejecutivos que toman conciencia de la importancia que tienen los desarrolladores de IT para seguir innovando e impulsar DevOps para acelerar el proceso de transformación digital en sus empresas.

Los DevOps generaron una brecha en la seguridad porque achicar los tiempos significa saltearse procesos burocráticos pero, no resuelve todos los problemas por sí solo. Cada empresa tiene sus propios desafíos que enfrentar, una de ellas puede ser la brecha de seguridad de información. Con el objetivo que cumplir en tiempo y forma y aceleración de transformación digital hay muchas empresas que han dejado de lado la seguridad de lado.

Las grandes empresas poseen equipos de Seguridad de Información muy fuertes, por lo que no importa cuán rápido se desarrollen los productos, los procesos de validación en este tipo de organizaciones siguen consumiendo grandes cantidades de tiempo. Por tal motivo,  hay quienes están dando el siguiente paso y están empezando a implementar los denominados DevSecOps que además de achicar los tiempos de producción, reducen los tiempos de control de seguridad. Un desafío realmente difícil, ya que no existe una única persona capaz de abarcar todos estos aspectos.

Los Kubernetes (k8s) es un gran aliado de este concepto, ya que permite automatizar la implementación y la administración de aplicaciones en contenedores. El uso de prácticas de DevOps en entornos de Kubernetes permite moverse rápidamente a gran escala con seguridad mejorada.

Con la adquisición de Kasten, una solución nativa de K8s que ofrece Respaldo y Recuperación, Movilidad de Aplicaciones y Recuperación de Desastres, desde Veeam logramos ajustarnos a las demandas de nuestros clientes, permitiéndonos acompañar a los DevOps en todo el proceso. A su vez, contamos con RestApi donde los desarrolladores pueden comunicarse con nosotros y consumir nuestros servicios/productos. Además, a través de Veeam ONE (que permite hacer monitoreo, capacity planning y predicciones) y, con DataLabs (que puede ser utilizado como un entorno de pruebas, testeo y detección de ransomware) pueden detectar los posibles ataques y complementar la función de seguridad que le falta al DevOps. Es decir, ofrecemos soluciones que permiten cubrir ambos mundos.

Los DevOps surgieron como una solución para acelerar el ciclo de vida del desarrollo de las aplicaciones que llegó para quedarse y que va a ir mutando con el tiempo. El desafío de cultivar esta cultura requiere cambios profundos en la forma en la que las personas trabajan y colaboran. Sólo es cuestión de estar bien preparado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
X