Todo lo que necesita saber para no perder plata cada vez que vende un servidor

En el camino a la nube, que la mayoría de los clientes ya está emprendiendo, Windows Server 2019 busca ser el garante de la continuidad de la infraestructura entre los distintos entornos. Sin embargo, a la hora de adquirir las licencias, es probable que esté dejando miles de dólares sobre la mesa o, lo que es peor, incurriendo en un dolor de cabeza legal.

Según un estudio de Microsoft, el 34% de las empresas pequeñas y medianas están actualmente usando la nube híbrida, y el 41% está considerando implementaciones híbridas como una opción futura.

A estas alturas, queda claro que las empresas van hacia la nube, pero no se trata de un éxodo. Los entornos híbridos se están convirtiendo en la opción de preferencia de buena parte de las organizaciones, y esto significa que los despliegues on premises siguen muy vigentes y, de hecho, son inevitables para ciertas cargas de trabajo.

En dicho contexto, la promesa de Windows Server 2019 es la de dar continuidad a la infraestructura del centro de datos, donde quiera que esté, con opciones de Windows Sever en Azure, localmente desplegado (on prermises) o en Azure Stack.

¿Por qué una empresa elegiría un servidor on premises?

A lo dicho anteriormente, se suman una serie de consideraciones complementarias, que las empresas ponen en la balanza a la hora de elegir.

La pregunta crítica

Ignacio Mosquera, Microsoft Champ Server dentro de la región América Latina, recomienda que, cada vez que un cliente pida un sistema operativo de servidor, se le pregunte sobre qué hardware va a correr. “Por no haber hecho esta pregunta en el ámbito de distribución, perdimos muchísima plata”, asegura. De la respuesta a esta pregunta se derivan una serie de opciones que pueden abracar incluso otras marcas que un partner ya está comercializando.

Y es que existe un desconocimiento muy grande de los distintos sistemas de licenciamiento de Windows Server, lo cual depende del tipo de distribución. Esto hace que, en general, se termine optando por la modalidad OLP (Open License Program / Programa de Licencia Abierta). Paralelamente, existe otra modalidad de distribución llamada OEM (Original Equipment Manufacturer / Fabricante Original de Equipo) que son licencias asociadas exclusivamente al equipo donde el sistema operativo está instalado. “Con Microsoft OEM, los canales siempre podrán darle al cliente la oferta más económica”, asegura Mosquera, y gráfica: “Una licencia Estándar bajo modalidad OLP cuesta en el mercado unos US$ 1.400. Si le aplican un descuento agresivo, la van a situar en los US$ 1.000. La licencia Estándar OEM está entre US$ 700 y US$ 800 dólares”.

Dentro de OEM, hay distintos sabores:

  • De la mano de los distribuidores, Microsoft está trabajando la licencia COEM. “Es la propia licencia de Microsoft, con SKU de Microsoft. El distribuidor tiene inventario de este tipo de licenciamiento. Son licencias genéricas. El negocio está en que cuando el partner del canal reciba el pedido de un servidor con sistema operativo, el canal pueda hacer attach de esa licencia al servidor, de la marca que fuere”, aclara Mosquera. Esto tiene dos ventajas: disponibilidad inmediata (versus un mínimo de 45 días) y excelentes precios o bien promociones vía los distribuidores. El sopprte es brindado por Microsoft.
  • En algunos países de la región, también existe una gran oportunidad en todo lo referente a los CALs, habida cuenta de que hay gran desconocimiento. En países como la Argentina, bien podría darse hasta un 60% de los clientes con problemas de licenciamiento de CALs, según estima Mosquera.
  • ROK (Reseller Option Kit) OEM es la propia licencia de Microsoft, pero “tuneada” o “customizada” por las marcas para un servidor específico. En este caso, las marcas socias de Microsoft son HPE, Dell EMC y Lenovo. “El SKU del sistema operativo pasa a ser de la marca, por ende el cliente tendrá un único soporte”, explica Mosquera. Este tipo de oferta está disponible en los distribuidores de HPE, Lenovo y Dell.
  • Preinstalado es una opción OEM que aplica en proyectos. Aquí pueden aplicar dos descuentos: el descuento de Microsoft, y el descuento de oportunidad de la marca con la cual se está trabajando. El soporte es provisto por la marca.

Mosquera insta a los canales a no perder más plata y acompañar a los clientes en su camino a la nube, teniendo en cuenta que hoy en día muchos de esos clientes no están familiarizados con las opciones de nube. En este estado de transición, Windows Server 2019 se posiciona como una excelente oportunidad.

A la par, las soluciones de hiperconvergencia ofrecen grandes ventajas para los clientes. “La solución de hiperconvergencia de Microsoft es la más económica que van a encontrar en el mercado. Desde Microsoft estamos haciendo un excelente trabajo con nuestros socios estratégicos (Dell EMC, Lenovo y HPE) para darles la posibilidad a los resellers, a través de los distribuidores, de poder concretar los negocios de hiperconvergencia con la mejor oferta económica”, dijo Mosquera.

Tips

  • Las licencias OEM sólo pueden emplearse en equipos nuevos (aquél que fue comprado hace menos de 90 días). Las licencias OLP aplican a equipos nuevos y usados. 
  • Para licenciar un servidor, la cantidad mínima de cores de procesador es de 16. Por debajo de esta cantidad, pueden presentarse problemas legales.
  • A la hora de licenciar el sistema operativo del servidor, hay que tener en cuenta las CALs (o licencias de acceso del cliente) que, salvo en el caso de Windows Server Essentials (hasta 25 usuarios y 50 dispositivos), no están incluidas. 
  • Para el despliegue de infraestructura hiperconvergente (una opción cada vez más popular por su relación costo/prestación), la única edición que aplica es Windows Server Datacenter. 
  • El 14 de enero de 2020, termina el soporte de Windows Server 2008. Es una oportunidad sumamente interesante dado que buena parte de quienes necesiten cambiar el sistema operativo también podrían cambiar el servidor. 
Etiquetas
Mostrar más
Alejandro Alonso

Alejandro Alonso

Periodista especializado en ciencia y tecnología. Trabajó en publicaciones como Banqueros & Empresarios, Telecomunicaciones & Negocios, Customer Service, Prensa Económica, Computerworld, e Insider, entre otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
X
X