La guerra de los chips llegó a las ultraportátiles

AMD inició la batalla contra Intel en el ámbito de las notebooks delgadas y livianas. Al presentar sus unidades de procesamiento acelerado (APUs) Ryzen para equipos móviles, con gráficos Vega integrados (los llamados “Raven Ridge”), aseguró que son “los procesadores más veloces del mundo para laptops ultradelgadas”. Al hilar fino se descubre que AMD se refiere a los procesadores móviles con un consumo de referencia (TDP) de 15 W, categoría en la cual entran sus nuevos Ryzen 7 2700U y Ryzen 5 2500U.

“Prometimos traer innovación y competencia de vuelta a todos los segmentos del mercado de PC durante 2017, y el día de hoy marca el cumplimiento de esa promesa en el rubro de notebooks para consumidores, siguiendo nuestro exitoso despliegue para los mercados de consumidores, comercial y de escritorios de alto rango anteriormente este año”, dijo Jim Anderson, vicepresidente senior y gerente general del Computer & Graphics Group de AMD, durante el lanzamiento de los nuevos procesadores móviles.

SALTO DE PERFORMANCE

Habiendo lanzado los procesadores Ryzen para equipos de escritorio hacia el mercado de rango medio, de entusiastas y de servidores, y con los gráficos Vega apuntando directamente contra la serie GeForce 10 de Nvidia, el paso que faltaba para confirmar la resurrección de la performance de AMD consistía en lanzar procesadores móviles basados en sus más recientes arquitecturas de CPU y GPU.

Primeras comparaciones de performance de las APUs Ryzen Mobile
Primeras comparaciones de performance de las APUs Ryzen Mobile

Tanto el modelo Ryzen 7 2700U como el Ryzen 5 2500U son CPUs basadas en arquitectura Zen con cuatro núcleos capaces de ejecutar ocho threads en forma simultánea. Poseen 512 KB de caché L2 por núcleo y 4 MB de caché L3 compartida. Ambos soportan memoria DDR4 de doble canal con velocidad de hasta 2.400 MHz.

El chip Ryzen 7 2700U ofrece una frecuencia de reloj base de 2,2 GHz y 3,8 GHz en modo boost. A esto se suman 10 unidades de cómputo Radeon RX Vega que trepan hasta 1.300 MHz. El Ryzen 5 2700U es ligeramente más lento, con una frecuencia base de 2 GHz y 3,6 GHz en modo boost, y cuenta con 8 unidades de cómputo Vega en lugar de 10, las cuales corren a 1.100 MHz.

En comparación con la generación previa de procesadores móviles de AMD, Ryzen 7 2700U ofrece (según la propia empresa) hasta tres veces más performance de CPU y hasta 2,3 veces más performance de GPU, consumiendo hasta un 58 por ciento menos energía.

Detalles técnicos de las nuevas APUs Ryzen para ultraportátiles
Detalles técnicos de las nuevas APUs Ryzen para ultraportátiles

LISTA DE MEJORAS

Si bien los nuevos microprocesadores móviles de AMD utilizan la misma arquitectura que sus pares de escritorio, la compañía hizo algunos ajustes orientados a la computación móvil. El mayor de ellos es Precision Boost 2, un algoritmo de optimización que forma parte de la nueva tecnología SenseMI de AMD. Este algoritmo, en lugar de ofrecer una opción simple de aumento de frecuencia (boost) para todos los núcleos, busca dinámicamente la máxima frecuencia posible de reloj teniendo en cuenta la temperatura de la CPU, la corriente y la carga de trabajo. Los incrementos de frecuencia se llevan a cabo con una granularidad de 25 MHz. Esto hace posible una curva de aumento de performance más suave, y brinda frecuencias optimizadas para diferentes cargas de trabajo en forma dinámica.

El otro ajuste importante es mXFR (Mobile Extended Frequency Range). Esta característica opera en forma similar a la XFR de los chips para equipos de escritorio: lleva a cabo un overclocking automático que aumenta el voltaje y frecuencia de reloj de la CPU más allá de lo que brinda Precision Boost 2. Aprovechando el análisis de temperatura que realiza esta última, determina qué tanto puede elevar el rendimiento de la CPU.

Mobile XFR ofrece overclocking inteligente para notebooks con soluciones de cooling de alto rango
Mobile XFR ofrece overclocking inteligente para notebooks con soluciones de cooling de alto rango

 

Para poder poner en funcionamiento mXFR el equipo debe contar con una solución de cooling de muy alta capacidad como las que sólo se encuentran en portátiles de alto rango. Además, dichas soluciones de cooling deben cumplir un conjunto de especificaciones establecidas por AMD.

Las nuevas APUs móviles Ryzen poseen un canal de energía VDD unificado, con reguladores digitales de baja caída de tensión (LDO, low-dropout). Esto consigue que los requerimientos máximos de corriente se reduzcan en un 36 por ciento. Los chips también tienen múltiples regiones digitales LDO para los núcleos de CPU, núcleos gráficos, etc. Esto permite que dichas regiones se apaguen por completo cuando están ociosas, brindando importantes ahorros de energía. Los reguladores de voltaje compartidos no sólo reducen el consumo total de energía, sino que también permiten que las APUs Ryzen Mobile obtengan picos más elevados de corriente en la CPU y GPU cuando se los necesita para elevar la performance.

Gracias a la alta granularidad del mecanismo de regulación de voltaje, las APUs Ryzen Mobile pueden ajustar dinámicamente la frecuencia y el voltaje de cada núcleo. Teniendo en cuenta que cada thread de procesamiento conlleva diferentes requerimientos de cómputo, esta funcionalidad permite que el procesador envíe mayor energía a los núcleos que más la piden. Esta funcionalidad no está restringida a los núcleos de CPU. Las nuevas APUs de AMD pueden repartir la energía y la corriente entre CPUs y GPUs indistintamente.

¿QUÉ TAN VELOCES SON?

En las comparaciones dadas a conocer por AMD, el AMD Ryzen 7 2700U mostró ser un 8 por ciento más veloz que un Intel Core i7-8550U y 10 por ciento más que un Core i7-7500U en pruebas de núcleos individuales. Habilitando los cuatro núcleos, el Ryzen 7 2700U resultó un 44 por ciento más veloz que el Intel Core i7-8550U y 2,2 veces más que el i7-7500U. A su vez, AMD indica que la APU Ryzen 7 2700U es ligeramente más rápida (7 por ciento) que el procesador para equipos de escritorio Intel Core i5-7600K, un chip de cuatro núcleos con un consumo de referencia (TDP) seis veces más alto.

En cuanto a los núcleos gráficos, contando con sólo 10 u 8 unidades de cómputo, las GPUs Radeon Vega embebidas en las APUs Ryzen Mobile están muy lejos de la performance de las placas gráficas para equipos de escritorio Radeon RX Vega 64 o Vega 56. Sin embargo, son mucho más veloces que cualquier GPU que AMD o Intel hayan embebido anteriormente en un procesador para equipos móviles.

En las pruebas DirectX 12 3DMark Time Spy, la APU Ryzen 7 2700U con sus 10 unidades de cómputo fue capaz de superar por poco a una placa gráfica Nvidia GeForce GTX 950M. Eso la hace 2,5 veces más rápida que una GPU Intel HD Graphics. Lo que esto significa es que el procesamiento gráfico de las nuevas APUs de AMD es lo suficientemente potente como para brindar niveles de FPS decentes en la mayoría de los juegos, utilizándolos en resoluciones de 1080p. Otra de las novedades que traen las APUs Ryzen Mobile es FreeSync 2, la evolución de FreeSync diseñada para soportar pantallas de equipos portátiles.

El lanzamiento de los nuevos chips de AMD para portátiles se vio secundado por el lanzamiento de nuevos modelos de notebooks de Acer (Swift 3), HP (Envy X360) y Lenovo (IdeaPad 720S). Estas notebooks no están orientadas a gamers “hard-core”, pero sí ofrecen una alternativa a gamers dispuestos a resignar algo de performance para ganar en portabilidad. Lo que es indudable es que, luego de años de desarrollar APUs para equipos móviles con niveles mediocres de performance y elevados índices de consumo, AMD finalmente logró soltar un purasangre que plantea una seria competencia para sus pares de Intel.

Mayoristas autorizados

Etiquetas
Mostrar más
Gustavo Dumortier

Gustavo Dumortier

Analista en Computación y periodista especializado en informática. Trabajó en diversas publicaciones de tecnología y negocios y es autor de libros sobre algoritmos y programación. Actualmente es socio de la consultora argentina MasterSoft, en la que se desempeña como analista funcional.
Close