¿Está preparada la infraestructura de red para lidiar con los desafíos post COVID?

Nadie duda del rol central que las redes tuvieron (y todavía tienen) durante la pandemia. Algunos vendors esgrimen sus razones para creer que esa importancia no disminuirá el día después, con el retorno a la oficina. ¿Cómo se pueden agregar servicios de valor sobre dicha infraestructura? Los vendors responden.

A la hora de evaluar el impacto del COVID-19 sobre el mercado de redes y conectividad, los analistas de IDC sostienen que hubo resultados mixtos. Como dice el saber popular: “una de cal y una de arena”. Si bien la mayoría de las empresas informan que han bajado sus presupuestos de TI, el apoyo a una fuerza laboral remota repentina y la habilitación de operaciones “sin contacto” creó una nueva demanda de capacidades de red.

Tomado como referencia un relevamiento realizado en los Estados Unidos, Rohit Mehra, vicepresidente  de Infraestructura de Red en IDC, sostuvo: “El nuevo coronavirus ha obligado a las empresas de todo el mundo a cambiar sus operaciones de forma rápida y dramática. Al hacerlo, las empresas dependen cada vez más de la tecnología de red, desde permitir la conectividad segura hasta respaldar una mayor demanda de plataformas de colaboración. Al mismo tiempo, el COVID-19 ha obligado a las empresas a priorizar los hábitos de gasto”. Las empresas informan que se planificaron mayores inversiones en herramientas de UC&C (Comunicaciones Unificadas y Colaboración), administración de redes y redes de centros de datos desde que comenzó la pandemia. Los encuestados informan que disminuyeron los gastos en el campus de la empresa y las redes de área amplia.

Casi la mitad de los encuestados (48%) informaron que aumentarán las inversiones en herramientas UC&C, en comparación con el 32% que informaron mayores inversiones en redes de centros de datos y el 31% mayores inversiones en administración de redes. Más de la mitad de los encuestados (51%) informaron que los empleados no pueden acceder a las aplicaciones desde la conexión a Internet de su hogar varias veces a la semana. La mayoría de los encuestados dijo que los empleados no usan principalmente una red privada virtual (VPN) mientras trabajan desde casa.

De cara al New Normal que supone haber superado en buena parte del mundo lo más crítico de la pandemia, varios vendors de infraestructura de red apuntaron a reforzar las medidas de seguridad sanitaria apoyados en soluciones montadas sobre la infraestructura de red, tanto cableada como inalámbrica. Pero éste es sólo el principio. Para los canales, es una nueva veta de negocios que requiere atención.

De la oficina reinventada a los nuevos espacios híbridos de trabajo

Juan Mongini

Para Juan Pablo Mongini, gerente de Ventas de Redes Empresariales para América Latina, hay tres grandes escenarios a tener en cuenta. “El primero tiene que ver con cómo habilitar el futuro del trabajo. Esto es: cómo soportar a una fuerza laboral que será más remota. En esta nueva normalidad, claramente habrá mayor cantidad de gente trabajando desde su casa, así sea de manera permanente, o bien a tiempo parcial. Lo segundo tiene que ver con la vuelta al negocio, el regreso a la oficina… Desde el punto de vista del negocio hay mucho que se puede hacer. Y, finalmente, la tercera área, involucra la manera de reimaginar las aplicaciones. Muchas organizaciones tuvieron que salir a digitalizar sus procesos y las interacciones con los clientes de manera acelerada, esto ha derivado en una explosión en el uso de aplicaciones y de nube, de modo que es necesario plantear la manera en que se reimaginan las aplicaciones y cómo la infraestructura de red puede dar soporte a esto”.      

Desglosando las oportunidades en cada una de estas áreas, Mongini toma la primera de ellas y pone el énfasis en cómo habilitar una fuerza laboral que cada vez será más remota, a través de una mirada holística de la tecnología. Las empresas se ven obligadas a garantizar la experiencia del trabajador de una manera más sustentable (ya no se trata de un tema de best effort por un tiempo acotados, sino de que ése es el New Normal). Esta habilitación debe darse en términos de mantener al trabajador remoto conectado, asegurar sus interacciones, permitirle trabajar colaborativamente, y además asegurarle el acceso a recursos de infraestructura, como bien puede ser un escritorio virtual.

Sesión de Webex desde el smartphone, habla Juan Mongini

En buena medida, lo anterior se resume en “llevar el ambiente de red de la oficina al hogar” y profesionalizar la red hogareña, para que cuando un hijo esté mirando Netflix por la misma red no deje al empleado sin ancho de banda suficiente como para trabajar, pero además con las mismas políticas y el mismo nivel de seguridad. Por otra parte estos empleados deben recibir un soporte similar al que ya tienen en las oficinas., en el marco de un esquema mixto de trabajo (una cierta cantidad de días en la casa, y otro tanto trabajando en la oficina). Aquí entran a tallar soluciones como Cisco Duo (una solución para evitar el robo de credenciales, que brinda doble factor de autenticación) y Umbrella (seguridad de red empresarial), en ambos casos son soluciones provistas desde la nube. Cisco también provee herramientas para protección del endpoint (Cisco AMP) y plataformas de colaboración, como es el caso de       WebEx, que completan esta habilitación de largo plazo, más sostenible, del trabajador remoto durante el New Normal. Claro está, no sólo de trata de software y de nube. También podrían ser necesarios dispositivos personales de videocolaboración y telepresencia, como los WebEx Desk Pro, recientemente lanzados, y otros de generaciones anteriores.

En la medida en que se concreta el retorno a la oficina, se pueden montar sobre la infraestructura de red inalámbrica (ya sean basadas en Cisco Meraki o puntos de acceso Catalyst —antes Aironet—, es decir que en ambos casos hay capacidad de localización de dispositivos) soluciones analíticas como Cisco DNA Spaces, cuya integración permite controlar de manera eficiente la presencia de empleados, el tráfico, y el distanciamiento social, además de proveer información relevante para la toma de decisiones (y para saber si las decisiones que se tomaron tuvieron los resultados esperados).

El último escenario tiene que ver con que el trabajo del futuro deberá mantener conectados espacios mixtos, o híbridos, con trabajadores interactuando fluidamente desde sus oficinas y en sus casas, pero también accediendo a recursos que están en una o más nubes, o en los centros de datos de la empresa. Esto obliga a las organizaciones a analizar si sus redes pueden soportar el tráfico de video resultante, como así también otros tráficos relacionados, y si pueden mantener la seguridad y las políticas corporativas a lo largo de todas estas instancias de conexión. Aquí entra en juego la necesidad de adopción de tecnologías de SD-WAN (redes de área amplia definidas por software), y otras de seguridad que se integran a las SD-WAN para evolucionar hacia una arquitectura del tipo SASE (Secure Access Service Edge). A esto se suma un desafío más visible, que es la inclusión en los espacios físicos de los nuevos dispositivos de videocolaboración.

Recursos adicionales

Trabajo remoto y seguro

La vuelta al negocio

Reimaginando las aplicaciones

El protagonismo de las redes inalámbricas

Una de las primeras en dar muestra de sus expectativas ante la “oficina reinventada”, ya pensando en todo lo que se debe (y se puede) hacer para el buen retorno a una rutina laboral más estándar, fue Aruba, una empresa de Hewlett Packard Enterprise (HPE). La parte más interesante de este anuncio es que lo innovador saca provecho de lo que ya existe. Con las soluciones de red nativas de la nube basadas en IA de Aruba como base, cada escenario proporciona pasos pragmáticos que las organizaciones pueden tomar hoy para acelerar la recuperación del negocio e implementar el rastreo de contactos y soluciones sin contacto que mejoran la salud y el bienestar de los empleados y visitantes.

Jorge Calvi

Desde Aruba entendemos que la infraestructura de acceso es la protagonista de la nueva era de los datos, donde gran parte de la información se crea o incluso procesa, fuera de los datacenters. Es por esto que ofrecemos una plataforma de acceso, donde características como performance, seguridad y analíticas de red, todas, en interacción con avanzadas técnicas de AIOps son los pilares fundamentales que nos permiten dar adecuada respuesta a requerimientos actuales y futuros de esta nueva era —explicó Jorge Calvi, Systems Engineer para la Argentina & Paraguay de Aruba—. Respecto a los planteos de la nueva normalidad, entendemos que infraestructuras de conectividad  WLAN como las de Aruba, con capacidades de localización y contexto basadas en BLE (Bluetooth Low Energy) brindan un aporte fundamental a cualquier plataforma o aplicativo que apunte a mantener el distanciamiento social y la trazabilidad de casos sospechosos dentro de la empresa”.

Click para acceder al documento “The Workplace Reimagined”.

Acaso el más interesante de esos escenarios, en cuanto a oportunidad para los partners, es el del Retorno a la oficina, donde la marca propone al menos tres clases de soluciones.

  • Rastreo de contactos y localización: Aruba lanzó un nuevo conjunto de herramientas nativas de rastreo de contactos y localización para clientes existentes de infraestructura de Aruba basados ​​en Wi-Fi y Bluetooth. Para capacidades ampliadas, los socios tecnológicos de Aruba AiRISTA Flow, CXApp, Kiana Analytics, Modo Labs y Skyfii se integran con las infraestructuras de Aruba para monitorear el distanciamiento social y el tamaño de los grupos, y generar rastreo de contratos de individuos potencialmente expuestos.
  • Gestión de visitantes sin contacto: en el nuevo entorno de trabajo, las organizaciones buscan evitar el contacto físico con la gente en la recepción o el uso de tabletas compartidas de autoservicio para el check-in. Aruba y sus socios digitales en el lugar de trabajo, como Envoy, permiten el pre-registro, la notificación automatizada del host y las credenciales de Wi-Fi de visitante individualizadas generadas automáticamente, todo con cero contacto de persona a persona.
  • Monitoreo de salud basado en video e IA: la identificación y asistencia proactiva de los huéspedes y empleados infectados con COVID mantiene a todos en el lugar de trabajo más seguros. Los socios tecnológicos de HPE Pointnext y Aruba pueden ofrecer y respaldar soluciones termográficas sin contacto que miden la temperatura de la frente de grupos de personas simultáneamente. Ideal para vestíbulos y otras áreas de alto tráfico, la solución incorpora respuesta de voz automatizada e interfaces con portales de control de acceso.

Para Calvi, dos de las áreas de solución que ofrecen mayor expectativa de crecimiento en estos tiempos son aquellas soluciones de localización contextual de activos o colaboradores, basadas en tecnología BLE, y las soluciones de acceso remoto basadas en infraestructura de acceso (Access Point Remotos), “que brindan mayor estabilidad y una experiencia de uso idéntica a la conexión en la oficina, con relación a las tradicionales basadas en clientes de software”. En este orden, los “productos-estrella” de la marca incluyen Aruba ESP (Edge Service Platform) como solución de acceso, y Aruba Meridian, como plataforma de localización contextual. “Son poderosas fuentes de información contextual que alimentan a cualquier plataforma orientada a optimizar las nuevas formas de trabajo en las empresas”.

Enlaces fijos, como garantes de las comunicaciones

InfiNet Wireless, es un importante proveedor de conectividad inalámbrica fija de banda ancha. Es una multinacional privada de desarrollo y fabricación de acceso inalámbrico de banda ancha (BWA), y radioenlaces. La marca es distribuida en Latinoamérica desde hace más de siete años a través de empresas autorizadas, y cuenta con presencia en México, Colombia, Chile, Perú, y la Argentina (y se coordina la llegada a otros países). Desde 1993, InfiNet se ha distinguido por mantener un crecimiento orgánico mediante la innovación y su capacidad de brindar plena satisfacción con soluciones inalámbricas punto a punto y punto multipunto en las geografías más desafiantes. InfiNet trabaja a través de mayoristas en países como México, Colombia, Chile y Brasil, y en países como Guatemala, Dominicana y Uruguay se maneja mediante un partner local que funge como integrador. Esto último se da con algunas limitaciones autoimpuestas que apuntan a preservar la limpieza del mercado y a propiciar la entrada de la marca a futuro a través del canal mayorista.

“En este momento se ha generado una saturación de los servicios de conectividad en las zonas residenciales. Hablamos de servicios que no estaban calculados para la cantidad de tráfico que se ha generado con la pandemia —describió Carlos de Lamadrid, Channel Development Manager para América Latina de InfiNet Wireless. Nuestros partners (integradores) pueden apoyar a las empresas con esquemas de redundancia, tanto en las oficinas como en zonas residenciales, ya que en esta nueva normalidad el trabajo remoto se va a intensificar de cualquier forma y la problemática actual de falta de capacidad tiene que resolverse, siendo la conectividad inalámbrica una opción rápida, eficiente y a un costo razonable. Estas soluciones inalámbricas van dirigidas a todos los sectores, como transporte, servicios públicos, minería, seguridad, videoseguridad, financiero, gobierno, telecomunicaciones, entre otros”.

Carlos de Lamadrid

Consultado sobre la importancia de la conectividad inalámbrica en el nuevo contexto global, De Lamadrid argumentó: “La conectividad inalámbrica tiene la característica de que se despliega de forma rápida y no sigue trayectorias, como es el caso del tendido de la fibra óptica. Esto implica que es una conexión directa desde el punto de salida de Internet hasta el cliente. A este nivel podemos hablar de soluciones punto a punto (capacidad mayor orientada a la conectividad residencial) o punto a multi-punto (capacidades más enfocadas a reforzar la conectividad residencial). La conectividad inalámbrica se puede ver como una herramienta fundamental, no sólo durante la etapa prevención y mitigación, sino también en la fase de salida de la crisis mundial. Las redes inalámbricas ofrecen la posibilidad de unir puntos de difícil acceso con redes públicas o privadas”.

En cuanto a los casos de uso relevantes en esta coyuntura, el gerente regional de Desarrollo de Canales graficó dos: “En el caso de las redes de telefonía celular, la capacidad instalada de las radiobases de celular se ha visto rebasada, por ende los enlaces inalámbricos ayudan a agregar mayor capacidad que al sumarse a la capacidad existe instalada, posibilita mejorar la calidad de servicio de los usuarios de celular y impactando positivamente a los usuarios. Para este caso, se utilizarían soluciones punto a punto de InfiNet Wireless para transportar la mayor capacidad posible y agregarla. En el caso de las redes de fibra óptica, lo que hay que atender es que en caso de falla de la misma, existan esquemas de redundancia que permitan la continuidad de los servicios, aunque sea de forma demeritada, pero que no se caiga el servicio por completo. En este caso también hablamos de enlaces punto a punto”. Adicionalmente, explica, cuando los operadores quieren extender cobertura a usuarios nuevos y requieren hacerlo con prontitud, ahí aplica desplegar soluciones Punto a Multi Punto a efecto deservir áreas nuevas de una forma rápida. “Algunas de las soluciones que ofrece InfiNet son familias: Quanta 5, Quanta 70, Infilink, Infiman, QMXB, R5000, entre otras”.

Para mayor precisión en materia de soluciones para empresas y clientes corporativos,  y videovigilancia, siga los links correspondientes. Vale recordar que a principios de junio, y en alianza con el proveedor de soluciones de acceso y videovigilancia Hikvision, bajo el título “Herramientas Hikvision e InfiNet Wireless permiten enfrentar desafíos para un regreso seguro a las ciudades y regiones del país”, InfiNet dictó para algunos países de la región una conferencia virtual sobre las herramientas y soluciones que pueden implementar gobiernos y empresas para ayudar a controlar la propagación de la pandemia, analizando, además, el despliegue de puntos de control para la recolección de información usando tecnología inalámbrica y de videoseguridad.

Etiquetas
Mostrar más
Alejandro Alonso

Alejandro Alonso

Periodista especializado en ciencia y tecnología. Trabajó en publicaciones como Banqueros & Empresarios, Telecomunicaciones & Negocios, Customer Service, Prensa Económica, Computerworld, e Insider, entre otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
X