Ariel Güelmos, de ERGO: “Ayudamos a las organizaciones a poner los datos al servicio del negocio”

ERGO nació hace 16 años como una organización que ayudaba a otras a manejar sus datos y a explotarlos. De la mano de las nuevas tecnologías, como Big Data, ERGO asumió el desafío de evolucionar y, lo que es más importante, despejar el terreno dentro de las organizaciones para que sus clientes aprendieran a sacarle provecho a los datos que tienen.

La historia de ERGO arrancó en 2004, aunque para ese entonces dos de sus fundadores ya tuviera más de una década trabajando administración de datos. Karina Salerti, actual Business Director de ERGO, Ariel Güelmos, hoy Managing Director de la compañía, y un tercer socio que ya no forma parte de la organización, vislumbraron una oportunidad dentro de los campos de ETL (extracción, transformación y carga de datos) y BI (inteligencia de negocios), diseñaron un modelo de negocios relacionado con la integración y la explotación de la información a través de tableros, y salieron a la cancha con buena recepción de parte de los clientes.

Una de las primeras empresas que acudió a ERGO fue Exiros. Nacida en 2001, Exiros centraliza el procurement de las empresas del Grupo Techint (Tenaris, Ternium, Techint E&C, Tecpetrol). “La misión de Exiros es aumentar la eficiencia de estas empresas, dando soluciones globales de abastecimiento y logística industrial, con un fuerte foco en uso de modernas tecnologías de la información. Exiros maneja compras anuales por US$ 10.000 millones, tiene presencia en más de 20 países y una red de 40.000 proveedores calificados”, explica su director de TI, Procesos y Servicios Corporativos, Francisco Severi. “La relación con ERGO se inició en 2004, para asistirnos con la implementación de un datawarehouse de procurement para Exiros y las compañías de la OT. Seleccionamos a ERGO porque fue el partner recomendado por IBM para llevar adelante el proyecto”.

La solución implementada requería la extracción de datos de varios sistemas SAP R/3 y la consolidación en una única base de datos central, utilizando la herramienta de ETL DataStage y bases de datos Oracle. “ERGO es una empresa dinámica que nos ha acompañado a lo largo de todos estos años incorporando nuevas tecnologías y metodologías de trabajo”, resume Severi.

DataStage, antes de IBM

Ariel Güelmos

En materia de ETL, ERGO tenía una interesante carta a favor. Hacía varios años que trabajaba con DataStage de Ascential: una importante herramienta de ETL que en 2005 fue adquirida por IBM. Allí donde en tiempos de Ascential sólo podían brindar servicios sobre esta herramienta (habida cuenta de la existencia de un acuerdo de exclusividad con otro partner), a partir de la adquisición por parte de IBM pudieron comercializarla, lo que les abrió un nuevo campo de oportunidades. ERGO fue evolucionando a la par que las posibilidades que brindaban la gestión y la explotación de los datos. “Veníamos del mundo del ETL, y hacia 2008 nos diversificamos hacia la explotación de la información. Terminamos trabajando los datos con DataStage, y explotándolos con MicroStrategy y Cognos”, explica Güelmos.

Cinco años después, con la irrupción del Big Data en el mercado como una nueva e inquietante buzzword, arrancó una nueva etapa para ERGO. La siguiente transformación en nuestra oferta, recuerda el Managing Director, “tuvo que ver con salvar una problemática que traía consigo el Big Data. El hecho es que todos querían hacer Big Data, pero en el fondo no teníamos el para qué”. La llegada de Hadoop y otras soluciones capaces de afrontar la gestión de grandes volúmenes de datos, no garantizaba que el cliente supiera para qué los quería. Los casos de uso no estaban a la vista, y los presupuestos terminaban secándose. Este fracaso dejaba al descubierto una desconexión en las organizaciones aun más grave: las áreas de TI podían reunir los datos, limpiarlos, prepararlos para que fueran interrogados, pero las áreas de negocios no sabían qué preguntar. Para Karina Salerti, esta carencia era, sobre todo, cultural: “La gente de negocio sólo pensaba de manera tradicional, a través de lo que TI le había dicho en algún momento que se podía hacer. No pensaba en función de los datos acumulados que tenía a su alcance. Ni siquiera sabían qué hacer con ellos”. La consecuencia más visible es que muchas de las decisiones que se tomaban a nivel comercial eran por instinto, no estaban avaladas por la información disponible.

Tiempo de Design Thinking

Los socios de ERGO buscaron una manera de mediar entre las áreas técnicas y las del negocio. Pronto se dieron cuenta de que eran necesarias nuevas conversaciones, distintas a las que se habían dado hasta ese momento entre colegas de distintas áreas en los pasillos de la empresa o en las salas de reuniones. “Empezamos a desarrollar un modelo de talleres (o workshops) para ir a las áreas del negocio junto con la gente de IT para ayudarlos a encontrar los para qué del Big Data”, recuerda Güelmos. Esto significó intermediar en reuniones donde estaban presentes la gente de Producto, de Marketing, comerciales, junto con quienes tenían la salvaguarda de los datos y la infraestructura y las herramientas como para explotarlos. La tarea era simple y compleja a la vez: encontrar qué preguntas se le podían hacer a los datos para que estos respondieran con información relevante para el negocio.

Es en este punto, donde ERGO arribó al primer insight trascendente en materia de inteligencia artificial y de negocios. “La IA no va a transformar el mundo, son la creatividad y las iniciativas puestas en manos de la gente de negocios las que realmente cambian el mundo y traccionan los negocios. Cuando la gente del negocio empieza a hacerse preguntas, los datos sólo las responden y es cuando la maquinaria se empieza a mover”, define Güelmos.

Para alcanzar este punto, la gente de ERGO se embarcó en la búsqueda de una metodología, que en este caso decantó en una manera de abordar el “Design Thinking” que dieron en llamar “ERGO Design”. Habilitados por esta tecnología, y aun sin ser expertos en las industrias verticales a las que estaban prestado servicio, la gente de ERGO podía mantener conversaciones “de industria vertical” para llegar al fondo de las problemáticas y desafíos de las áreas, y de allí obtener los indicadores de avance, las variables en juego y, sobre todo, las preguntas que los datos podían responder.

Karina Salerti

“ERGO Design está basado en una mirada pragmática de Design Thinking que aprendimos en LUMA Institute (con sede en Pittsburgh, Estados Unidos). A partir del LUMA System, desarrollamos una mirada específica para que fuera aplicada a Tecnología de la Información, y más específicamente a la problemática de los Datos”, apunta Salerti.

Hoy ERGO está formada por unas doscientas personas, la abrumadora mayoría de los cuales trabajan en distintos roles para que las empresas logren formularse las preguntas relevantes, puedan responderlas con datos y puedan operar a partir de ello, creando mejores experiencias de cliente, localizando oportunidades concretas, generando nuevos productos y servicios. E incluso alcanzando un mayor grado de integración entre los integrantes de las distintas áreas de la organización. Si bien existen numerosas técnicas y herramientas disponibles, hay mucho de arte, de paciencia y de vocación en todo esto. Entre los clientes de ERGO hay grandes empresas repartidas por toda América Latina. Con todo, hoy ERGO está un paso más allá, de la mano de partners tecnológicos como IBM, aplicando las nuevas tecnologías cognitivas para la búsqueda de mejores respuestas.

“Hace más de diez años que comenzamos a trabajar junto a ERGO, sobre todo en proyectos de Business Intelligence, y en los últimos años con Big Data, Machine Learning, Deep Learning e inteligencia artificial aplicada al negocio”, recuerda Nicolás Saco, director comercial IBM Argentina. “ERGO es un excelente partner para IBM. Gracias a sus capacidades, experiencia y conocimiento, sobre todo en analítica de datos e inteligencia artificial, hemos trabajado conjuntamente en proyectos importantes y complejos, donde obtuvimos muy buenos resultados de negocio en grandes cuentas”.

Para Saco, “en estos tiempos de transformación digital es clave contar con socios estratégicos para acompañar el crecimiento y aceleración de nuestros clientes en el desarrollo del ecosistema. Hoy más que nunca necesitamos llevar la colaboración a otro nivel, y ERGO es un aliado importante para nosotros, que cuenta con un gran equipo de profesionales para acompañar la estrategia de IBM en este camino de transformación. Se trata de co-crear soluciones de manera acelerada, que sean efectivas y valiosas para resolver problemas reales y que esas soluciones escalen rápidamente, para que más personas puedan aprovecharlas. En este sentido, resalto el valor de contar con partners robustos y de sólida experiencia para llevar adelante proyectos de impacto en grandes cuentas”.

Etiquetas
Alejandro Alonso

Alejandro Alonso

Periodista especializado en ciencia y tecnología. Trabajó en publicaciones como Banqueros & Empresarios, Telecomunicaciones & Negocios, Customer Service, Prensa Económica, Computerworld, e Insider, entre otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
X