Vertical Insights: Desafíos y oportunidades en el sector Salud

La Transformación Digital en el sector Salud es un proceso complejo, pero que todavía está lejos de haber concluido por mucho que haya empujado la Pandemia. Para aprovechar las oportunidades derivadas, los partners tecnológicos deben comprender las numerosas facetas que tienen las instituciones de Salud y elegir actuar en aquéllas donde su propuesta de valor sea más contundente.

Un reporte reciente de Insider Intelligence asegura que las “Big Four” tecnológicas (Alphabet, Amazon, Apple y Microsoft) están acelerando su abordaje al mercado del Cuidado de la Salud, enfocando sus estrategias en rincones específicos del ecosistema. “Cada gigante tecnológico cuenta con iniciativas de atención médica que han desarrollado de manera agresiva durante el último año, y aunque muchas de sus jugadas giran en torno a marcarse como socios dignos de las firmas de atención médica tradicionales, algunos gigantes tecnológicos también están mirando hacia la disrupción”, asegura el informe, cuya síntesis parcial puede verse en el siguiente recuadro.

Fuente: Insider Intelligence, 2021

Con los hechos a la vista, los partners tecnológicos (desarrolladores, integradores, consultores, VARs, resellers, proveedores de servicios profesionales, proveedores de servicios de nube, profesionales independientes) deberían preguntarse cuál es el tesoro al final de este arco iris y con qué ecosistema de vendors, partners y soluciones es posible alcanzarlo.

Bien se sabe que, aun antes de la Pandemia, el vertical Salud estaba atravesando un momento de modernización. Como ha sucedido en otras industrias verticales, la Pandemia empujó a las organizaciones a acelerar dicha evolución. Con todo, la necesidad de digitalización, arrancando por los registros médicos, para después extenderse a cada uno de los procesos en casi todas las actividades del sector, se ha encontrado con una serie de barreras complejas que no han sido superadas del todo. La interoperabilidad es una de ellas, sobre todo en lo referente a los registros médicos.

Según Research and Markets, el mercado global de EMR hospitalario (Expediente Médico Electrónico, el equivalente del expediente clínico en papel) podría llegar a los US$ 20.700 millones hacia 2025, creciendo desde los US$ 14.200 millones en 2020 a un ritmo compuesto anual del 7,8%. Al analizar por componente, la mayor parte del revenue está en los servicios. Por modalidad de provisión, la que más aceleradamente está creciendo es la basada en la nube y, de hecho, un gran número de hospitales está cambiando desde la más tradicional basada en despliegues on premises, una migración que ha contribuido también al crecimiento de este mercado.

Al mismo tiempo, siempre según Research and Markets, el mercado mundial de la Salud Digital podría llegar a los US$ 295.400 millones en 2028, expandiéndose a una tasa compuesta anual del 15,1%. El aumento de la penetración de los teléfonos inteligentes y la integración de tecnologías avanzadas, como Internet de las cosas (IoT) y la inteligencia artificial (IA), y la creciente implementación de tecnologías de mHealth para el autocontrol de enfermedades crónicas, como la diabetes, son algunos de los principales factores que impulsan este mercado. Además, la creciente demanda para mejorar la eficiencia del flujo de trabajo en clínicas, hospitales y otros centros de atención médica está impulsando aún más la demanda de servicios de mHealth, lo que ayuda al crecimiento del mercado.

Bruno Toldo, CMIO Chief Medical Officer de Infor para América Latina, estima que lo primero que debe evolucionar es la forma tradicional de mantener los registros médicos. “La jornada digital tiene como objetivo individualizar al paciente, evitar exámenes innecesarios y principalmente ayudar al médico a tomar la mejor decisión en el momento basado en evidencia. Hoy en día existen más formas que nunca para registrar los datos, tanto por el médico, un reloj inteligente, hospitales en distintas partes, y la información del paciente frecuentemente queda almacenada en lugares dispersos. Para poder garantizar el que estos datos sean accesibles, cualquiera sea el lugar en el que hayan sido almacenados, se deben implementar soluciones tecnológicas que incentiven una interoperabilidad eficiente y exitosa. Esto nunca ha sido tan importante”.

Parece una obviedad aclararlo, pero sin este ordenamiento y esta estandarización de los registros médicos, será muy difícil llevar a la práctica algunas de las mejoras aspiracionales como una medicina más personalizada y basada en la evidencia, o a utilización de IA como asistente a las herramientas de diagnóstico.

Desde el punto de vista del partner, esta necesidad motoriza no sólo la demanda de software específico y consultoría, sino también la de hardware y accesorios, de infraestructura de TI y comunicaciones, de otros tipos de software complementario, de servicios de nube, de soluciones integrales de seguridad informática y de otras que garanticen compliance con los aspectos regulatorios de cada país, por dar tan sólo algunos ejemplos, activando oportunidades tanto en el sector público como privado.

Con todo, ésa es tan sólo una de las dimensiones que los responsables del Sector deben atacar. El hecho es que, como bien explica Andrés Ávila, gerente de Marketing para la Industria de Salud de Zebra Technologies, este sector se encontraba un poco rezagado en su transformación digital, por lo que todavía debe dar batalla en procesos que otras industrias ya han modernizado, como la digitalización de los datos operativos y del negocio. Dentro de esta digitalización de los datos, Ávila señala: “El principal desafío que veo, que no es tan obvio, es cómo poder aportar desde la perspectiva de la captura de la información verídica en tiempo real y en el momento en que se presenta, en el entorno hospitalario”. El desafío es mucho más crítico en la medida que, se sabe, el entorno del que estamos hablando está sumamente “ocupado” o, en otras palabras, no da pausa ni tregua, como tal vez sí podemos ver que sucede en otras industrias verticales.

Ejemplo de lo anterior es la gestión y localización de los activos dentro de las organizaciones de Cuidado de la Salud: un tema que en otras industrias verticales se encuentra resuelto o, en todo, caso, en vías de resolución. El informe “Mercado de sistemas de ubicación en tiempo real (RTLS) para la atención médica con análisis de impacto COVID-19…”, de Markets and Markets, estima dicho mercado crecerá de US$ 1.400 millones en 2020 a US$ 3.900 millones en 2025, a una tasa compuesta anual del 23% entre 2020 y 2025. “El mercado de RTLS para la atención médica ha experimentado un crecimiento significativo en los últimos años, principalmente debido a la alta adopción de soluciones RTLS en hospitales y la creciente adopción en casos de uso emergentes. Sin embargo, es probable que el brote de COVID-19 provoque una disminución en la tasa de crecimiento del mercado de RTLS para la atención médica, especialmente en 2020 y 2021”, sostiene el informe, que también aclara que en los países en desarrollo existe una oportunidad de rápido crecimiento debido a la creciente conciencia de los clientes y las enormes oportunidades de mercado sin explotar en diversos sectores, incluyendo Salud.

El desafío de los datos de los pacientes

En febrero pasado, el proveedor de software Infor anunciaba que Prevent Senior, una de las principales operadoras de Salud de Brasil, comenzaría a integrar los datos de los pacientes atendidos en sus 80 unidades de laboratorios de exámenes e imágenes con la solución Cloverleaf. El objetivo declarado era permitir que los médicos y beneficiarios contasen con acceso a los resultados de manera centralizada y con mayor agilidad en tres meses. Este software simplifica la transmisión y agregados de los datos clínicos para mejorar los resultados de los pacientes. Cloverleaf ayuda a controlar, gerenciar y procesar datos para resolver desafíos complejos de interoperabilidad usando los parámetros más modernos.

Para Bruno Toldo, de Infor, “la pandemia del Covid-19 aceleró la transformación digital en el sector de la Salud, que colocó al paciente en el centro, incentivando la medicina personalizada. Desde el comienzo, hace poco más de un año hemos vivenciado discusiones esenciales sobre cómo la tecnología puede contribuir para quebrar paradigmas del sector y permitir una nueva realidad para garantizar la seguridad del paciente, preservar al equipo de salud y garantizar una asignación adecuada de los recursos y de las personas (priorizando los criterios del paciente para la toma de decisiones, disminuyendo las colas, logrando un mayor control del uso de UTIs y por ende evitando muertes)”.

Bruno Toldo

Toldo justifica en parte la necesidad de digitalización del sector Salud usando tecnología para resolver los desafíos, “por el bien de aumentar la eficiencia, un aspecto vital en un sector donde el tiempo tiene una importancia vital. Y la adopción generalizada de los registros electrónicos de Salud ó EHRs es considerada un beneficio enorme, pero no siempre resulta así. De hecho en una encuesta el 72% de los participantes consideraban que a los EHRs les faltaba la capacidad para disminuir la carga de trabajo, frecuentemente debido a que no pueden integrar toda la información desde todos los sectores internos de un mismo centro de salud. Poder garantizar que todas las aplicaciones de software internas pueden gestionar los datos en forma unificada y exitosa es el primer paso para prepararse para una interoperabilidad a gran escala. Infor ofrece tecnología para la interoperabilidad de los datos que resulta fundamental en este nuevo escenario”.

Toldo grafica esta necesidad. “Un paciente moderno recibe cuidado en distintas clínicas, y con distintos médicos y esta información puede dispersarse fácilmente en distintos sistemas y organizaciones. La interoperabilidad es un componente crítico para ayudar a recuperar estos datos y que estén disponibles para todos los médicos involucrados de manera de poder recibir el mejor cuidado posible. Sin embargo, el acceso a los datos que residen en otras organizaciones no es la única razón para contar con interoperabilidad. Muchísimas fusiones se anuncian constantemente en el sector de Salud y esta tendencia continuará y hará que cada vez sea más indispensable poder acceder a datos de distintas fuentes y sistemas”.

En particular, la suite Infor Cloverleaf simplifica el intercambio de datos clínicos para ayudar a mejorar los resultados de la salud y las operaciones comerciales. “El software les permite a las organizaciones de salud enfrentar eficientemente retos complejos de interoperabilidad de manera segura y a escala, usando las normas más recientes (incluida HL7 FHIR). Cloverleaf ofrece el fundamento de integración clínica para los profesionales de la salud, laboratorios y fabricantes de dispositivos médicos y de aplicaciones (ISV y OEM). La plataforma también acepta la virtualización de implementaciones en la nube privada y pública y aprovecha los mecanismos de conmutación por error y disponibilidad”, aclara Toldo.

El ejecutivo de Infor asegura que la presente pandemia puso en evidencia las falencias del sector, que pueden fácilmente resolverse con tecnologías como la interoperabilidad e intercambio de datos centralizados es una de ellas. Obviamente, aquellos proveedores tecnológicos y partners que puedan posicionar y brindar los servicios necesarios para adoptar y desplegar esta tecnología estarán más cerca de concretar negocios. Desde el punto de vista del cliente y su jornada de adopción tecnológica, Toldo cree que “ahora es el momento de que las organizaciones aprovechen a adoptar la interoperabilidad, el futuro del sector y, más importante, el cuidado de los pacientes, depende de esto”.

Resolviendo la digitalización en dos dimensiones

El ejemplo de Medifé, una de las entidades líderes de Salud de la República Argentina, permite apreciar algunos de los desafíos que el sector enfrenta. Por un lado, la organización necesitó acelerar procesos de transformación digital debido a la pandemia de COVID-19. La empresa, que actualmente cuenta con 60 sucursales en el país y más de 300.000 asociados, hasta marzo de 2020 atendía a más del 90% de sus socios y prestadores de forma telefónica y/o presencial. La cuarentena obligatoria decretada el mencionado mes hizo que se viera impactado por completo en su servicio, por lo cual no sólo toda la fuerza de trabajo debió comenzar a operar en forma remota, sino que, además, se debieron potenciar e incorporar nuevos canales alternativos a la atención telefónica, la cual vería desbordada su capacidad en el corto plazo.

En una primera instancia, se decidió digitalizar el proceso de presentaciones de documentación de asociados y de la red de prestadores médicos, para lo cual Medifé se apalancó en la implementación de la solución Openshift de Red Hat. Gracias a esto, los trámites que antes se gestionaban de forma presencial en tanto se debía presentar documentación física (facturas, historia clínica, estudios, autorización, etc), se llevó a un proceso 100% digital lo cual permitió seguir operando durante la pandemia, acelerando las gestiones y protegiendo a las personas de innecesarios contagios, mientras se mantenía el servicio.

También durante la Pandemia, pero de cara a la atención médica, la entidad vio crecer cien veces el uso de la plataforma de telemedicina llegando a unas 15.000 las consultas por mes, aproximadamente 4:000 por semana, y cerca de 600 en día hábil, en donde la nueva arquitectura de Medifé permitió a sus asociados poder ser atendidos por un prestador de forma remota en un contexto de aislamiento, más aún para prestadores y afiliados en locaciones de difícil acceso , con dificultades en la movilidad y/o con perfiles de riesgo.

Este cambio fue el primer paso de un proceso que le dio la oportunidad a Medifé de seguir ofreciendo servicios digitales para sus prestadores y afiliados. Recientemente, gracias a la incorporación de la plataforma de OpenShift, la empresa lanzó su aplicación, MediHELP, disponible para Android y iOS, que busca cuidar a quienes viven solos configurando alertas ante períodos de inactividad y permitiendo a los pacientes registrar síntomas de COVID-19 para ser atendidos en forma virtual por un profesional y así poder recibir respuesta de forma inmediata.

Javier Carrique

Para Javier Carrique, director comercial de Red Hat, “se han visto avances profundos en los procesos de transformación digital de la industria de Salud durante la Pandemia, de la mano tanto de nuevas como ya conocidas tecnologías, siempre enfocados en mejoras en la calidad de la atención y los servicios. Acompañar el cambio ha sido la estrategia de Red Hat desde siempre, pero durante la Pandemia se ha profundizado aún más. En este sentido, buscamos encontrar los caminos de agilidad y de innovación, y nuestro principio del espíritu del open source y de la cultura abierta, en un ambiente de diversidad e inclusión fueron la base adecuada para la innovación. Estamos convencidos que trabajar de esta forma, con equipos que se arman buscando los proyectos más desafiantes que hay que vencer, nos permite llegar al mercado con soluciones de valor mucho más rápidamente, con mejores servicios para el ciudadano, sea en el ámbito privado como en el público”.

Carrique destaca que durante esta coyuntura, la compañía ha trabajado con diferentes criterios según el tipo de problemática a resolver. “Y esto en la vertical de Salud se ve de manera muy tangible porque, evidentemente, tanto en el sector público como en el privado este tema ha tenido una fuerte prioridad. Algunas de las razones de este cambio profundo devienen en que las organizaciones necesitan pararse en sus tecnologías y servicios para poder crecer, brindar más oportunidades y servicios, atender más gente y cambiar a una atención virtual, permitiendo la continuidad del negocio. En esta línea, la tecnología de código abierto brindó diferentes soluciones a prestadoras de salud y les permitió modernizar sus servicios para hacerle frente al particular contexto del año pasado, y enfrentar mejor preparados y de mejor forma el que comienza”. El ejecutivo aclara que, desde Red Hat, no se ofrece un producto en particular para una empresa prestadora de Servicios de Salud, “porque trabajamos en plataformas sobre las que se desarrollan soluciones a medida de cada necesidad del cliente. En ese sentido, trabajamos junto a nuestro ecosistema de canales en el armado de plataformas para proveerlas de las herramientas, la capacitación y de los servicios profesionales que ayuden a diseñar una solución completa y a medida.

En 2020, agrega Carrique, “Red Hat ha demostrado ser un partner muy importante no solo para resolver cuestiones de operabilidad de empresas sino también para sortear desafíos y plantear nuevas metas para todo tipo de organizaciones. El caso de Medifé es emblemático en esto porque permitió mostrar la capacidad de tecnologías de código abierto como OpenShift para el desarrollo de soluciones con un fin crucial como la salud de las personas. Una vez más, la tecnología demostró ser una gran aliada en el ámbito de la salud. La nueva arquitectura y metodología de trabajo que implementó Medifé, representó el comienzo de una digitalización profunda, para apalancar el desarrollo de más y mejores servicios al asociado”.

Interoperabilidad en red

En la Argentina, el Ministerio de Salud de la Provincia de Córdoba y el proveedor de soluciones tecnológicas everis (del grupo NTT Data) trabajan en un proyecto llamado Sí Salud, para la digitalización en red de los hospitales provinciales. Motorizado por el desarrollo de software ehCOS (una solución para la gestión integral hospitalaria desarrollada e implementada por everis), se consiguió modernizar los procesos administrativos, de atención y gestión de la red de 43 hospitales provinciales de segundo y tercer nivel de complejidad, así como de 18 centros de atención primarios en coordinación con del Ministerio de Salud de la Provincia de Córdoba desde 2018. Este año, Sí Salud se convirtió en una plataforma estratégica para la gestión de datos clínicos y seguimiento de pacientes en el marco de la Pandemia de COVID-19. En lo referente a la implementación de la historia clínica digital, este proyecto significó un cambio sustancial.

Gabriel Ciaburri

Para Gabriel Ciaburri, director del Sector Público y de Salud de everis, “realmente es un proyecto singular por tamaño, por impacto y por trascendencia, tanto para everis como para la Provincia de Córdoba, que impacta en tareas diarias permitiendo redirigir tiempo y recursos antes dedicado a gestión de documentación y traslado para mejorar sustancialmente la atención a pacientes, y, en consecuencia, el servicio hospitalario en su conjunto”. Actualmente, cada intervención médica se dirige a la historia clínica digital que constituye un registro personal y único de información asistencial disponible para la interconsulta de personal médico desde cualquier punto de la red hospitalaria, así como para el propio paciente.

“De entre las múltiples necesidades que enfrenta el sistema de Salud, en la actualidad evidenciadas por la Pandemia, probablemente la más significativa es la necesidad de una mayor optimización de recursos físicos, el tiempo y el personal”, define Ciaburri. En momentos de exigencia extrema para el sistema en su totalidad, aclara, “se vuelve aún más crítica la búsqueda de herramientas innovadoras que aporten soluciones en la atención sanitaria en su totalidad: desde la recepción del paciente en el hospital, incluyendo la gestión de su historia clínica, su ingreso y control con seguimiento hasta el tratamiento indicado”.

Sí Salud tuvo una inversión de más de mil millones de pesos, inaudita en América Latina, explica Ciaburri. Esto permite el funcionamiento de un sistema digital en red interoperable con formato de “nube” para la consulta y gestión de una variedad de procesos médicos. Incluye la actualización de la historia clínica de cada paciente, el resultado de análisis o estudios realizados e información personal pertinente, a la vez que también habilita la autogestión digital de los ciudadanos mismos a la hora de solicitar turnos y tener acceso a su propia información médica con una aplicación al alcance de todos. “De esta forma, una gran plataforma digital aporta un canal único que aporta soluciones múltiples que mejoran sustancialmente tareas de todos los días del personal sanitario. Se agiliza la atención y los tiempos de gestión, y se permite destinar recursos antes destinados al archivo, traslado y actualización de documentación física a la atención al público, lo que la vuelve más ágil y eficiente”.

El ejecutivo aclara que, desde everis, se ofrecen servicios de consultoría para privados y actores públicos como pueden ser instituciones o representantes de gobiernos de distintos alcances.En algunos casos, como se dio recientemente con Si Salud, incluso trabajamos con partnerships en la puesta en marcha de proyectos que requieren de una gran operación de desarrollo de infraestructura, pasos de implementación progresiva y capacitación de personal, que es nuestra especialidad, y soluciona este tipo de necesidades para las instituciones o las empresas que no cuentan con sectores dedicados a ellos, independientemente de la necesidad informática o estructural inicial por la que buscan concretar un proyecto de este tipo”.

—En el vertical Salud, ¿cambiaron las demandas y los desafíos de 2019 a esta parte? ¿Cómo?
Si bien hace ya varios años la evolución de la tecnología, al igual que el nivel de demanda de los sistemas de servicios públicos como la salud, viene exigiendo más y más a las instituciones a buscar más eficiencia y mejores respuestas, la irrupción de la Pandemia en particular acrecentó estas necesidades. En cada institución se busca recortar gastos y maximizar los recursos así como proyectar crecimiento (ya sea en ganancia econímica o calidad de servicio), y en esa línea el camino predilecto en función de las herramientas de las que disponemos, que no dejan de optimizarse, es la digitalización, en todas sus aplicaciones posibles. A la vez, un desafío fundamental que requiere coordinación y sobre todo consistencia en el mantenimiento para optimizar cada vez más los sistemas informáticos es el de la gestión de información en forma de grandes cantidades de datos, personales y públicos, con los que operan las instituciones de Salud. El manejo de Big Data de este tipo, y su adecuada utilización para, una vez más, buscar eficiencia, es un desafío que en el plano empresarial está ya instalado como prioridad, y que en ámbitos públicos como el de la salud es todavía incipiente. Para atenderlo, es necesario pensar estrategias data-driven como ejes centrales en el planeamiento de los servicios de atención sanitaria, y eso requiere fundamentalmente cambios de filosofía en el liderazgo de las instituciones, para no solo recolectar sino procesar y utilizarlos provechosamente

Captar digitalmente la información al pie del cañón

La aceleración de cualquier proceso administrativo (desde el trámite alta de un paciente o socio, al seguimiento del workflow de lavandería y desinfección, pasando por la gestión de los activos de la organización) puede constituir otro de los afluentes de ese río más ancho que es la transformación digital de todo cuanto pasa en una institución de Salud. En este sentido, y como bien señalaba Andrés Ávila, de Zebra Technologies, en los párrafos anteriores, la captura de la información verídica en tiempo real es crítica.

Andrés Ávila

Ávila destaca que toda la actividad en materia de Salud se desenvuelve en un contexto De alta densidad de tareas (donde todo es vertiginoso), pero al mismo tiempo muy regulado. “Lo que también estamos viendo, que constituye una oportunidad para los partners de la región, es cómo vienen avanzando las regulaciones en Salud en los diferentes países. Vemos países muy interesados en el tema de Historia Clínica Electrónica. Pero tengamos en cuenta que para tener la Historia Clínica Electrónica hay que completar bastante información, a través de procesos que hoy se hacen de forma manual. Ahí es donde la tecnología puede aportar, no sólo en hacer de este ejercicio de captura de la información algo eficiente y optimizado, sino también en apoyar la labor del día a día de los trabajadores de la primera línea, que son las enfermeras y los médicos generalistas, que tienen que atender a las personas y a su vez generar la captura de la información del paciente, lo cual suele generar un poco de stress para ellos”.

Ávila destaca que lo más importante que un canal tecnológico puede hacer en estos casos, a fin de subirse a la oportunidad que deriva de esta demanda, es hablar el mismo lenguaje del cliente. “En este caso, entender las necesidades del personal de Salud y de los tomadores de decisiones en el entorno hospitalario, que de manera adicional a lo que aprecian en sus indicadores de ahorro de costos u optimización de la operación, deben tener en cuenta un tema que en otras industrias no está tan en primer plano, que es la seguridad del paciente”.

Zebra ya tiene a disposición de su canal una Especialidad de Cuidado de la Salud, donde se le explica al canal cómo se le puede hablar a este público específico. “Es un público un poco diferente —asegura Ávila—. Es científico, le encantan las cifras y los hechos concretos científicamente demostrados, y de cierta manera esto es algo que desde la perspectiva tecnológica nosotros tenemos y podemos aportar”. Al mismo tiempo, se trata de un sector vertical que “se deja asesorar mucho en términos de tecnología”. En otras palabras, los decisores en estas organizaciones escuchan al partner tecnológico o al experto en la temática que le está ayudando a solucionar un problema del negocio, para decidir en función de lo que éste le presenta. Con todo, las conversaciones suelen tomar bastante tiempo.

Zebra tiene a disposición una serie de soluciones que apuntan a la trazabilidad y al manejo adecuado de la información, desde las impresoras de etiquetas (y la elaboración de esa etiqueta, con la información adaptada a los usos del sector hospitalario) o la impresora de brazaletes para identificación de pacientes, hasta dispositivos de cómputo móvil o capturadores de códigos de barra que están al servicio de los profesionales de primera línea para atención de los pacientes en sus camas, “y que permiten generar esa trazabilidad”, completa Ávila, alimentando a los sistemas con los datos de manera eficiente y en tiempo real.

Complementando lo anterior, Zebra también ofrece soluciones de control de activos, trazabilidad en tiempo real de personas, activos y procesos (por ejemplo, a través de tecnologías como RFID). Esto puede llegar al control de la manipulación de la ropa hospitalaria que se envía a la lavandería, como ya sucede en la Argentina, en el Sanatorio Finochietto y Swiss Medical (en ambos casos, de la mano del partner Telectrónica).

“Dentro de nuestro ecosistema no sólo proveemos el hardware y aplicaciones de manejo de este hardware a nivel hospitalario, sino también contamos con diferentes alianzas con partners y con desarrolladores de software en la región que aumentan la propuesta de valor de nuestros productos, para que sean utilizados de la manera más eficiente posible”, dice Ávila, pero advierte también de la necesidad de interoperabilidad de los sistemas, que nace de la demanda cada vez mayor de información por parte de las entidades regulatorias (sobre la historia clínica del paciente, los medicamentos que estoy usando, lo procesos de vacunación; etcétera). “Desde Zebra también intentamos conectar los distintos mundos dentro del entorno hospitalario, como por ejemplo al mundo administrativo con el de atención al paciente”, agrega el ejecutivo.

Soluciones de Zebra Tecnologies para tener en el radar

  • Workforce Connect cubre todas las necesidades de la primera línea —desde la comunicación y la colaboración hasta la información y la seguridad— a partir de una plataforma conectada. Cuando la información circula libremente, los trabajadores dejan de trabajar de forma aislada y ofrecen mejores experiencias donde más se necesitan: en entornos de clientes y pacientes.
    Zebra TC21-HC
  • Sistemas RTLS y RFI para el seguimiento simplificado de pacientes.
  • Identificación del paciente.
  • Computadoras móviles TC21-HC y TC26-HC. Estos dispositivos pueden proporcionar a los profesionales de la Salud clínicos y no clínicos las herramientas necesarias para trabajar en conjunto y brindar una atención de la más alta calidad a sus pacientes. Estos dispositivos pequeños y fáciles de llevar tienen un abanico de características: lo último en tecnología móvil avanzada, baterías extraíbles para operaciones confiables a toda hora y la capacidad de ejecutar todas las aplicaciones actuales y futuras. Además, están diseñados con materiales de grado médico para resistir la desinfección constante.
  • Computadoras móviles TC52-HC y TC52x-HC. Permite dotar al personal de Cuidado de la Salud todo lo que necesita para brindar a cada paciente atención de la más alta calidad. Basadas en Android, las computadoras móviles para el cuidado de la salud TC52-HC y TC52x-HC de Zebra ofrecen una solución empresarial fácil de desinfectar con el objetivo de mejorar la eficiencia operativa para los trabajadores clínicos y, a su vez, ofrecer mejor atención a los pacientes durante todo el día con mayor precisión.

Alejandro Alonso

Periodista especializado en ciencia y tecnología. Trabajó en publicaciones como Banqueros & Empresarios, Telecomunicaciones & Negocios, Customer Service, Prensa Económica, Computerworld, e Insider, entre otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
X