Última milla de IoT: Las tecnologías que se están posicionando en la región

La Internet de las Cosas avanza merced al impulso de los nuevos casos de uso. Y, dado que no todos esos nuevos casos de uso son conocidos, a menudo se repite y se reinventa, en la medida que cada proveedor tecnológico busca la mejor solución. En esta nota pasamos revista a la oferta de algunas tecnologías con presencia en Latam.

En octubre pasado, Orange Business Services (OBS) anunciaba en la región una nueva oferta de conectividad de red de área de baja potencia (LPWAN) basada en la tecnología estándar abierta LoRa. IoT Connect Anywhere, tal el nombre del servicio, fue lanzando hace algunos años en origen, pero hoy está disponible en toda América Latina a través de OBS, de forma directa. Este servicio ofrece conectividad local adecuada para aplicaciones que van desde la gestión de energía y fluidos, el seguimiento de activos in situ, las cercas geográficas, el control de residuos, la medición ambiental, la iluminación y el monitoreo de estacionamientos en ciudades inteligentes.

IoT Connect Anywhere brinda a los clientes una conectividad escalable entre dispositivos y una plataforma de administración de datos. Ésta es la arquitectura que muchos despliegues de IoT utilizan: los sensores se conectan a una suerte de Gateway que envía la información a una plataforma de nube, desde donde los clientes/usuarios pueden visualizarla (en general a través de tableros de comando o consoilas). La solución es asequible ya que no requiere ninguna inversión importante en hardware. Se basa en el Datavenue IoT y la plataforma de análisis de Orange Business Services, que está diseñada para recopilar, analizar y convertir datos sin procesar en información procesable. Orange también puede proporcionar experiencia en consultoría e integración para garantizar aún más el éxito de un proyecto.

LoRa es una tecnología de red de bajo costo y altamente eficiente en el uso de la energía, capaz de transmitir datos en una gran área de forma inalámbrica, lo que la hace adecuada para ubicaciones difíciles, entornos urbanos densos o múltiples campus industriales. Consume aproximadamente 15 veces menos energía que una red celular. También es extremadamente flexible y fácil de implementar, ya que solo requiere puertas de enlace pequeñas equipadas con antenas. LoRa también incluye cifrado para asegurarse de que la red esté completamente segura. Además de los mecanismos de seguridad en el protocolo LoRaWAN, IoT Connect Anywhere incluye transporte seguro entre la puerta de enlace y la red y la entrega de datos a través de HTTPS. Esto significa que todas las comunicaciones entre el navegador y el sitio web están encriptadas.

Leading Case: Seguimiento de activos en Oil & Gas

Orange ahora está ejecutando IoT Connect Anywhere para una empresa multinacional de petróleo y gas con sede en los Estados Unidos, en su amplio campus para el seguimiento y gestión de activos móviles. Con un extenso túnel subterráneo, los activos móviles se rastrean a través de un rastreador GPS habilitado para LoRa usando un LoRaWAN privado cuando se encuentra fuera del sistema del túnel. Al integrar la solución en la plataforma operativa existente, ahora es posible el seguimiento continuo y la alerta de geo-cercas (se dispone una superficie limitada por un paralelepípedo, y se informa cuando dispositivos entran o salen de ella).

“Para lograr su potencial completo, IoT requiere una implementación flexible y una conectividad segura y sin problemas. Como parte de la estrategia del Grupo, IoT Connect Anywhere satisface estos requisitos al eliminar la complejidad de la conexión de dispositivos IoT. Proporciona a nuestros clientes conectividad de extremo a extremo, cubriendo cada paso de su viaje de datos”, explica Olivier Ondet, vicepresidente senior de IoT and Analytics, Orange Business Services.

Montacargas conectados y seguros

HiperPBX es un proveedor de servicios de comunicaciones e IoT con presencia en numerosos países de América de manera directa o a través de partners, que a menudo hace las veces de área de innovación y desarrollo de nuevas ofertas para algunos grandes proveedores de servicios, utilizando como eje central de las soluciones su plataforma multipropósito (de lo que dieron en llamar Universal Unified Communications) residente en la nube. Esta característica les da a sus soluciones gran flexibilidad, agilidad en el despliegue y una virtualmente instantánea capacidad de escalabilidad.

Gustavo Scheveloff

“En HiperPBX nos enfocamos día a día en el armado de soluciones verticales de IoT Industrial para cubrir las necesidades actuales que el mercado nos demanda. Tenemos la ventaja de contar con un framework de IoT multi tecnológico que nos permite integrar diferentes elementos industriales como ser PLCs, sensores y controladores industriales en nuestra nube, implementando redes inalámbricas LoRaWAN privadas, Zigbee y/o LTE para transporte de los datos, y siempre aplicando criptografía en las comunicaciones para asegurar la información. Estamos convencidos que en esta revolución denominada Industria 4.0 hay un campo extremadamente fértil para las tecnologías de IIoT, e HiperPBX ya cuenta con estas soluciones para las fábricas, almacenes y empresas de logística”, asegura Gustavo Scheveloff, CEO de HiperPBX.

Ejemplo de esto es su solución de “Montacarga Conectado”, que apunta a resolver dos desafíos de los galpones y almacenes de hoy en día: la medición del desempeño (Performance) y el refuerzo de las medidas de seguridad (Safety) para preservar el bienestar de los empleados. En una primera etapa, la solución buscaba ayudar a una importante empresa del sector de bebidas en México a hacer el seguimiento de sus montacargas, a fin de tener visibilidad de su desempeño y otras variables asociadas a la operación.

“El primero de estos proyectos abarcó 120 montacargas”, concreta Scheveloff. Las variables monitoreadas incluyen si el motor está encendido o apagado, desplazamiento, presión sobre las paletas (para saber si están con carga), e identidad del operador que maneja el montacargas (éste debe identificarse al tomar el control del vehículo en un dispositivo dispuesto dentro del montacargas), entre otras. “Esto último permite aplicar los KPIs a nivel de operador, no sólo del montacargas”, comenta Scheveloff. En una segunda etapa que está siendo desplegada en estos momentos, se contempla además la localización del montacarga y otras personas que circulan por la planta para evitar accidentes y verificar que se cumplan las normas de seguridad.

Para la instalación de estas soluciones HiperPBX montó tres redes.

  • La primera, una red LoRaWAN privada dentro de la planta para brindar conectividad a los endpoints (suerte de hub o switch inalámbrico que reúne toda la información de los distintos sensores ubicados en cada montacarga).
  • Los dispositivos de autenticación se apoyan en una red Wi-Fi (esta conectividad requiere mayor ancho de banda porque en el proceso de autenticación se intercambian mensajes de audio). La idea es que esa información de identidad sea vinculada con los sistemas de backend para chequear el estado laboral de los operadores en el momento de acceder al montacargas.
  • La última de las redes, que soporta toda la infraestructura para Safety, es la red RTLS. Esta tecnología se basa en Bluetooth 5.1 y contempla el tendido de “anclas” en distintos puntos de la planta (todas ellas vinculadas vía la red Wi-Fi). Esas “anclas” son receptores sensibles a la señal de Bluetooth de baja potencia de las credenciales que tienen los operarios, visitantes y vehículos, y pueden localizarlos por triangulación (en los ejes x, y, z), con un margen inferior a los dos metros.

El uso de LoRaWAN para vincular los endpoints de los montacargas, explica Scheveloff, radica en que es una red concebida para una gran cantidad de dispositivos transmitiendo poca densidad de información en una zona en particular. “La gran ventaja de LoRaWAN contra Sigfox, que es otra de las tecnologías pensadas para vincular dispositivos de IoT —explica Scheveloff—, es que en Sigfox tenés que pagar por la licencia. LoRaWAN es abierta. En este caso, HiperPBX no funge como proveedor del servicio de conectividad, sino como proveedor de una solución de conectividad, y montamos una red privada LoRaWAN para cada cliente”.

Giancarlo Macedo

En las redes LoRaWAN, la comunicación inalámbrica que se da entre los endpoints y el gateway LoRaWAN utiliza la banda de RF de 900 MHz (libre). Desde ese gateway la información viaja de manera encriptada hasta la plataforma de HiperPBX en la nube. El gateway permite que ese uplink se pueda hacer vía tecnología 3G celular, o bien de manera cableada a través de Ethernet e Internet. Una vez que la información llega a la plataforma en la nube, tanto el usuario (vía herramientas de software, una app o una consola) como otros sistemas y aplicaciones (vía APIs) pueden extraer la información.

Los endpoints, los gateways y algunos de los sensores fueron provistos por el fabricante brasileño Khomp. En algunos casos, se trataron de productos que Khomp ya tenía en el mercado, pero algunos otros fueron elaborados en función de las especificaciones de HiperPBX para esta solución. Vale recordar que Khomp ya tiene oficinas en distintas ciudades de Latinoamérica, como Buenos Aires y Ciudad de México. “HiperPBX es una empresa con gran conocimiento y capacidad técnica en el campo de las aplicaciones IoT. La alianza entre HiperPBX y Khomp, como proveedores de hardware de sensores y dispositivos de comunicación en la nube, conforman un complemento perfecto para las soluciones de IoT”, destacó Giancarlo Macedo, CEO de Khomp.

Una plataforma global

Germán González Méndez

Sigfox es un operador global de origen francés y a la vez una tecnología de LPWAN a través de la cual es posible desplegar IoT inalámbrica a escala global. Si bien por cuestiones disponibilidad de espectro radioeléctrico el mundo está dividido en zonas, en buena parte de América Latina (con la excepción de México y Brasil) funciona sobre la banda de los 900 MHz (al igual que LoRaWAN), o sea: Zona 4. Se trata de una banda de frecuencia libre, y de largo alcance. Germán González Méndez, gerente de la unidad de negocios de Sigfox dentro de Datco, explica que, con el mismo chip de Sigfox es posible establecer comunicaciones a lo largo de casi toda América Latina (piénsese en el monitoreo de un vehículo con caja refrigerada que se va desplazando a través de los distintos países del Mercosur) dado que algunos de los chips pueden manejar dos bandas de frecuencia. Así, ese camión podría pasar de la Zona 4 en la Argentina, a la Zona 2 en Brasil, sin perder cobertura y, lo que es casi igualmente importante, pagando según el mismo plan de datos que se contrató en el país de origen.

Estos planes, cuyo costo no difiere demasiado de un país a otro, consisten en una cierta cantidad de mensajes por día por dispositivo: 2, 70 y 140 (estos planes son iguales en todo el mundo). Si a esto sumamos que, por arquitectura tecnológica (esto es, la forma en que los dispositivos envían los mensajes), el consumo de energía de estos sistemas es bajo y muy constante, resulta en que los costos de servicio de este sistema son altamente predecibles.

Desde el punto de vista del modelo de negocios, Sigfox (el operador) ofrece Sigfox (la tecnología de conectividad) como un servicio, de manera análoga a lo que sucede con la telefonía celular. La característica particular de Sigfox como proveedor de servicios, es que no tiene presencia directa en todos los países donde ofrece esta tecnología, sino que lo hace a través de un business partner, que es el que hace las inversiones para el despliegue de la infraestructura, comercializa los servicios, opera la red y se hace cargo de mantenimiento. Si bien al principio en la Argentina ese partner fue WND (quien también opera Sigfox en Colombia, Brasil, Reino Unido, Chile y otros países, según reza en su página web), hoy en la Argentina dicha operación está exclusivamente a cargo de una de las unidades del Grupo Datco: 0G Networks.

Leading Case: La evolución de Sigfox en la Argentina

En septiembre pasado, Nodosud, que es la organización cooperativas de telecomunicaciones que opera en la región agrícola central de la Argentina, Wiagro (especialista en el desarrollo de soluciones tecnológicas de Internet de las Cosas – IoT para el sector agropecuario) y Grupo Datco (el conglomerado regional especializado en soluciones de tecnología, infraestructura y telecomunicaciones) anunciaron la conformación de una alianza de colaboración para desplegar servicios de monitoreo de silobolsas que permite acceder en tiempo real a la información de la conservación de la cosecha desde cualquier dispositivo y lugar, utilizando una solución de Internet de las Cosas (IoT).

El acuerdo de colaboración entre Grupo Datco, Wiagro y Nodosud se propone potenciar sus capacidades individuales y generar sinergias para impulsar esta solución de monitoreo de silobolsas en el corazón productivo agropecuario del país, especialmente en el sur de Córdoba, sur de Santa Fe y norte de la provincia de Buenos Aires, donde Nodosud ha tendido una red de fibra óptica rural de más de 1.300 km llegando a 75 poblaciones rurales, cubriendo casi 3 millones de hectáreas y en la que Grupo Datco está completando el despliegue se su red LPWAN con tecnología Sigfox. “Como operador de Sigfox en Argentina, OG Networks, una empresa de Grupo Datco, se dispone a ampliar la cobertura de la primera y principal red específica para IoT en la zona de actuación de Nodosud, en colaboración con esta entidad que ha hecho de la vanguardia tecnológica y la innovación una herramienta de desarrollo económico y social de las comunidades en las que opera”, explica González Méndez.

También en septiembre, Telcosur, la unidad de negocios de telecomunicaciones de TGS, y Grupo Datco, anunciaron la conformación de una alianza estratégica de colaboración para expandir sus operaciones en la Patagonia Argentina, principalmente en la provincia del Neuquén, en la zona de Vaca Muerta. Como parte de esta alianza, ambas compañías se proponen potenciar sus capacidades y generar sinergias de negocios en la región sur del país, donde Telcosur finalizó recientemente un tendido de 150 km de fibra óptica en el corazón de la cuenca neuquina de Vaca Muerta, zona en la que Grupo Datco está completando el despliegue se su red LPWAN para aplicaciones de Internet de las Cosas (IoT).

Concretamente, ambas empresas cooperarán para incorporar tecnología Sigfox sobre la infraestructura de torres de antenas de microondas que Telcosur tiene desplegadas a lo largo de más de 4.600 km en la Patagonia. También interconectarán las redes de fibra óptica de ambos operadores, que suman en la Patagonia más de 1.800 km de extensión a lo largo de La Pampa, Chubut, Neuquén, Río Negro, Santa Cruz y Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur. Finalmente, realizarán un estudio de factibilidad e inversión para la unión de sus redes a través del Paso Pichachén, paso fronterizo que une por la cordillera a Neuquén con la VIII Región del Biobío, en Chile.

Para conocer más de esta tecnología, lo invitamos a ver la entrevista en video, en este mismo apartado.

Etiquetas
Alejandro Alonso

Alejandro Alonso

Periodista especializado en ciencia y tecnología. Trabajó en publicaciones como Banqueros & Empresarios, Telecomunicaciones & Negocios, Customer Service, Prensa Económica, Computerworld, e Insider, entre otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
X