El procesador y la memoria que se combinan para ofrecer más a los gamers

Los nuevos procesadores Intel Core de 8ᵃ generación con memoria Intel Optane inician juegos y cargan niveles de juego más rápido. Isaac Charles, conocido como “Boombox”, conoce bien esa sensación sobrecargada de competir en un juego en vivo por primera vez con una computadora de escritorio actualizada.

“Cuando pasamos a los procesadores Intel Core i7 de 8ª generación, de pronto tuvimos toda la velocidad de FPS (cuadros por segundo) que necesitábamos”, dijo el veinteañero integrante del equipo Philadelphia Fusion de la Overwatch League. “Pronto tendremos la memoria Intel Optane en nuestros sistemas, para tiempos de carga mucho más rápidos, y el juego será aun más fluido.”

Las computadoras de escritorio y portátiles que combinan procesadores Intel Core de 8ª generación con la memoria Intel Optane ofrecen a los gamers como Boombox desempeño para juegos fluidos con configuraciones altas, e inicios y cargas de niveles de juego más rápidos que sistemas similares sin la memoria Intel Optane.

Impulso con la memoria Intel Optane

La memoria Intel Optane es un acelerador de sistemas inteligente y adaptable que impulsa la capacidad de respuesta al cargar previamente y agilizar el acceso a las aplicaciones y los archivos que más se utilizan, ya que los recuerda incluso después de que el sistema se apague.

Algunos juegos nuevos ocupan hasta 90 o más gigabytes de espacio de almacenamiento, limitando la cantidad de juegos que pueden caber en las unidades de estado sólido, rápidas pero pequeñas. Una computadora con memoria Intel Optane permite que colecciones de juegos instaladas en un disco duro (HDD) más lento y de gran capacidad funcionen con una velocidad similar a la de las SSD. Esto elimina la necesidad de pasar archivos de juego grandes de una SSD más pequeña para obtener el mejor desempeño en gaming.

Una computadora con memoria Intel Optane permite que colecciones de juegos completas instaladas en un disco duro (HDD) más lento y de gran capacidad funcionen con una velocidad similar a la de las SSD.

Las pruebas de Intel muestran que los juegos pueden iniciarse hasta un 98 por ciento más rápido y los niveles de juego pueden cargarse hasta 4.1 veces más rápido en computadoras de escritorio equipadas con procesadores Intel Core i7 de 8ª generación con memoria Intel Optane en comparación con el mismo sistema sin memoria Intel Optane.

De un modo similar, las pruebas de Intel con sistemas portátiles con un procesador Intel Core i7 de 8ª generación y memoria Intel Optane en comparación con sistemas equipados con memoria Intel Optane que solo tienen un disco duro para almacenamiento mostraron un inicio de juegos hasta 2.9 veces más rápido y carga de niveles de juego hasta 4.7 veces más rápido desde la unidad de datos.

En lugar de pagar para pasar de 8 GB a 16 GB o más memoria de sistema (RAM), un usuario podría instalar solamente 8 GB y luego instalar 32 GB de memoria Intel Optane. La memoria Intel Optane puede ofrecer más beneficios en cuanto a desempeño de carga de juegos y otras aplicaciones, permitiendo que los datos permanezcan en la memoria Intel Optane en lugar de completar la DRAM.

Desempeño para mejorar el juego

“El desempeño en gaming es muy importante”, dijo Josue “Eqo” Corona8, quien se fue de Israel el año pasado para jugar para el equipo Philadelphia Fusion.

Tenía un procesador Intel Core i3 y dijo que no era lo suficientemente potente para Overwatch.

“Mi puntería no fluía y nada se sentía bien”, dijo. “Cosas como esa generan una enorme desventaja ante otros jugadores y pueden impactar en nuestra carrera.”

Recientemente actualizó a un procesador Intel Core i7 de 8ª generación.

“Empecé a dar más en el blanco y mejoré mucho”, dijo. “Nada me impedía tener esa ‘conexión mental’ con el juego, así que sé que si muevo el mouse a un punto, va a reaccionar como yo quiero. Es en ese sentido que importa tener un procesador potente. Y si muero y necesito regenerarme, mis compañeros de equipo no están en condiciones de esperarme”.

Los usuarios de juegos que necesitan jugar con fluidez usando configuraciones altas, iniciar juegos y cargar niveles de juego más rápido obtienen el desempeño que necesitan en sus sistemas de escritorio y portátiles equipados con procesadores Intel Core i7 de 8ª generación que cuentan con la memoria Intel Optane.

Etiquetas
Mostrar más
Florencia Gomez Forti

Florencia Gomez Forti

Periodista especializada en tecnología y música. Comenzó su camino en los medios y el mercado IT de la mano de ITSitio y hoy es Editora de Contenidos para toda la región. Realiza coberturas especiales internacionales y nacionales para marcas como HP Inc. e IBM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close