Mariano Focaraccio de Drixit: “Automatizamos la Seguridad Industrial y sumamos Bioseguridad”

Gracias a la plataforma de Drixit y a la precisión de su dispositivo de posicionamiento, es posible monitorear y ejecutar automáticamente protocolos que antes dependían de la azarosa intervención humana. Esa misma plataforma controla ahora el distanciamiento, y ofrece contact tracing de COVID-19-positivos, para evitar el cierre de plantas. Disponible a través de la Plataforma P2P de Microglobal.

En 2018, los tres fundadores de Drixit (los hermanos Mariano y Maximiliano Focaraccio, y Martín Giachetti) abandonaron sus respectivos empleos para dedicarse a lo que vislumbraban como una gran necesidad en el mercado: la limpieza de vidrios en edificios a través de drones. Sin embargo, las limitaciones tecnológicas en la precisión de los GPSs los obligó a desarrollar una solución de posicionamiento propia. Al final de ese desarrollo descubrieron que lo que tenían entre manos era mucho más de lo que se habían propuesto, y el objetivo de Drixit sufrió un verdadero giro copernicano.

“Nos dijimos: ésta va a ser la piedra fundamental de nuestra compañía —asegura el co-fundador y actual CEO, Mariano Focaraccio—. Y ahí sentamos las bases del dispositivo que hoy nos permite ayudar a las compañías a tener entornos de trabajo seguros a partir de entender lo que está pasando, detectar con sensores adicionales caídas y golpes, medir en tiempo real la altura a la que están trabajando los operarios, o bien entender si están en un lugar cerrado o abierto. Podemos hacer ubicación dentro de un warehouse, un laminador, una refinería gracias a nuestra tecnología híbrida que nos da una precisión de 10 centímetros”.

Hoy, la oferta de Drixit apunta a la digitalización y automatización en el monitoreo la puesta en práctica de los protocolos de Seguridad Industrial, como así también en la búsqueda de cotas más altas de Excelencia Operativa. La arquitectura de esta solución tiene tres partes: una plataforma en la nube, capacidad de integración mediante APIs con sistemas de terceros (ya sea para extraer información, como para disparar procesos), y un dispositivo (tracker) desarrollado y fabricado en la Argentina, que es el que portan los operarios y los activos, y que puede sensar golpes, caídas, altura, la posición geográfica (aun en espacios confinados), movimiento, o bien estar conectado vía Bluetooth a sistemas de monitoreo, por dar algunos ejemplos. También dispone de un botón de pánico. Es apenas más grande que una caja de fósforos pequeña, o que el estuche de los Airpods. Son estas tecnologías las que hoy están disponibles a través de la Plataforma P2P de Microglobal y, sobre las cuales, el canal de valor agregado puede sumar numerosas capas de servicios.

Hoy en Drixit son 23 personas, aunque a principios del año eran apenas once. “La pandemia nos permitió crecer muchísimo a partir de la necesidad de verificar el distanciamiento social y contact tracing”, recuerda Focaraccio. Recientemente, la compañía cerró una nueva ronda de inversión, de la que participó, entre otras importantes organizaciones, Globant.

Evitando el eslabón manual

El objetivo de esta solución es eliminar los eslabones humanos que son los que podrían demorar o directamente dejar sin efecto las medidas del protocolo. “Si detecto la caída de un operario, puedo hacer que el sistema dispare el llamado a la ambulancia, a la cual le pasarán la posición exacta. Al mismo tiempo se pueden enviar un WhatsApp al supervisor que está más cerca, un mail al área de RR.HH. y, a través de la integración con SAP, se puede programar la creación de una orden de trabajo para que el área de Mantenimiento le dé continuidad al tema. Hoy estas cosas pasan totalmente offline, y necesita que varias personas interactúen. Si alguno no hace lo que debe, o no se carga en SAP esa orden, el tema se perdió”, grafica Focaraccio.

Hoy el sistema es utilizado por importantes empresas en varias industrias verticales, como metalúrgica y siderúrgica, frigoríficos, minería, puertos, Oil & Gas, y también aplica a la prestación de servicios de mantenimiento en campo. Estas empresas están no sólo en la Argentina, sino también en Chile, Colombia y Ecuador, entre otros países de la región. “Hace dos semanas abrimos oficinas en Brasil, y estamos creciendo muy fuertemente allí, gracias a sus polos industriales. Estamos en un proceso de crecimiento importante”. El modelo de negocios de Drixit, que le permite una rápida expansión en los distintos territorios y un soft landing allí donde no tiene oficinas, es a través de partners, a los que entrena y habilita. También trabaja en relación estrecha con vendors como Cisco o Intel, cuyos partners pueden vender esta solución, sumando su propio valor agregado.

Drixit comercializa la solución a través de usa suscripción mensual por cantidad de dispositivos, a lo que se suma una puesta en marcha que, en la mayoría de los casos (de no existir integraciones complejas) cuesta lo mismo que un mes adicional de suscripción.

Novedades para lidiar con la pandemia y el nuevo normal

A partir de la pandemia de COVID-19, y gracias a la precisión de la solución conjunta, Drixit está ofreciendo un tercer pilar de aplicación, que es la medición del distanciamiento social obligatorio y, en caso de detectarse un operario con COVID-19, en lugar de cerrar la planta el sistema ofrece un registro de todos los contactos cercanos de dicho operario en un determinado rango de días, para que se les haga el seguimiento o se los aísle. Este nuevo pilar de Bioseguridad se suma a los de Seguridad Industrial y Excelencia Operativa existentes.

“En la plataforma podemos definir que es contacto estrecho si dos operarios están a menos de dos metros por más de cinco minutos. La plataforma va registrando todos los contactos estrechos, y cada vez que hay un evento relacionado con el distanciamiento social lo registra, elabora un reporte, avisa a los supervisores, manda un mail o un WhatsApp a quien corresponda. Pero, además, en el caso de que alguno dé positivo, en lugar de cerrar la planta y achicar la operación para evitar que el virus se propague, podemos establecer quiénes estuvieron en contacto estrecho con ese caso positivo en los últimos cinco o diez días. Entonces es posible aislar preventivamente a toda esa gente, de manera de no frenar la operación. Tampoco habría necesidad de andar preguntando al damnificado, que acaba de recibir una mala noticia y tiene la cabeza en otra parte, con quién estuvo en contacto”, grafica el ejecutivo de Drixit.

Focaraccio aclara que las reglas de negocios que aplica la solución de Drixit son workflows que se configuran muy fácilmente (una programación del tipo: si pasa esto, entonces hacer esto otro). “Cada compañía lo va creando sobre la plataforma. Hemos eliminado toda la complejidad de las integraciones, de manera que lo puede configurar cualquiera, aun sin tener conocimientos técnicos”.

Diferenciales de la solución:

  • Puede ser utilizado en espacios confinados, donde otros sistemas de localización no funcionan.
  • Permite hacer trazabilidad de activos y de personas. En este último caso permite entender si esas personas están actuando de acuerdo a los protocolos, o si están autorizados a ingresar en determinadas áreas. La programación de estas reglas (que pueden usar información de otros sistemas, como los de gestión, RRHH, ingreso/egreso, plataformas de sensores, etc.) es sumamente sencilla.
  • Los eventos de incumplimiento o superación de las cotas establecidas pueden disparar acciones de manera automática.
  • Este seguimiento y el disparo de acciones asociadas a los eventos se realiza aun cuando el operario esté sólo en el medio del campo, o en el interior de una mina.

“Tenemos un sistema de APIs muy robusto, porque nuestra visión de compañía es integrarnos para recibir eventos. Hoy nos integramos con sensores de monóxido de carbono, o aparatos que miden la concentración de partículas en el aire”, aclara Focaraccio. “Esto nos permitiría, por ejemplo, saber si en una nave industrial, donde se hace embotellado, la concentración de monóxido de carbono es superior a cierto valor. Si es así, se dispara automáticamente un proceso de evacuación”. Gracias a que la plataforma permite establecer puntos geográficos sobre un mapa, es posible indicar (como regla de ese proceso) cuál es el meeting point para la evacuación de esa nave. “Hasta que todos los operarios no estén allí, no se da por finalizado el proceso de evacuación. Hablamos de un proceso que hoy es absolutamente manual, disparado por un supervisor que no tiene manera de saber si están todos, porque no saben tampoco quiénes estaban en ese momento en la nave. De hecho, no les queda más remedio que imprimir la lista y tomar asistencia manualmente. En nuestro caso, como tenemos digitalizada la operación, sabemos quiénes están o no, y no sólo los que deberían estar, sino también eventuales visitas o personal de otras áreas”.

Comercialización y oportunidad para los canales

“Tenemos un modelo de comercialización donde cobramos un servicio mensual por dispositivo. No importa si ese mismo dispositivo en un turno lo usa el operario A y en otro turno, el operario B. Excepto que tenga integraciones muy customizadas, el costo de instalación equivale a un mes más de servicio. La plataforma hoy está en la nube de AWS, en tres idiomas: español, inglés y portugués”, comenta Focaraccio.

“Trabajamos mucho con partners”, aclara el ejecutivo. “Nuestro modelo de crecimiento, expansión y soft landing fuera de la Argentina es a través de partners”. Hoy Drixit tiene alianzas con Cisco e Intel, entre otros vendors, y llega al mercado también a través de esos canales. De hecho, les permite a esos canales iniciar nuevas conversaciones con los clientes a partir de la resolución de necesidades actuales o latentes. “Nadie compra infraestructura por las dudas. Esa compra se asocia a una necesidad o a una solución. Nos interesa crecer con partners, no sólo en la Argentina. Acabamos de cerrar parcerías importantes en Brasil. En Colombia, por ejemplo, estamos creciendo a través de partners”. “El partner tiene dos valores para nosotros. Por ejemplo, en Brasil tenemos oficina y equipo propio. Aun así tenemos muchos partners. En primera medida porque son canales adicionales de distribución de la solución, y porque son un canal integrador que permite hacer implementaciones en la zona geográfica que ellos cubren. En otros países, por ejemplo, es mejor hacer la implementación a través del partner al que nosotros le dimos entrenamiento. Permite expansión regional con servicios de calidad”, dice Focaraccio, quien ejemplifica los beneficios que un canal como el de Cisco podría obtener. “Nosotros ayudamos a los partners de Cisco, porque, además de recibir ellos una comisión por la venta de la solución de Drixit, luego tienen un montón de capas de servicio que le pueden vender al cliente, donde Drixit no participa. Es negocio del partner. Hablamos de despliegue de la infraestructura de red, mantenimiento de la infraestructura, consultoría, posventa, soporte Tier 1, hardware y licencias, servicio de monitoreo… Hay mucho valor agregado que pueden dar”.

Etiquetas
Alejandro Alonso

Alejandro Alonso

Periodista especializado en ciencia y tecnología. Trabajó en publicaciones como Banqueros & Empresarios, Telecomunicaciones & Negocios, Customer Service, Prensa Económica, Computerworld, e Insider, entre otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
X