Kovix apuesta al desarrollo de software de alta velocidad en Argentina

La compañía nacida en 2017 se sube al tren del High Speed Software Development, que promete revolucionar la forma en que entendemos el desarrollo de software.

Como muchas otras en su rubro, Kovix nació porque apareció el cliente indicado. Una compañía de logística norteamericana necesitaba ampliar sus equipos para un proyecto que sería clave. Era septiembre de 2017.

“Inmediatamente llegó otro cliente, también de Estados Unidos, y eso nos permitió terminar de asentar desde la concepción de la empresa desde dos áreas donde aportamos valor: Desarrollo de productos y plataformas digitales, y desarrollo de herramientas y sistemas de uso interno.” recuerda Nicolas Kovalsky, founder y CEO de Kovix , en diálogo exclusivo con ITSitio desde sus oficinas en el barrio de Palermo.

Y si bien esta startup que ya cuenta con un equipo de más de 30 personas comenzó enfocada 100% en el mercado norteamericano, desde mediados de 2019 realizó un interesante giro hacia el mercado interno y la región latinoamericana.

Desarrollo de alta velocidad

¿Quién no ha trabajado meses en un proyecto que después por alguna u otra razón, no tiene impacto?

El desarrollo de software de alta velocidad (High Speed Software Development) permite desarrollar productos de calidad, mucho más rápido, y deja a las compañías de software concentrarse en cuestiones de arquitectura. Por esto, “Kovix construyo una herramienta que es nuestro diferencial y nos permite trabajar mucho más rápido”, explica Nicolás. Esta herramienta genera código a partir de una definición de arquitectura de software, y se ha transformado en uno de los grandes diferenciales de esta startup que no ha parado de crecer durante 2020.

“El futuro del desarrollo de software es low code o no code”

Nicolas Kovalsky – CEO de Kovix

Para Kovalsky, que es ingeniero en sistemas de la UTN, “hay que enfocarse en el impacto que puede tener la tecnología y no en la tecnología per se. Y eso implica reconocer que lo que nosotros hacemos son herramientas”. Desde su punto de vista, “el futuro del desarrollo de software es low code o no code”, y agrega que si bien hay muchos productos para avanzar hacia un modelo con menos código, “a los técnicos, muchas veces, nos gusta resolver los problemas nosotros”.

Parecería que hay un cierto placer en la complejidad que provoca una suerte de rechazo hacia las plataformas de bajo código, o el high speed software development. “Desarrollar código es un trabajo creativo, y por eso hay cierta mística en hacerlo”, explica Kovalsky, aunque aclara que desde su punto de vista, “En el futuro, no va a ser tan necesario saber programar, porque las herramientas que se viene son de bajo código”

El futuro del desarrollo de software

Muchas veces hemos escuchado que el desarrollo de software será una de las principales ocupaciones o actividades del futuro. Y más de uno ha sido tentado a seguir una carrera relacionada, o dedicarse a sistemas, exactamente por ese motivo.

Pero, ¿Y si el futuro no es exactamente como lo imaginamos? Para ser justos, eso es lo que siempre suele suceder a lo largo de la historia. Para Nicolas Kovalsky, “en un futuro no tan lejano, el valor agregado de los seres humanos estará en conocer la caja de herramientas y sugerir cuál usar, más que en construir las herramientas”. Esto implica, para el CEO de Kovix, “Pasar de ser software factorys, a consultorías de innovación”.

Ante la inminente pregunta sobre la relación entre las plataformas low code y el futuro del trabajo de los programadores, Kovalsky no tiene pudor en afirmar que “los seres humanos continuaremos haciendo tareas fundamentales, principalmente ingeniería de requerimientos, y arquitectura de software”.

El desarrollo de software en Argentina

Kovix experimentó un recorrido atípico. Si bien comenzó realizando “el sueño de muchas software factory”, que es proveer servicios al exterior, tomó la decisión de enfocarse en el mercado local y regional, aunque no descartan la posibilidad de volver a otros mercados.

De esta experiencia de trabajar en distintos ámbitos, rescata el potencial y el capital humano con el que cuenta Argentino, y agrega: “Ser empresario en Argentina es una gran responsabilidad, que va mucho allá de ganar dinero, sino que tiene que ver con generar impacto, trabajo, conocimiento,  y valor real”.

“El emprendedor argentino tiene que tener una gran capacidad y andar todo el tiempo con ojos en la espalda”, explica sobre el contexto particular de nuestro país, pero también está convencido de que “Hemos desarrollado una gran capacidad de resiliencia que en algún sentido es una ventaja”

El objetivo de Kovalsky es que  “Kovix sea una empresa modelo en orden y organización que crezca en cantidad de gente y proyectos en paralelo, haciendo crecer nuestra tecnología e invirtiendo en i+D”

Augusto Salvatto

Politólogo internacionalista especializado en economía del conocimiento. Es profesor universitario en la UCA y la UCES y estudió una maestría en política latinoamericana en la Universidad de Salamanca y Université Sorbonne Nouvelle III.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
X