José Guerra, de Misión Tecnológica: “La pandemia nos obligó a ser creativos”

El CEO de la compañía especializada en servicios de impresión y arriendo de equipos de cómputo cuenta cómo la situación los llevó a explorar nuevas oportunidades de negocios. Entérate de todos los detalles en esta entrevista.

Misión Tecnológica nació hace siete años como una empresa de compraventa de tecnología. La evolución del mercado los transformó, con el tiempo, en un proveedor 100% de servicios bajo el modelo DaaS, device as a service, entre los que se incluye el outsourcing de impresión y el arriendo de ordenadores junto a una capa de prestaciones que van desde la migración de datos de los equipos que deben reemplazarse hasta el acompañamiento de operadores dentro de los mismos clientes.

“En el mundo de la impresión somos partners monomarca de HP: así ha sido creada la empresa, así nos mantenemos y difícilmente establezcamos algún cambio en este sentido, porque conocemos muy bien el segmento”, explica José Guerra, CEO de Misión Tecnológica. En el segmento de ordenadores utilizan el formato multimarca y tienen una importante novedad a partir del segundo semestre de este año: la distribución oficial de Apple para el mercado corporativo. “No vendemos equipos sino que ofrecemos por un fee mensual esta capa de servicios que mencionaba”, cuenta Guerra. Por el convenio, no puede vender a usuarios finales. “Entendemos que hay muchas oportunidades en el segmento educativo, en empresas industriales grandes que necesitan estos equipos para sus áreas de diseño o de creación de planos y en los niveles de dirección de diferentes compañías”, enumera el CEO de Misión Tecnológica.

La pandemia golpeó fuerte el negocio, en particular el segmento de impresión. “Eso nos obligó a ser creativos y buscar nuevos mecanismos de reactivación”, explica Guerra. “Nos reinventamos y nos abrimos al mundo del e-commerce con nuestro propio portal de ventas en línea y convenios con los marketplaces más importantes del mercado para la venta de productos de nivel de entrada, pensados para usuarios hogareños”, describe.

El trabajo remoto y la educación a distancia dispararon la demanda en ese segmento a niveles exponenciales. “Hemos sabido subirnos a la ola pero, como toda ola, ahora tiende a un equilibrio de oferta y la demanda, pero nosotros supimos aprovechar este momento para especializarnos, conocer bien este segmento y optimizarlo para continuar creciendo de manera orgánica, aún cuando ya haya disminuido la demanda exagerada”, detalla Guerra.

“El mercado peruano de tecnología se reacomodó: muchas empresas salieron beneficiadas de esta crisis, porque vendieron cantidades muy por encima de lo habitual, y otras quedaron muy afectadas y ya no podrán continuar en el negocio o están limitadas en sus capacidades y ya no dan la talla para lo que exige el mercado: esto representa muchas oportunidades para las empresas que tuvimos la capacidad de soportar mejor esta pandemia”, concluye Guerra.

Walter Duer

Licenciado en Sistemas y periodista especializado en tecnología y viajes. Colabora con medios relacionados con el mundo IT desde 1992. Como autor, publicó una veintena de libros en editoriales como Planeta, Penguin Random House o Asunto Impreso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
X