Ingram Micro: 42 años, millones de historias

El mayorista atraviesa un nuevo aniversario y algunos de sus principales líderes regionales evocan anécdotas y comparten desafíos a futuro.

En un mercado tan dinámico como el de la tecnología, cumplir 42 años es un logro en sí mismo. A esa cifra está llegando por estos días el proveedor global de tecnología Ingram Micro. Para celebrarlo, reunimos a Marcos Tessa -country chief executive de Chile, Argentina y Uruguay-, Fernando Zapater -director ejecutivo de Perú-, Juan Andrés Mejía -managing director de Colombia- y Luis Ferez -CCE de México- para evocar los grandes hitos del pasado y proyectar el futuro de la organización.

¿Cuál es su primer recuerdo en Ingram Micro?

Mejía: Lo impactante de su misión. Cuando leí la misión antes de ingresar a la compañía, “Cumplir con la promesa tecnológica”, me pareció poderosa, transcendente, única.

Tessa: Solemos hacer numerosos eventos para romper con la rutina diaria y motivar para que el trabajo sea más entretenido. Recuerdo un día en el que todos fuimos a trabajar con pijama e incluso mantuvimos reuniones con clientes y proveedores vestidos así: fue muy divertido y marca la buena onda que se vive el día a día en la oficina.

Zapater: Tengo dos. El primero es de 1999, cuando empezaba a trabajar para HP y visitaba a Ingram Micro en su primer local en San Isidro. Increíble pensar que han pasado cuatro locales y más de 20 años. El segundo es de mi primer día de trabajo, hace más de cuatro años: llegué luego de un proceso de entrevistas virtuales, por lo que era mi primera vez en la actual oficina.  Lo que más recuerdo es la calidez con la que cada asociado me recibió ese día.

Ferez: Cuando entré, me sorprendió todo lo que esta compañía hace. Es una empresa en donde independientemente del puesto que desempeñes es importante entender y aprender de muchos temas que van desde operación, finanzas, comercial, logística… Te vuelves multidisciplinario.

¿Qué diferencias notan en la empresa entre el momento en que comenzaron a trabajar y hoy?

Ferez: La empresa ha evolucionado de forma muy importante. Es mucho más productiva, moderna y adaptada a las necesidades actuales. Sin embargo, conserva su cultura y el foco en el empleado, lo que la ha llevado a ser considerada como un Great Place to Work durante muchísimos años.

Mejía: Es increíble cómo se innova permanentemente. Solo llevo tres años y he visto cómo hemos abierto COE, verticales de ciberseguridad, IoT y nuevas soluciones y, lo más importante, cómo el talento se desarrolla aceleradamente al interior de la compañía.

Zapater: Principalmente (y eso seguramente lo compartimos con las otras subsidiarias), la transformación del mayoreo tradicional a la distribución de valor agregado. Es un proceso más fácil de declarar que ejecutar y que no se da de inmediato.  Solo haciendo una retrospectiva como esta, es gratificante ver la evolución en todas las dimensiones: procesos, sistemas, cultura y especialmente en la visión de cada uno de nuestros asociados.

Tessa: Sin dudas, la compañía ha experimentado una gran evolución. Pasamos de ser un mayorista tradicional para incorporar nuevas áreas de negocios de Soluciones Avanzadas, Soluciones de Cloud y un área de Servicios Logísticos desde la cual entregamos una solución completa y agregamos valor a nuestro canal de resellers.

¿Cuáles son los principales hitos que atravesó la compañía durante su gestión?

Tessa: Hemos tenido un par de adquisiciones muy significativas en la región. Una de ellas representó el reto de incorporar a más de 100 personas, unificar sistemas y procesos y convivir todos en una sola oficina. Otro hito fue hacerme cargo de la oficina de México entre 2006 y 2011, tiempo en el cual viví en Ciudad de México con mi familia: una experiencia fantástica no solo en lo profesional, ya que tuve la oportunidad de trabajar con un gran grupo humano y lograr resultados excelentes, sino también en lo personal, conociendo una cultura muy rica y lugares fascinantes. No quiero dejar de mencionar el desafío de incorporar la responsabilidad de las subsidiarias de Argentina y Uruguay.

Ferez: Sin dudas, ser parte del cambio que se ha logrado a la hora de convertirnos de una empresa de volumen a una de soluciones y valor.

Mejía: Haber podido ejecutar con autonomía y empoderamiento un verdadero turn around en Colombia. Llevar una subsidiaria a multiplicar por más de tres sus ventas en pocos años, ampliando soluciones, cobertura, servicios y desarrollando talento es mi hito más importante hasta este momento.

Zapater: Definir un plan estratégico de largo plazo que marque la visión de Ingram Micro como el mejor socio de negocios de la industria de IT en el Perú.  Esto parte por el ordenamiento de los procesos y los sistemas, la definición de objetivos, la redefinición del perfil de nuestro asociado comercial y, especialmente, la construcción de una cultura que pone al cliente al centro.

¿Qué factores convierten a Ingram en una compañía diferente en el mercado?

Zapater: Nuestra cultura y nuestros valores. Nuestros principios del éxito (integridad, imaginación, resultados, talento, responsabilidad y coraje) moldean una cultura muy sólida que va mucho más allá de los resultados financieros de corto plazo y, en consecuencia, nos hacemos una parte importante en cada comunidad donde operamos. Constituimos un lugar en el que trabajar se vuelve una experiencia de aprendizaje y crecimiento permanente.

Tessa: Son muchos. Si debo destacar uno, es la gente y una cultura corporativa que promueve la innovación, asumir riesgos, la inclusión, una comunicación abierta entre todos los niveles y la colaboración. El trabajo es de mucha presión pero los días se pasan volando ya que siempre buscamos formas diferentes de hacer las cosas.

Ferez: El alto grado y la calidad de su gente son el mayor diferenciador. Si a esto le sumamos las capacidades de cobertura, financieras y de ingeniería, la vuelven la mejor en la industria.

Mejía: Dos focos fundamentales, talento e Innovación. Y la velocidad con la que cada uno es desarrollado al interior de Ingram Micro.

¿Cómo hace una empresa de tecnología con 42 años en el mercado para mantener una imagen de vanguardia e innovación?

Mejía: Pensando siempre en cómo hacerlo mejor y manteniendo el canal de IT como centro de ese pensamiento. Eso nos lleva a mantenernos por el camino de la vanguardia y la innovación.

Ferez: Trabajando en pos de sus clientes, lo que te obliga a estar a la vanguardia en las tendencias y en los servicios que ofreces para que tus clientes puedan capitalizar las oportunidades que presenten a cada momento.

Tessa: Ingram es muy dinámica y la clave ha sido realizar inversiones en nuevas áreas de negocios para agregar valor. En este sentido, siempre hemos estado a la vanguardia en adquisiciones estratégicas, el desarrollo de nuestro Marketplace de Soluciones Cloud y servicios para nuestros clientes así como una visión ágil y de mucha innovación. Finalmente, nuestro principal activo para ser una empresa de vanguardia son los asociados, que hacen la diferencia.

Zapater: Ingram Micro tiene una visión que nos hace inexorables al paso del tiempo y nos permite estar vigentes permanentemente mientras cumplimos nuestra visión de hacer realidad la promesa de la tecnología.

Walter Duer

Licenciado en Sistemas y periodista especializado en tecnología y viajes. Colabora con medios relacionados con el mundo IT desde 1992. Como autor, publicó una veintena de libros en editoriales como Planeta, Penguin Random House o Asunto Impreso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
X