El importante rol de las Apps en la vida cotidiana

El auge de las apps de delivery y mensajería está rompiendo paradigmas y transformando la manera en que intercambiamos productos y servicios en nuestro día a día. Charlamos mano a mano con el CEO de Rappi en Argentina para entender cómo trabajan desde adentro estas compañías.

Matías Casoy, CEO de Rappi, nos recibe con una breve introducción para tomar dimensión sobre la compañía: 5500 repartidores activos trabajando diariamente, 220 empleados directos, 50 % de ellos enfocados específicamente en programación y el desarrollo tecnológico.

Una compañía originalmente colombiana que, en poco más de 4 años de vida ya tiene presencia en 7 países (Colombia, Brasil, México, Argentina, Chile, Uruguay y Perú).

“Nos gusta pensar que ya no somos una empresa colombiana
sino una latinoamericana” —dicen en Rappi

Rappi nace con una visión muy concreta: transformar las economías locales tal como las conocemos y cómo las personas interactúan con sus compras todos los días.


Al día de hoy cualquier persona puede abrir la app y comprar en restaurantes, supermercados, pedir dinero a domicilio, pagar con QR en una cervecería, pedir que le vengan a pasear al perro o simplemente mandar un paquete de un lado a otro.

“Todas cosas que ya existían, siempre pedimos pizza por teléfono o compramos en el supermercado con envío a domicilio —dice Matías—, la gran diferencia es que antes pedías una pizza por teléfono o una app con menos tecnología y te llegaba quizás en 60 o 90 minutos y uno estaba en algún punto acostumbrado a eso… «compro a las 8, como a las 10», acostumbrados a que iba a demorar o el producto podía llegar o en malos términos.”

Fue pensando en esos momentos donde descubrieron que podían resolver cuestiones tecnológicas, de logística a bajo costo y sobre todo de la experiencia del usuario.

“Tenemos tasas de crecimiento de hasta un 30 % mensual, es decir que la compañía cada tres meses duplica su tamaño globalmente”, afirma Matías. “Nuestra propuesta de valor es que los repartidores puedan generar ingresos adicionales en momentos ociosos del día, en un contexto de total flexibilidad.”

Una app como solución logística

“Aunque la gente nos asocia principalmente a pedido de comida o quiosco (servicio de delivery), el objetivo es ser la super app de Latinoamérica, la app que te va a resolver absolutamente todo lo que necesites. Pedir comida o un auto, contratar a un paseador de mascotas, comprar productos, servicios, etc”Matías Casoy, CEO de Rappi.

Rappi tiene clientes de todo tipo que utiliza el servicio para mensajería puerta a puerta, tenemos muchísimos locales de computación, bijouterie, quioscos y demás que utilizan a Rappi como canales de venta y otros como aliado logístico porque tienen la posibilidad de contratar el servicio de mensajería puerta a puerta con una inmediatez y eficiencia que antes no existía.

“Incluso pensando en el ejemplo de la pizza -dice Matías-, el hecho de que llegue en 15 minutos en vez de 90 no es otra cosa que tecnología. Se trata de que todos los pasos están tecnológicamente integrados. En el instante en que un cliente pide su comida en la aplicación, aparece en la aplicación que tienen nuestros aliados y comienzan a preparar el pedido y establecen un tiempo de cocción. Después, justo cuando termina la cocción, en ese momento aparece el repartidor más cercano porque su aplicación le avisó que este pedido cercano a su ubicación (determinada por GPS) estaría listo y aceptó ir a buscarlo y entregarlo en un promedio de 9 minutos entre que lo retira y lo entrega al cliente.”

Matías nos contó en exclusiva que se encuentran desarrollando un vertical de tecnología, para ofrecer soluciones de pago y logística a retailers de productos informáticos y tecnológicos.

Marketing y BigData de la mano

Rappi One es el programa con el que la compañía ofrece a marcas la posibilidad de utilizar Rappi como plataforma de difusión y marketing.

Pensemos en un ejemplo bastante común: una marca tradicional que realiza acciones en un supermercado con un promotor que ofrece probar su producto a todo el que pasa caminando por los largos pasillos, sin entender quién esa persona, por qué está ahí ni cuáles son sus hábitos de consumo. Estas nuevas plataformas pueden ofrecer publicidad mucho más inteligente y segmentada, imprimiendo publicidad únicamente a los usuarios que saben que van a estar más interesados en ese producto, porque conocen sus hábitos de consumo.
E incluso, a futuro, pueden también saber si la persona finalmente compró dicho producto utilizando la aplicación.

¿Cómo funciona Rappi técnica y operativamente?

Rappi es uno de los pocos ecosistemas que opera con 3 actores: por un lado tiene a los consumidores, por otro a los -miles de- repartidores y finalmente a comercios locales (desde grandes retailers y cadenas de supermercados, hasta un negocio muy particular de un barrio o localidad que encuentra a través de Rappi la posibilidad de ampliar su alcance a otros barrios e incrementar exponencialmente sus ventas).

Cubren todo el negocio de delivery. Llevan cualquier cosa a cualquier lugar en cuestión de minutos. Comida, supermercado, dinero en efectivo, lo que sea. En Colombia existe hasta la opción de comprar por Rappi el último modelo de iPhone y recibirlo en 15 minutos a domicilio.

Respecto a gateway o pasarela de pagos, trabajan con WorldPay -aliado regional actualmente-, pero han trabajado con PayU, Prisma; entre otros proveedores dependiendo de cada región. El usuario final resuelve todo a través de la app de Rappi, nunca tiene contacto ni necesita tener una cuenta en ninguna plataforma externa.

¿También una solución de pagos?

Al mismo tiempo están desarrollando su propia cara financiera o “fintech” desde el año pasado, bajo el nombre de RappiPay.

RappiPay, la solución de pagos de Rappi“Reemplazá el efectivo, las firmas y los plásticos. Realizá compras de una forma
más segura, ágil y práctica”, anuncia la home de RappiPay.

Matías lo describe como “el módulo financiero de Rappi”, ya que convive dentro de la misma app principal como una opción adicional que te da la posibilidad de pagar en comercios como por ejemplo una cervecería o tienda y también enviar dinero entre dos usuarios.

Esta solución de pagos ya funciona en Argentina. Enfocada en pagos con QR visibles en más de 1000 comercios y en pagos P2P (de persona a persona) con una comisión de aproximadamente el 4 % y con un diferenciador interesante que es la opción de adelantar el dinero y poder recibir pagos acreditados en el acto independientemente del medio utilizado.

“RappiPay es para nosotros recién el comienzo, tenemos la meta de ser la aplicación financiera más importante de Latinoamérica. Actualmente en Colombia vos podés tener una tarjeta de Rappi. Gracias a una alianza con Visa existe la posibilidad de tener una tarjeta de débito donde tu dinero de RappiPay también lo podés tener en una tarjeta física”, nos cuenta Matías.

¿Hacía a donde va el negocio del pago electrónico?

El mercado está en total proceso de digitalización, sin embargo Matías, CEO de Rappi en Argentina, dice que en Rappi creen que Latinoamérica todavía sigue siendo una región cash-economy en gran parte y lo ven como una gran oportunidad porque con sus soluciones pueden llegar tanto a las personas que tienen su economía digitalizada como a las que ni siquiera tienen una tarjeta física.

“El arraigo que tenemos como marca en esas diferentes comunidades es un arraigo yo creo sin precedentes —agrega orgulloso Matías—, nuestra propuesta es integral, es 360, tenés la posibilidad de pagar con tarjeta o en efectivo. De cualquier manera estamos digitalizando el dinero.”

Etiquetas
Mostrar más
Lucas Gonzalez

Lucas Gonzalez

Comunicador de tecnología en radio y TV. Programador full stack. Técnico en redes informáticas. Nerd, fanático de la electrónica y tecnología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close