El tren de la impresión 3D está pasando. ¿hay que subirse?

ITSitio.com te ofrece una mirada amplia sobre el verdadero negocio de la fabricación aditiva y la oportunidad que ofrece al mercado TIC. Conozca todos los detalles de la mano de expertos, en esta nota.

IDC estima que para el año 2022 el gasto mundial en impresión 3D sería de casi 22.700 millones de dólares con una tasa de crecimiento anual de 19,1% a cinco años, siendo la fabricación específica la industria dominante seguido por proveedores de servicios de salud, educación, servicios profesionales y solo el 5% representará a los consumidores finales.

Impresión 3D no es lo mismo que fabricación aditiva, que es donde está el verdadero negocio de este vertical y hace referencia a todas las técnicas de fabricación por adición de material y empleadas con el objetivo de producir nuevos componentes complejos y durables. La impresión 3D, por el otro lado, hace alusión a la fabricación de modelos o piezas finales de modo rápido pero limitado.

Tomas Chernoff se crio viendo como su padre – el diseñador industrial Jorge Chernoff – imprimía prototipos como un servicio. Fundó Che3D con una inversión de $ 12.500 y a partir de ahi empezó a construir una empresa que hoy es caso de éxito en Latinoamérica de producción seriada bajo esta tecnología.

Visitamos sus oficinas en Buenos Aires y conversamos con él acerca de esta gran oportunidad de negocio donde hoy muchos Canales TIC podrían dar servicio a empresas a través de la colaboración con ellos.

América Latina ha tardado un poco más en la adopción de las tecnologías 3D. Principalmente debido a que para muchas empresas supone una fuerte inversión, y no es sencillo llegar a realizarla sin conocer de primera mano los beneficios de su implementación, esto se traduce en la falta de conocimiento real de las posibilidades que da la manufactura aditiva.

En general, cuando se piensa en impresión 3D, el escenario más visitado es la manufactura discreta. Pero la salud está encontrando cada vez más casos de uso. Vale la pena volver a leer esta completísima nota realizada en el año 2018 por nuestro periodista Alejandro Alonso al respecto.

Según la consultora Context los ingresos mundiales de los servicios de impresión 3D crecieron marginalmente durante el año 2020 a nivel mundial, lo que condujo a un crecimiento nominal para la industria en su conjunto (es decir, servicios, software, materiales y hardware del sistema de impresión combinados).

En Argentina existe una Cámara de impresión 3D y fabricaciones digitales y conversamos con su fundadora – Irene Presti – y David Cimino, quien hoy está en el directorio de la Cámara pero además es un importante empresario de este sector con su empresa Chimak 3D

Palabra de fabricantes

No abundan las marcas que estén apostando fuerte a este mercado, al menos en nuestra region. Actualmente HP y Trimaker son las únicas que están introduciendo productos al mercado e intentando desarrollar negocio a partir de estas tecnologías.

Los países de America Latina se enfrentan a desafíos importantes con respecto a la adopción de tecnologías avanzadas como la fabricación aditiva, entre estos está el escaso acceso al conocimiento de alto valor y las políticas gubernamentales inadecuadas para estimular una fuerte innovación tecnológica, aún cuando países como Brasil y México muestran el mayor progreso en el proceso de adopción de estas soluciones

El ecosistema completo de solución de manufactura aditiva

Actualmente, México por su cercanía con EE.UU., es el país que cuenta con las principales marcas de impresoras 3D de escritorio y profesionales, seguido de Brasil y Colombia. En estos tres países destaca la llegada empresas como HP, 3D Systems, Big Rep, Desktop Metal, además de reconocidas máquinas de escritorio como Ultimaker y Formlabs.

La importante mano del diseñador

Un eslabón fundamental en la cadena de valor de este tipo de soluciones tiene que ver con el diseñador 3D y Diego Viegas, artista digital, experto en capacitacion 3D y coordinador de formación profesional 3D a cargo de contenidos en la Escuela Da Vinci de Argentina nos dijo al respecto:

Hace 20 años no existían recursos localmente, como los tenemos hoy, para profesionalizarte en este tipo de aprendizajes y había que ser muy autodidacta. Cuando apareció la impresion 3D en Argentina de forma más popular, el tema de producir digital para manofactura 3D existía solo para grandes proyectos y la mayoría si exportaba y era puntualmente para figuras coleccionables que todavía no se animaban a decir que parte del proceso era a través de esta tecnología por miedo a que se desvalorizara.

La impresión 3D es algo que requiere un nivel de paciencia bastante alto con los equipos. Son equipos que requieren mucho mantenimiento y necesitan conocimientos técnicos básicos. 

Lo más importante y que muchos no consideran respecto a estos trabajos, es que las piezas necesitan un trabajo muy detallado de post-produccion una vez que salio de la impresora. El proceso completo no es solo la producción en cadena sino el trabajo artesanal necesario una vez que se termina de imprimir. Son muy pocas las empesas que se dedican profesionalmente a producir modelos.  

Para reemplazar un repuesto que no se consigue porque hay que importarlo y sale caro es necesario tener una persona que al modelarlo tenga conocimientos básicos de diseño industrial e ingeniería. Si fuera una escultura es importante tener una base de artistica, por dar otro ejemplo.

En cuanto a la capacitacion no abundan las instituciones que enseñen todo esto, aunque si algunos particulares y pequeños institutos más enfocados en el nicho. Hoy sigue predominando el autodidactismo porque se puede encontrar toda la informacion toda por separado y empezar a unirla (a través de google, Youtube y sambullirse en los foros buscando el tema: modelado para la impresión 3D). 

Para imprimir en 3D cada material va a hacer que los parámetros que uno requiere sea distinto, aunque sea solo un simple cambio de color. Velocidad, temperatura, altura, si hace falta un adhesivo, etc.

Claramente, y tomando las palabras de Diego, nos queda claro que aunque parezca no es soplar y hacer botellas.

Faltan unos años para que podamos ver adopción plena de este negocio en el mercado regional, y el impulso se dará con la llegada de nuevos materiales, software de gestión y mayor adopción de tecnologías de metal. La gran ventaja es que hay recursos humanos muy capacitados y eso es un diferencial que permite que haya muy buenos proyectos en torno a estas tecnologías.

Sebastian Magnarelli

Desde 1992 vengo trabajando en el mercado tecnologíco pasando por diferente posiciones en empresas líderes de la Industria IT tales como Unisel, HP, SED International - Intermaco - Logitech, Ingram Micro y en un emprendimiento propio de tienda online. En 2012 me sume al equipo de ITSitio.com como Director

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
X