Cámaras antiexplosivas: una apuesta en el tema de seguridad 

Con las cámaras antiexplosivas de Hikvision, se pueden prevenir incendios y procurar la seguridad de los trabajadores e industria. Por ello, Miguel Arrañaga, nos habló acerca de las características, costos, disponibilidad, beneficios, apoyo a los canales y más, para poder ofertar esta solución en el mercado mexicano.

Trabajar con materiales inflamables como gases combustibles, productos químicos, polvos, etc., es un constante riesgo para explosiones o incendios; de aquí surge la iniciativa de Hikvision para crear cámaras a prueba de explosión, las cuales se encuentran en el rubro de cámaras especiales, elaboradas con materiales de acero inoxidable 316L.

Miguel Arrañaga, Pre-Sales Director de Hikvision México, comentó que hay tres factores claves para que una explosión pueda ocurrir: Oxigeno, combustible o calor, éste último como pieza de trabajo principal para la marca, ya que en ocasiones el sobrecalentamiento o corto circuito de los equipos, es la causante de los incidentes.

Las cámaras son diseñadas para que “en caso de que exista un daño interno (fuego, calor, chispa) ésta no saldrá sino que se contendrá dentro del equipo hasta que el problema esté solucionado, son cámaras intrínsecamente seguras”, comentó el especialista y son avaladas por normas internaciones como ATEX, IECEX y UL 60079, que certifica a los equipos para que puedan operar.

La gama de esta solución incluye las cámaras tipo bala, domo y PTZ, las cuales incorporan tecnología Darkfighter, brindando imágenes de calidad en condiciones de baja iluminación, además cuentan con encriptación de información de extremo a extremo para datos de video, con protección anticorrosión y contra rayos.

     

    Para los canales que están pensando en incursionar en el mercado “es una tecnología fácil de instalar, prácticamente en cualquier sistema” señaló Arrañaga. El nicho de mercado pareciera obvio (petroleras y refinerías) pero la realidad es que en cualquier industria existen gases que pueden provocar incidentes como las granjas o procesadores de basura, por ejemplo.

    Los equipos cuentan con las mismas características de una cámara convencional y con la tecnología de Hikvision, así que si los socios detectan en qué lugares pueden ofertar esta solución, le estarán dando un plus a su línea de negocios. El campo se vuelve amplio al descubrir que se pueden atacar nuevos mercados.

    Para esto, es necesario que los socios de negocio, “sepan utilizar la analítica de video con la que cuentan las cámaras para obtener un valor agregado que los diferencie de los demás competidores”. Esta tecnología detecta a personas o autos que quieran ingresar a zonas peligrosas o vulnerables, además permite crear perímetros virtuales, enviando una señal de alerta en caso de que alguien salga de la línea marcada.

    Existen programas como HSCA y HCSP que cuentan con certificaciones y capacitaciones que van desde lo más elemental hasta lo más complejo. Para quienes quieran optar por esta solución, deben registrarse en el área de proyectos para que se realice un monitoreo más de cerca y puedan dar equipos que se adapten a la necesidad.

    El tiempo de entrega variará dependiendo los modelos y cantidades, puede ser de 4 a 8 semanas o más tiempo. Y el precio puede ir de 1500 hasta 20, 000 dólares. Por ello, es importante acercarse a los canales de distribución de Hikvision para más información.

    Viridiana Santiago Cruz

    Comunicóloga egresada de la UNAM. Apasionada por la escritura, música y tecnología, se ha desarrollado como periodista en el área de cultura, así como creadora de contenido para empresas de seguridad y domótica. Su prioridad es pasar tiempo en familia y siempre dar lo mejor.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Botón volver arriba
    X