Lenovo y Motorola apoyan a las comunidades que luchan contra el COVID-19 

De acuerdo con Alice Damasceno, líder de Lenovo Foundation para América Latina el impacto de las donaciones de donaciones de insumos y suministros médicos, tecnología, entre otros, llegó a más de 620,000 vidas en toda la región.

Lenovo y Motorola continúan firmes con su tarea de contribuir en la lucha contra el COVID-19. A nivel mundial, las donaciones ya han superado los 13 millones de dólares. Como parte de esta iniciativa, también ha puesto mucho foco en nuestra región: América Latina, donde se han donado más de 2,000 tabletas, teléfonos celulares y computadoras a estudiantes, hospitales y ONG. Estas contribuciones tecnológicas se suman a las donaciones de cubrebocas e insumos médicos. Las donaciones no sólo permitieron la labor del personal médico, sino que también ayudaron a las familias a mantenerse conectadas, ya que los pacientes que reciben tratamiento hospitalario se encuentran aislados de sus seres queridos.

Alice Damasceno comentó: En México, hospitales de la Ciudad de México y de Nuevo León recibieron donaciones de tablets, computadoras portátiles y teléfonos celulares; y apoyamos la compra de 200 camas nuevas. En Puebla, se donaron tablets al hospital de Cholula para facilitar la comunicación con sus seres queridos. También se brindó asistencia general a las organizaciones no gubernamentales y escolares para que continuaran sus actividades durante este tiempo de dificultades económicas. Se donaron más de 500 equipos entre PC y teléfonos celulares. Entre las organizaciones asociadas que fueron apoyadas están los Servicios de Salud de Nuevo León, el Instituto Nacional de enfermedades Respiratorias Ismael Cosío Villegas, la fundación Trasplante y Vida, el Voluntariado del Instituto de Salud del Estado de México, entre otras”.

En todos los mercados, Lenovo y Motorola han trabajado para satisfacer las necesidades locales de cada comunidad. En Perú, uno de los primeros países en decretar el estado de emergencia nacional y aislamiento social obligatorio en la región, se donaron 300 tablets en respuesta a solicitudes del Ministerio de Salud. Las tablets son esenciales para la recopilación oficial de datos sobre la expansión del virus. La donación de hardware se complementó con insumos médicos de suma necesidad.

En Argentina, se donaron computadoras de escritorio para un hospital de campaña en el Gran Buenos Aires e insumos médicos y artículos de higiene a través de ONG locales asociadas. Lenovo también hizo posible que estudiantes LGBTQ+ de nivel secundario tuvieran acceso a la educación a distancia y donó teléfonos celulares para que los estudiantes de nivel primario de barrios vulnerables tuvieran acceso a la educación remota.

En Brasil, las donaciones se destinaron a la compra estimada de 1.100 nuevas camas de UCI. Se donaron más de 300 equipos, entre computadoras portátiles y de escritorio, a hospitales de campaña o a nuevas salas para la asistencia de infectados con COVID-19. Y, considerando que, en promedio, una cama es usada mensualmente por 3 pacientes, esta adquisición permite la atención médica de más de 3.000 pacientes por mes. También se donaron celulares a diversos hospitales para que los pacientes internados pudieran estar en contacto con sus seres queridos y familiares, respetando el aislamiento social.

En asociación con la UNICAMP – Universidad de Campinas de Brasil, el equipo de investigación de Motorola puso a disposición sus conocimientos para el desarrollo de una aplicación para monitorear, por teléfono celular, a los pacientes que fueron dados de alta después de haber contraído coronavirus. Con esta aplicación, desarrollada gratuitamente por Motorola, los médicos pueden seguir la evolución de los pacientes sin exponerlos al riesgo de volver al hospital.

En Chile, estudiantes de familias socialmente vulnerables pudieron continuar sus estudios gracias a la donación de 70 computadoras portátiles. Además, se donaron insumos médicos, tablets y celulares a diferentes hospitales, lo que permitió mejorar la atención y la conexión entre familiares de aquellos infectados con el virus.

En Colombia, Lenovo facilitó la educación a distancia de estudiantes universitarios y de nivel primario con la donación de 340 tablets y más de 80 computadoras portátiles Lenovo. Motorola también donó teléfonos celulares para que los niños con cáncer internados en Bogotá pudieran comunicarse con sus familias. Y Lenovo Data Center Group contribuyó con un servidor para el Instituto Nacional de Salud para ayudar en sus esfuerzos de informar a la población sobre la pandemia. En total, Lenovo proporcionó más de 1,000 dispositivos para enfrentar la crisis en Colombia.

Por último, se invitó a los empleados de Lenovo a participar de una campaña de donaciones, teniendo Lenovo la posibilidad de duplicar los valores donados. Entre las organizaciones asociadas se encuentran las sucursales de United Way en América Latina, el Instituto Gerando Falcões, el Lar dos Velhos Flaminio Mauricio y la Assitência Vicentina Frederico Ozanam. Las donaciones fueron destinadas a satisfacer necesidades básicas, como alimentos y productos de higiene.

Considerando que Latinoamérica fue una de las regiones que más tarde se vio afectada por el virus, nuestras donaciones y respuesta deben continuar. El impacto de las donaciones llega a más de 620,000 vidas en toda la región y el compromiso de Lenovo y Motorola de llevar la tecnología a la mayor cantidad de personas posible sigue firme.

Etiquetas
Florencia Gómez Forti

Florencia Gómez Forti

Periodista especializada en tecnología y espectáculos. Comenzó su camino en los medios y el mercado IT de la mano de ITSitio y hoy es Editora de Contenidos para toda la región. Realiza coberturas especiales internacionales y nacionales para marcas como HP Inc. e IBM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
X