Cloud Wars: AWS y Oracle intercambian munición gruesa

Amazon está concretando una serie de movidas que la alejan de Oracle y lo ponen en línea de colisión. Los cruces verbales entre el CTO y cofundador de Oracle, Larry Ellison, y los voceros de AWS, están sembrando numerosos interrogantes de parte de los clientes sobre lo que conviene hacer y el futuro de las bases de datos de nube.

Amazon Web Services planea tener mudadas cerca del 90% de las bases de datos de Oracle a su propio servicio de almacenamiento Redshift hacia fines de este año, según el CTO de AWS, Werner Vogels. Este movimiento viene encadenado con otros, como el anuncio a principios de noviembre de sacar el negocio de consumo de Amazon de Oracle.

En el marco de re:Invent 2018, Vogels había admitido que cerca del 87% de los usuarios de Redshift estaban más preocupados de los tiempos de espera, razón por la cual AWS había trabajado en potenciar la velocidad de procesamiento de Redshift en 3,5 veces durante los últimos seris meses. Ahora, a través de un almacenamiento de columna única, el desempeño de Amazon Redshift es diez veces más rápido que otros datawarehouses, al costo de la décima parte. Para impulsar el desempeño de Redshift, AWS mejorará significativamente la capacidad de escalamiento de la concurrencia del almacenamiento, una nueva funcionalidad que provee de manera consistente rapidez en las consultas aun con miles de usuarios concurrentes y queries, según Vogels.

Vale recordar que la rivalidad entre Amazon y Oracle se remonta a 2014, cuando Amazon liberó Aurora y comenzó a migrar a los clientes on premises y sus datos, aplicaciones y cargas de trabajo a su nube pública. La migración desde Oracle Database se ha incrementado en los últimos años, según los analistas. En octubre, durante la conferencia OpenWorld, el CTO de Oracle y cofundador, Larry Ellison, volvió a hablar de la superioridad de Oracle’ sobre AWS, no sólo en materia de infraestructura de nube, sino también en seguridad de nube y, muy particularmente, en tecnología de base de datos de nube. La respuesta de Andy Jassi, CEO de AWS, fue precisamente anunciar el cierre del datawarehouse de Oracle el primero de noviembre para mudarse a Redshift.

Los analistas se preguntan, sin embargo, si muchas empresas no estarán pensando también en hacer un cambio, en línea con las movidas de Amazon. En este territorio lleno de FUD ((Fear, Uncertainty, and Doubt / Miedo, Incertidumbre y Duda), no parece haber recetas ni senderos seguros a la vista: cada cliente empresarial deberá probar suerte en base a sus propios casos de uso.

Etiquetas
Mostrar más
Alejandro Alonso

Alejandro Alonso

Periodista especializado en ciencia y tecnología. Trabajó en publicaciones como Banqueros & Empresarios, Telecomunicaciones & Negocios, Customer Service, Prensa Económica, Computerworld, e Insider, entre otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close