El COVID-19 pone a la tecnología a trabajar a marcha forzada

No sólo la ciencia trabaja contra reloj para desarrollar la vacuna contra el virus que irrumpió la cotidianeidad de la vida como la conocíamos meses atrás, también la industria de la tecnología se encuentra a prueba para demostrar que puede soportar todas las conexiones que devienen de una repentina forma de trabajo en terreno virtual.

Actualmente, las empresas están enfrentado una nueva realidad, que las obliga a utilizar sus recursos tecnológicos para no perder continuidad de negocio. Esta situación ha hecho visible, que a pesar de que desde hace ya mucho tiempo la tecnología ofrece todas las posibilidades que permite esquemas de colaboración remota, la curva de adopción no ha sido lo suficientemente rápida. De golpe un virus nos recuerda que la transformación digital enfrenta retos como el presupuesto, resistencia a nuevos modelos de trabajo o el desconocimiento de las nuevas tecnologías.

Pero ahora no hay marcha atrás, las empresas se ven obligadas a montarse a esas nuevas formas de trabajo, porque lo contrario significa sacrificar su productividad. Empresas como Cisco han acumulado desde el pasado marzo de 2020 más de dos billones de minutos en conferencias registradas en su plataforma Webex. “Desde la perspectiva de Cisco, hemos aprendido que podemos hacer muchas cosas que nunca pensamos de forma remota, y tenemos un millón de organizaciones que confían en nosotros y usan nuestras herramientas”, destacó Fran Katsoudas, Chief People Officer en Cisco.

Jacqui Guichelaar, SVP y Chief Information Officer, reveló que incluso para Cisco, con todos los sistemas y seguridad que la empresa maneja, implementar para sus más de 140 mil empleados y socios a nivel mundial un modelo de trabajo desde casa en tan solo seis semanas, significó un reto muy grande. “Fue por fases, primero la orden fue para China, pero lo que no predijimos fue la rapidez de los siguientes requerimientos. De planear esto para China, luego fue para Asia y Estados Unidos, y en una semana más para el mundo entero. Eso significó un reto muy grande, por suerte nosotros tenemos gran infraestructura de red, productos de colaboración y seguridad. Aún así el desafío fue implementar algo que tradicionalmente le tomaría a una compañía años; fue difícil y como equipo enfrentamos retos para resolver cómo hacerlo y hacerlo en una forma sistemática y rápida”, detalló la directiva.

La especialista recomendó a las compañías considerar que requieren los siguientes elementos para hacer esta migración: conectividad básica y estable, herramientas de colaboración, aplicaciones de negocio y considerar siempre la seguridad.

La seguridad es uno de los principales retos que enfrentarán las compañías, ya que al mismo tiempo que tienen que habilitar a sus empleados para el trabajo remoto, deben de asegurar la información de la empresa, es por ello que se espera que en la búsqueda de este equilibrio el modelo de dispositivo como servicio aumente su popularidad, como un medio de control empresarial. O de lo contrario deberán evaluar los mejores métodos de protección para los empleados que usan sus dispositivos personales.

Entre los ejemplos de las verticales que tuvieron que hacer ajustes de modo urgente y que han generado un gran desafío tecnológico, es el sector educativo, donde se han tenido que echar mano urgente de la tecnología teniendo que apresurar sus pasos camino a las aulas digitales para garantizar que los alumnos continúen su aprendizaje, ahora desde casa.

Luis Guide Carli University, es una universidad en Italia, que con la repentina llegada de la crisis, habillitó modelos de educación en línea corriendo un aproximado de 260 clases diarias, con más de 7 mil estudiantes conectados. “Tuvimos que mantener continuidad al mismo tiempo que activábamos un plan de transformación digital”, acota su rector Andrea Prencipe, quien agregó que desde ahora ya nada volverá a ser igual, ya que pronostica que “regresaremos a una nueva realidad, donde replantearemos la vieja forma de educar y plantearemos un nuevo modelo de aprendizaje”.

Cisco y su propuesta de colaboración

Para aminorar el impacto que sus socios de negocio pueden presentar al tener que adaptarse a esta nueva realidad, la marca les ha refrendado su apoyo. Ofreciendo herramientas de colaboración gratuitas, ofertas de seguridad y un conjunto de servicios basados en la nube.

Los beneficios temporales que la empresa pone a disposición tanto de socios de negocio como clientes finales son:

  • Ampliación las capacidades de Webex para sus clientes nuevos y existentes.
  • Extensión de su suscripción sin costo (de forma temporal, solo para usuarios existentes).
  • Licencias gratuitas de 90 días de Cisco Webex Control Hub (para empresas no usuarias de Webex).
  • Mejoras en la herramienta gratuita para consumo y pequeñas empresas.
  • Licencia de prueba extendida y ampliación de cuentas de uso para Umbrella, Duo y AnyConnect con ASAv.
  • Ampliación de las fechas de renovación para los socios que tengan certificaciones, especializaciones, autorizaciones y designaciones CMSP de Cisco por un año.
  • Extensión por seis meses de las certificaciones de carrera de Cisco.

Las contribuciones de Cisco a sus clientes y socios y comunidades que más lo necesitan ascienden a 225 millones de dólares en efectivo, en especie o en donaciones planificadas

Etiquetas
Mostrar más
Brenda Azcarategui

Brenda Azcarategui

Periodista especializada en tecnología y cultura, egresada de la UNAM. Con más de diez años de experiencia en medios de comunicación, de ellos seis abordando temas de innovación y nuevas tecnologías. Curiosa por naturaleza y apasionada de la escritura, la música y el café.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
X
X