¿Qué oportunidades hay detrás del despliegue de centros de monitoreo?

Operadores de videovigilancia, supervisores de contact centers, ingenieros que controlan los parámetros operativos en una planta manufacturera… Casi cualquier circunstancia, parámetro o magnitud puede ser monitoreada eficientemente si se cuenta con las pantallas diseñadas para ese fin.

Ya sea que se trate de una sala de crisis, de un centro de monitoreo y control, del piso donde negocian los agentes bursátiles, o de una oficina de supervisión, el surgimiento de los centros de monitoreo en todas sus formas constituye una oportunidad interesante para los partners del canal que trabajan con monitores y pantallas comerciales, especialmente diseñadas para estos fines.

Matías Ferry

Matías Ferry, gerente de Ventas de la unidad de negocios de ID (Information Display) de LG, aclara que los centros de monitoreo pueden ser divididos en dos: aquéllos que permiten visualizar lo que toman las cámaras de videovigilancia (como los que pueden ser desplegados a nivel municipal en espacios públicos, en estaciones de transporte o en grandes superficies, por dar algunos ejemplos), o bien aquellos que exhiben algún tipo de métrica (desde cotizaciones a KPIs de procesos productivos). Ciertamente también los hay para hacer el seguimiento de vehículos (como el Centro de Control de Tráfico de Trenes Argentinos Cargas, en el barrio de Palermo, Ciudad de Buenos Aires, presentado en 2017), monitoreo de activos y supervisión de las métricas que envían los sensores a través de la Internet de las Cosas, en multitud de escenarios diversos (como por ejemplo, el sistema de monitoreo del alcantarillado en Ciudad de Buenos Aires, inaugurado en 2015, que tiene como objetivo evitar inundaciones durante las tormentas fuertes).

“Hemos instalado videowalls en las plantas fabriles de las automotrices para el área de Control de Calidad. A lo largo de toda la planta instalamos pantallas de 55″ para que la información sobre el rendimiento de cada etapa productiva estuviera a la vista de todos los empleados. Y luego, en el sector de Control de Calidad, desplegamos un videowall que permite chequear todo el proceso, y monitorear el minuto a minuto”, comenta Ferry.

Un dato del mercado da la pauta de la curva ascendente de estos despliegues. Según MarketsandMarkets, el tamaño del mercado global gestión de desempeño de activos (Asset Performance Management / APM) estaría creciendo desde los US$ 3.300 millones de 2020 a US$ 6.700 millones en 2025, a una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 15,1% durante ese período. Los principales factores que impulsan el crecimiento del mercado incluyen la creciente necesidad de mantenimiento basado en el riesgo, la necesidad de maximizar el rendimiento económico de los activos y la creciente adopción de aplicaciones basadas en la nube.

La pandemia favoreció algunos tipos de despliegues de centros de monitoreo. Con toda la Transformación Digital que produjo la Pandemia este año, muchos trabajos pasaron a ser remotos”, explica Ferry. A esto se suma una creciente ola de automatización de actividades y procesos, razón por la cual las instancias de supervisión o fiscalización se vuelven cada vez más necesarias. Los monitores, grandes displays comerciales y videowalls preparados para estos centros de monitoreo (esto es, con especificaciones técnicas diferentes a las pantallas comunes) no hacen más que multiplicar la productividad de cada agente. Ferry cita el dato de un conocido proveedor de servicios de alarmas y videovigilancia. “Se vigilan entre seis y ocho entradas de edificios con una sola persona y un monitor grande”, precisa.

¿Qué tipo de pantallas resultan adecuadas para estos centros de monitoreo? Ferry comenta al respecto: “Los centros de monitoreo tienden a funcionar las 24 horas. LG tiene pantallas especiales para atender esa demanda. Si vamos al caso de los videowalls, las tres variables que influyen en pantallas son el ancho del marco (esto es: la suma de los espesores de los bordes en pantallas adyacentes), la durabilidad del panel y el brillo. Hoy en día la resolución ya todo tiende a ser ultra HD. Y más aún, si hablamos de un videowall, esa resolución hoy ya supera la que puede aportar el contenido convencional”.

En LG las pantallas para videowall arrancan en 3,5 milímetros (suma de ambos bordes, típicamente la familia VL5). Sin embargo, ciertas aplicaciones exigen bordes aun más delgados. No es lo mismo un videowall que muestra grandes números relativamente estáticos, que aquél donde se emite un video, o bien hay continuidad entre la información de una pantalla del videowall y la adyacente. Para estos casos de uso, hay modelos cuya sumatoria da 1,8 milímetros (los modelos VM5), y otro ultrafino, con 0,8 milímetros entre ambos espesores de borde (los equipos SVH5, y más recientemente SVH7)

Más allá del videowall, si vamos a las posiciones de los agentes que deben supervisar, allí veremos que también ese monitor de escritorio debe tener características singulares, particularmente de su uso 7×24 y el brillo. Dentro de la oferta de LG hay monitores preparados para funcionar las 24 horas (familia UH5), y paneles con tecnología IPS (es una tecnología propia de LG)con definición 4K full HD, en tamaños que van desde las 43 pulgadas de diagonal a las 98 pulgadas, pasando por todos casi los tamaños de diagonal.

Herramientas de trabajo con tecnologías abiertas

“Un monitor es una herramienta de trabajo”, define Marcos Paredes, gerente regional para la Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay de Viewsonic, con sede en Montevideo. Las soluciones de visualización están en el core business de Viewsonic, y tienen una amplia variedad de monitores que se adaptan a numerosos casos de uso. Paredes advierte que, durante la Pandemia, hubo una explosión en la demanda de monitores, sobre todo para el ámbito doméstico, donde aumentaban vertiginosamente las sesiones de tele-educación y teletrabajo.

Marcos Paredes

Paredes coincide con Ferry en que una de las capacidades que debe ofrecer un monitor para monitoreo (valga la redundancia) es la de funcionar 24×7 (o sea, sin interrupciones, todo el tiempo) y de gran tamaño (a finde poder ver el streaming de varias cámaras en la misma cuadrícula). También destaca la necesidad de bordes delgados en las pantallas destinadas a un videowall. Paredes explica además, que el monitor debe ser capaz de soportar el nivel de definición que ofrecen las cámaras (por ejemplo, en el caso de que éstas sean 4K, el monitor debería poder soportar esa definición para poder sacar mejor provecho de las cámaras).

No menos importante, destaca el ejecutivo, “es que trabajamos con tecnologías abiertas, de modo que se pueden complementar con soluciones de otras marcas”. Esto permite que el canal integre soluciones a la medida de las necesidades del cliente, y que los monitores de Viewsonic puedan ser incluidos en proyectos de partners de otras marcas.

Dado su empleo profesional a lo largo de muchas horas en que un agente debe estar delante de la pantalla, la ergonomía se vuelve un factor importante (el que el monitor pueda girar, pivotear, o ser ajustado en altura).

Paredes cree que las salas de monitoreo son territorio propicio para el canal y que la oportunidad va en aumento. Para graficar esa oportunidad, el ejecutivo explica que los estadios de fútbol en Uruguay implementaron un sistema de cámaras para reconocimiento facial. “Para poner en funcionamiento esto fue necesario desplegar centros de monitoreo. Algunos son permanentes, dentro del estadio, y otros están montados sobre vehículos especialmente preparados (que van de un estadio a otro). Estos centros corren software sumamente sofisticado”, aclara.

Haga click para acceder al leading case.

Un factor importante a tener en cuenta es el tipo de monitoreo que se debe hacer, a fin de elegir la pantalla adecuada. “No es lo mismo el monitoreo de entradas de edificios que el de una terminal portuaria”, grafica Paredes. Con todo, asegura, están comenzando a surgir proyectos donde se utilizan pantallas táctiles de gran formato (desde las 55” hasta 98” de diagonal). “Es como monitorear desde un videowall pero con la ventaja de que es táctil. Se interactúa directamente sobre la pantalla”.

Para profundizar en los casos de uso y productos de Viewsonic, lo invitamos a ver la entrevista en video, en este mismo apartado.    

Negocio en crecimiento

Samsung también participa de este mercado. Según Rodrigo Alari, gerente de Ventas de la división VD (Visual Display) de Samsung para la Argentina, la marca ha liderado varios proyectos en en distintas industrias verticales. “Las control rooms o salas de monitoreo tienen mucha aplicación. Hay implementaciones en agencias de seguridad, pero también las hay en provincias e intendencias… En el vertical de Banca y Finanzas, en empresas procesadoras de pagos hemos desplegado este tipo de sala de monitoreo con 16 pantallas y también en los bancos. Es un negocio que está creciendo, pero también se esta profesionalizando. Hay muchas empresas haciendo upscaling de los equipos que tenían instalados, llevándolos a la última tecnología”.

Rodrigo Alari

“Hay varios casos de uso para estas salas de monitoreo y control. El más básico corresponde al monitoreo de imágenes de parte de las fuerzas de seguridad. Luego fueron incorporados en el ambiente corporativo en varios verticales. Banca y Finanzas los adopta para visualizar los indicadores propios de su gestión, a fin de satisfacer el conjunto de protocolos y regulaciones que rigen el sector. Pero después hay otro mundo, más en el llano, que incluye, por ejemplo, el monitoreo de flotas (transporte de pasajeros y carga, recolección de residuos, etc.) El próximo paso, y ya se está empezando a ver, es el monitoreo de indicadores más vinculados al IoT (Internet de las Cosas)”, dice Alari. Para el hombre de Samsung, sin embargo, la infraestructura local de red actual podría actuar como limitante para este nuevo tipo de despliegues. En su opinión, futuras tecnologías como 5G les darán el impulso necesario a esos casos de uso nuevos (en particular aquéllos vinculados a la actividad rural).

“Nuestras pantallas se puede complementar con el software de administración de contenidos, que se puede usar para hacer el setup de las pantallas y determinar qué información se quiere mostrar en cada una de ellas”, agrega Alari. Con todo, los partners de Samsung tienen también la posibilidad de elaborar desarrollos ad hoc (o trabajar de la mano de los partners que lo están haciendo) para distintas aplicaciones y en función de las necesidades de cada cliente en los diferentes verticales.

Las control rooms pueden ser implementadas apelando a tecnologías diferentes para las pantallas. “Podés tener un videowall armado con una sola pantalla de microLEDs. Este tipo de pantalla, llamada The Wall (familia IWJ), concede una definición que no vas a encontrar en ningún otro tipo de pantallas, asociado a un mayor nivel de detalle, contraste y colores”. A fin de cumplir con otra de las exigencias de los centros de monitoreo, “esta pantalla también tiene un sistema de alimentación ininterrumpida (24×7)”, dice Alari. Samsung también tiene otros tipos de pantallas con menos prestaciones que se pueden anexar en distintas disposiciones para constituir un videowall. Por ejemplo, líneas de cuatro pantallas, o rectángulos de 4×4. “Ahí, el distintivo es el bisel. Tenemos pantallas que tienen 0,44 mm de bisel (las primeras ya están siendo instaladas en la región), hasta de 5,5 mm.

El año que viene, Samsung estará trayendo a la región en los primeros meses su monitor Odissey, con pantalla QLED, una elevadísima frecuencia de refresco (240 Hz) y 1 milisegundo de tiempo de respuesta.  Si bien es un modelo para gaming, bien podría servir para algunos casos de uso de sala de monitoreo. Por otra parte, en los escritorios (o puestos de trabajo de las salas de monitoreo) podríamos ver monitores grandes (8K hasta 98 pulgadas) de la marca como los modelo QPR. “En cuanto a la venta de estas pantallas —explica Alari—, la puede hacer cualquier canal, si bien el despliegue tratamos de que lo haga un canal certificado”.

Etiquetas
Alejandro Alonso

Alejandro Alonso

Periodista especializado en ciencia y tecnología. Trabajó en publicaciones como Banqueros & Empresarios, Telecomunicaciones & Negocios, Customer Service, Prensa Económica, Computerworld, e Insider, entre otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
X