La guerra de los núcleos: Intel Serie X versus AMD Threadripper

Un nuevo capítulo en la competencia AMD versus Intel está apenas comenzando. Ambas empresas están apuntando al segmento de alta gama, aquél en donde se encuentran los compradores con presupuestos más altos y los negocios con más amplios márgenes.

En la edición de este año de Computex, Intel hizo una serie de anuncios relativos a sus más recientes productos de alta gama. Entre dichos anuncios se destacó la nueva Serie X de procesadores pensada para ser la plataforma de alta performance para power-users y prosumers. “La creación de la Serie X ocurre en cuanto Intel comienza a sentir el calor de la competencia por parte de las CPU Ryzen de AMD y del próximo chip para equipos de escritorio conocido como ‘Threadripper’”, comentó Patrick Moorhead, presidente de la consultora Moor Insights & Strategies, en relación al lanzamiento de Intel en Computex. “La estrategia de AMD es ir tras la plataforma de escritorio de alta performance de Intel y lo que vemos de la Serie X es que es el primer procesador de Intel en reflejar la nueva realidad competitiva. La nueva familia Serie X representa una estrategia íntegramente nueva de Intel para atender al segmento de alto rango del mercado de cómputo de escritorio, que pondrá a los fieles de Intel muy, muy felices”.

CORE I X-SERIES

La nueva Serie X de procesadores Intel crea una clara diferenciación de los procesadores Core orientados al segmento medio del mercado. Dentro de la Serie X también se diferencian los estratos de performance con las denominaciones i5 e i7, pero se agrega un nuevo estrato i9 que trae un nivel de performance superior al de todos los procesadores Intel hasta el momento.

La nueva formaci+¦n de chips Core i X-Series para el mercado HEDT

Los nuevos procesadores Serie X están basados en las arquitecturas Skylake y Kaby Lake, y todos ellos utilizan el nuevo socket LGA 2066 que presentan las motherboards basadas en el chipset X299 para equipos de escritorio. Esta característica revela un cambio fundamental en la estrategia HEDT (high-end desktop) de Intel, dado que anteriormente los chips para dicho segmento utilizaban chipsets diseñados para plataformas de servidores.

Dentro de la nueva serie, los i9 (Skylake-X) son los que cuentan con mayor número de núcleos, habiendo modelos de 10, 12, 14, 16 y 18 núcleos con Hyper-Threading (HT), lo que arroja un máximo de ejecución en simultáneo de 36 threads en el modelo de mayor rango, el Core i9-7890XE. Estos chips podrán controlar hasta 44 líneas PCIe y ofrecerán Turbo Boost Max 3, con un consumo de referencia de 140 W. En el caso del i9-7900X de 10 núcleos, la frecuencia de 3,3 GHz podrá elevarse hasta 4,5 GHz gracias a la nueva generación de Turbo Boost.

Entre los i7 de la Serie X (también de arquitectura Skylake-X) se incluyen modelos de 6 y 8 núcleos con HT, mientras que en la franja más baja de la serie (Kaby Lake-X) se encuentra el i5-7640X y el i7-7740X, con cuatro núcleos, sin HT en el caso del i5 y con HT en el i7.

Los Kaby Lake-X son muy similares a los Kaby Lake que salieron al mercado anteriormente este año, con dos canales de memoria y 16 líneas PCIe. Su consumo de referencia es un poco superior (112 W contra 91 W de los antecesores), estando acorde a sus frecuencias de reloj, que también son ligeramente más elevadas.

El chipset Intel X299 que aparecer+í en las mothers para la plataforma 'Basin Falls'

El subsistema de caché presenta una renovación para impulsar la performance. Intel asegura que la serie i9 ofrece un 15 por ciento más de performance en cargas de trabajo de único subproceso (single-thread) y un 10 por ciento más de performance en cargas de trabajo multi-thread.

Los Skylake-X incluyen soporte para instrucciones AVX 512 (las mismas que emplea el procesador Xeon Phi x200) que duplican el tamaño de las operaciones de vectores e incluyen nuevas instrucciones para flexibilizar a dichas operaciones. AVX 512 dará un fuerte impulso de performance a las aplicaciones que aprovechen sus instrucciones.

Todos los chips de la serie X poseen sus multiplicadores desbloqueados, con la finalidad de que resulten aptos para overclocking.

AMD THREADRIPPER

Usando como marco la conferencia para analistas financieros de AMD, Jim Anderson, gerente general del grupo de cómputo y gráficos de la empresa, confirmó la firme decisión de AMD de lanzarse hacia el mercado de microprocesadores para HEDT. El arma con la que hará esa movida se denomina Threadripper, y es una nueva gama de CPUs dotadas de hasta 16 núcleos capaces de ejecutar 32 threads en simultáneo.

Los chips Threadripper están previstos para salir al mercado durante el verano de este año en el hemisferio norte. Dado que el anuncio fue llevado a cabo durante una conferencia de analistas financieros, no se divulgó una gran cantidad de datos técnicos. Pero posteriormente, durante la última edición de Computex, se pudieron entrever algunos detalles más sobre los futuros chips para HEDT de AMD.

Se sabe (gracias a una vista previa gentileza de Asus) que los Threadripper calzarán en un enorme socket llamado TR4, con 4094 pines. Otra cifra que impresiona es el número de líneas PCI Express que los chips serán capaces de controlar: nada menos que 64. El chipset que acompañará a Threadripper se conocerá como X399.

Hasta hace poco, se rumoreaba que el nuevo chip de AMD con una cantidad masiva de núcleos sería conocido como “Ryzen 9”, pero Jim Anderson se ocupó de rectificar esa información vía Twitter, señalando que “no hay un ‘9’ en el nombre; es solamente Ryzen Threadripper. La precisión es importante”.

Se rumorea que AMD anunciará nueve modelos de CPUs Threadripper: dos de 16 núcleos, dos de 14 núcleos, tres de 12 núcleos y dos de 10 núcleos. Si bien hay que tomar la información de estos rumores con pinzas, puede suponerse que las frecuencias de reloj de los nuevos chips se situarán entre 3 y 4 GHz, y que incluirán las mismas tecnologías que los procesadores Ryzen para sockets AM4, como Precision Boost y XFR.

NÚCLEOS PARA LOS GAMERS

¿Qué tan importantes serán estos monstruos multi-núcleo para el mercado gamer? Las actuales generaciones de juegos para PC no hacen uso intensivo de las CPUs con múltiples núcleos. Sin embargo, en las PCs que se usan para editar video, renderizar gráficos 3D o transmitir video en vivo mientras se usan juegos de acción intensiva, una mayor cantidad de núcleos implica pasar menos tiempo esperando.

La nueva generación de CPUs con grandes cantidades de núcleos refuerza el concepto de “mega-tasking” que Intel acuñó el año pasado, cuando en Computex anunció su primer chip de 10 núcleos para consumidores, el Core i7-6950X. El primer escenario avizorado por la empresa para aprovechar tantos núcleos era el de un gamer jugando con una resolución de 4K al mismo tiempo que grababa su gameplay y transmitía a 1080p en Twitch.

La grilla de los nuevos procesadores Intel X-Series

Con la irrupción de AMD en el mundo del mega-tasking y HEDT, habrá que esperar a los benchmarks y a los precios de SKUs comparables para poder determinar ventajas y desventajas de costo-beneficio. Por el momento, se sabe que los chips Intel de la serie X escalan desde 4 hasta 36 threads, y que sus precios se sitúan en un rango de entre U$S 242 y U$S 2.000. La gran pregunta en estos momentos es si AMD apuntará al mismo rango de precios para aprovechar los amplios márgenes de este segmento, o si continuará con el agresivo esquema de pricing que inició con sus procesadores Ryzen. Ni siquiera las usinas de rumores tienen por ahora una respuesta para esta pregunta.

Mayoristas autorizados

Etiquetas
Mostrar más
Gustavo Dumortier

Gustavo Dumortier

Analista en Computación y periodista especializado en informática. Trabajó en diversas publicaciones de tecnología y negocios y es autor de libros sobre algoritmos y programación. Actualmente es socio de la consultora argentina MasterSoft, en la que se desempeña como analista funcional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close