La disponibilidad ya es un requisito básico, según Veeam

La computación en la nube nació hace más de diez años cuando las empresas comenzaron a implementar entornos altamente virtualizados y aprovechar el exceso de poder de cómputo. Después de algunos tropiezos y correcciones tempranas, el ritmo de la innovación en la historia reciente de la nube se está acelerando dramáticamente.

Las empresas que dependen cada vez más de las plataformas en la nube para ofrecer soluciones a sus clientes y socios exigen que la protección de datos y la disponibilidad se conviertan en consideraciones críticas para todas las empresas. Cualquier compañía puede tener la mejor plataforma de inteligencia de clientes basada en inteligencia artificial en el mundo, pero si no está disponible durante días, se pierde su valor.

Garantizar la disponibilidad seguirá siendo cada vez más difícil a medida que el panorama de la computación en la nube continúe evolucionando rápidamente. Estos son los que Veeam considera que serán los cuatro temas clave para 2018:

  • Los entornos multi-nube se convertirán en la norma ya que ninguna plataforma en la nube es perfecta para cada carga de trabajo. Las herramientas y plataformas para gestionarlas continuarán madurando e impulsarán una integración más fluida en las nubes. Ya no se trata de “si” una organización moverá algunos o todos sus activos a la nube, sino cuándo y cómo. Hay una gran cantidad de formas en que las empresas pueden aprovechar las plataformas en la nube y ahora se trata de “¿a cuáles debo aprovechar?” A pesar de los deseos contrarios, resolver de manera óptima el paso a la nube requiere cada vez más un enfoque de múltiples nubes y una cartera correspondiente de herramientas de gestión y operativas. Los proveedores de software entienden esto y continuarán mejorando sus ofertas para hacer realidad una integración en todo el entorno de la nube.
  • Las aplicaciones nativas de la nube aumentarán a medida que las empresas de todos los tamaños e ISV (proveedores independientes de software) maduren su capacidad para definir y entregar aplicaciones y soluciones concebidas y diseñadas para aprovechar las plataformas en la nube. Los beneficios de costo, escala y eficiencia de las aplicaciones nativas de la nube ahora son demasiado convincentes para ignorarlos y con rápidos avances en tecnologías esenciales como micro servicios y herramientas de desarrollo de apoyo, las aplicaciones nativas de la nube se acelerarán.
  • Los servicios de base de datos a escala de nube (por ejemplo, Azure Cosmos, Google Cloud Spanner y servicios de AWS) permitirán que las aplicaciones a gran escala, altamente distribuidas y de misión crítica se hagan realidad y aumentarán el apetito por infundir datos y análisis en cada aplicación entregada en las nubes. Las características convincentes, como baja latencia, escalado horizontal y distribución geográfica, proporcionarán el tipo de potencia que IOT y muchas otras aplicaciones a escala global requieren.
  • La Inteligencia Artificial (IA) habilitada a través de plataformas en la nube comenzará a penetrar en las empresas, industrias y aplicaciones. Si bien no estamos del todo al nivel de HAL de “2001: una odisea del espacio”, tecnologías como Alexa, Cortana y Siri están demostrando el poder y el posible impacto de la IA en la vida cotidiana. Para las empresas, las capacidades de aprendizaje automático, impulsadas por petabytes de datos y recursos informáticos rápidos, tendrán un impacto en las experiencias del consumidor, la investigación biotecnológica, el modelado financiero y una miríada de otras aplicaciones.

Entonces, ¿qué significa todo esto para nosotros en los próximos 12 meses? ¿Si un ciclón o una tormenta, un ataque de denegación de servicio distribuido (DDoS) u otra violación importante y luego una falla de energía regional catastrófica, todos atacan a la vez? A los clientes y usuarios de todo el mundo no les importará cuáles son sus problemas: esperan que la información y la capacidad de realizar transacciones estén allí cuando lo deseen, y es terriblemente fácil pasar de una empresa a su competidor si no lo ofrece.

Ni siquiera hemos arañado la superficie de las tecnologías que cambiarán la computación en la nube. La inteligencia artificial y el aprendizaje automático ya influyen en el marketing y las ventas al sintetizar Big Data y analytics. Pronto será responsable de saltar espontáneamente entre las nubes para garantizar la entrega continua de sus datos o servicios.

Pero la disponibilidad es mucho más que consumidores y comercio electrónico. Los colegas lejanos, más automatización y la nueva flexibilidad que permiten cambiarán aún más el mundo en el que trabajamos y vivimos, y esperamos que nuestros activos y servicios de trabajo sean las 24 horas del día, 7 días a la semana, como lo somos nosotros.

La disponibilidad no es una opción, es un requisito básico y el momento es ahora.

Etiquetas
Mostrar más
Florencia Gomez Forti

Florencia Gomez Forti

Comenzó su camino en los medios y el mercado IT de la mano de ITSitio y hoy genera contenidos para toda la región. Realizó coberturas especiales para marcas como HP e IBM.
Close