#EnviadoEspecial: Te contamos la apuesta de Google desde Chile mirando a Latam

Con una inversión de unos US$ 140 millones, Google triplicará la superficie de su centro de datos ubicado en la comuna de Quilicura, Santiago de Chile. De los anuncios participó el Presidente de Chile, Sebastián Piñera, los ministros nacionales de Economía, y de Transporte y Telecomunicaciones, y el alcalde de la comuna, junto al Country Manager en Chile de Google, Edgardo Frías. ITSitio.com fue un espectador de lujo durante este anuncio.

Por fuera, el centro de datos de Google no tiene grandes carteles con el nombre de la compañía. Se parece a otras plantas industriales que hay en la zona, a unos cuarenta minutos de las oficinas locales de la corporación. Acaso lo que más llama la atención de este cronista son las medidas de seguridad necesarias para franquear el ingreso. Sólo una pequeña proporción de googlers latinoamericanos ha visitado este centro de datos que comenzó a proyectarse en 2012 y se inauguró tres años después, con una inversión de US$ 150 millones. El porcentaje de quienes tienen acceso a la sala de servidores es drásticamente menor. Estas prevenciones son sólo parte de la primera de las nueve capas que garantizan la seguridad de los datos dentro del datacenter.

La playa de estacionamiento, al frente del edificio que alberga el datacenter y las oficinas, fue el espacio en el cual el gerente general de Google Chile, Edgardo Frías, anunció la expansión de la superficie del datacenter, llevando el total ocupado a unas once hectáreas. La obra requerirá una inversión total de US$ 140 millones, y empleará en la fase de construcción de las instalaciones unas mil personas. Terminada esa fase, la operación demandará unas 200 personas (hoy son 80). Del anunció participaron el Presidente de la República de Chile, Sebastián Piñera, el ministro de Economía, Fomento y Turismo, José Ramón Valente, la ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, y el alcalde de Quilicura, Juan E. Carrasco, además del mismo Frías.

En su alocución, Piñera definió el rol para el cual Chile ya está trabajando en el marco de la cuarta revolución industrial. “Nuestro país tiene el compromiso de ser protagonista de la cuarta revolución industrial. Un compromiso que Google comparte con nosotros y lo afirma con este centro de datos”. Además, agregó: “Estamos contentos y orgullosos de esta ampliación porque queremos que Chile sea pionero y capital mundial del almacenamiento, procesamiento y distribución de datos”.

Por su parte, Frías puso de manifiesto el compromiso de Google con la comuna de Quilicura, Chile y Latinoamérica en general. Ese compromiso, aseguró, “se fortalece con el anuncio de hoy y se materializa como una plataforma para el apoyo de la transformación digital del país, generando empleos, apoyando el desarrollo de la comunidad y fortaleciendo la nube de Google”.

Una oportunidad para la región

“¿Por qué es tan importante? —se preguntó Frías, para dar contexto al anuncio—. Porque es justamente en estos centros donde comienza el viaje de cada usuario”. La expansión del centro de datos chileno impulsará una mejor experiencia del usuario cuando revisa su correo electrónico en Gmail, cuando ve un video en Youtube, cuando hace una búsqueda en Search, o cuando utiliza cualquiera de las aplicaciones que tiene Google, tanto aquéllas destinadas al público como las de índole empresarial. “Hoy Google sigue comprometido con Chile y América Latina para desplegar proyectos de infraestructura y contribuir al desarrollo del país y de la región a partir de esta iniciativa”, agregó. Al mismo tiempo, traerá consigo oportunidades para los partners, quienes, según Frías, podrán desarrollar un mejor ecosistema.

En un panel posterior a los anuncios, el peruano Jorge Mendieta Díaz, gerente de operaciones de Hardware del centro de datos, y João Carlos Bolonha, director de Google Cloud para América Latina, dieron algunas precisiones sobre la actual operación del datacenter y los recientes anuncios. Mendieta explicó que este datacenter no sólo es el único de América Latina, sino también el único al sur del Ecuador. La elección de Chile como sede para este emprendimiento tuvo en cuenta múltiples factores, como la facilidad de importar las piezas del centro de datos, la estabilidad política y económica, y la posibilidad de utilizar free cooling para el enfriamiento de los equipos: una tecnología que aprovecha el aire del exterior, bajando el consumo energético del centro de datos y su huella de carbono, y maximizando la eficiencia.

“La expansión del datacenter va a permitir alojar localmente más servicios y ofrecer un acceso más rápido para el usuario final”, puntualizó Mendieta, y agregó: “Esto crece en la medida de que el negocio de nube también vaya creciendo. Lo que había frenado la migración desde hace muchos años era la latencia: el tiempo que tomaba acceder a los servicios que uno tenía en un servidor remoto. Hoy por hoy, gracias a la fibra óptica, ese tiempo es casi como conectarse con el computador que tenemos frente a nosotros”.

El centro de datos de Google en Quilicura forma parte de la nube pública de la compañía, es decir, la infraestructura donde se alojan las diferentes herramientas y soluciones que entrega Google a sus usuarios. Además, es hoy el “músculo” principal para el desarrollo y crecimiento de tecnologías de alto impacto futuro, como Machine Learning, entre otras. A la hora de explicar la razón para esta expansión, Bolonha apuntó que hoy el mercado de nube en América Latina es sólo el 12% o el 13% de lo que podría ser. “Este mercado está creciendo a tasas de tres dígitos, pero todavía puede crecer hasta ocho veces lo que es hoy”. En este contexto, Google debe lidiar con una demanda que crece de manera exponencial. De ahí la necesidad de crecer. El nuevo edificio tendrá el doble de capacidad del actual, pero se irá habilitando de manera modular, en la medida que la demanda así lo requiera.

Como sucede en los otros catorce centros de datos de Google, los servidores, equipos de red y almacenamiento de Google que hay en el datacenter utilizan tecnología propia. “Esta tecnología es la que nos permite ser más eficientes en el consumo de recursos”, precisó Mendieta. Bolonha explicó a su vez que, si Google fuera al mercado como proveedor de Hardware, sería el tercero a escala global.

En cuanto a los servicios que hoy corren en el centro de datos chileno, Bolonha graficó: “Todos conocen a Latam Airlines. Sus empleados, en la vida personal, usan Gmail. Pero dentro de Latam Airlines tienen su Gmail corporativo, parte de la G Suite. Esta empresa tiene cerca de 42.000 personas. G Suite está en todos los datacenters del mundo, y aquí también”. Una expansión como la que Google está encarando, aclaró, “tendrá un impacto directo para los usuarios finales, pero también para los usuarios corporativos, como por ejemplo estos usuarios de Gmail y G Suite”.

 
 
 
 
    Etiquetas
    Mostrar más
    Alejandro Alonso

    Alejandro Alonso

    Periodista especializado en ciencia y tecnología. Trabajó en publicaciones como Banqueros & Empresarios, Telecomunicaciones & Negocios, Customer Service, Prensa Económica, Computerworld, e Insider, entre otras.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Close