Aplicaciones verticales: Cómo hacer que los drones jueguen a favor de su negocio

Hace una década, en uso de vehículos voladores no tripulados (UAVs, mejor conocidos como drones) estaba despegando. Hoy, con el agregado de las plataformas de IoT, los casos de uso de han multiplicado y diversificado a numerosas industrias verticales. Aprenda cómo aprovechar esta herramienta en Agro, Logística, Relevamientos físicos y otras aplicaciones.

Hace algunos años, Treggo hacía públicas sus pruebas piloto con drones (vehículos aéreos no tripulados, UAVs) para completar la última milla en el proceso de entrega a domicilio, dejando en claro la intención de incursionar eventualmente en esta modalidad. Treggo es una compañía nacida a mediados de 2016, cuya plataforma tecnológica motorizada por algoritmos inteligentes de ruteo y geolocalización apunta precisamente a resolver esa última milla de entrega. Entre las soluciones disponibles a través de la compañía en la actualidad, existen cuatro familias: On Demand (envíos inmediatos en moto, bicicleta, auto y/o mini fletes, disponibles 24×7 los 365 días del año), Same Day (envíos en el mismo día con tarifas fijas, principalmente enfocado para tiendas online/e-commerce), Logística Inversa (principalmente para sitios de e-commerce, que deben resolver cambios y devoluciones), y la recientemente incorporada Treggo Points (entrega de paquetes en locales físicos de terceros). La compañía opera en 18 ciudades y tiene presencia en cuatro países (Argentina, Uruguay, México y Colombia).

Matías Lonardi

Matías Lonardi, co-funcador y CEO de Treggo, da cuenta de estas nuevas tecnologías que le están cambiando la cara a su actividad. “Desde drones a vehículos autónomos, pasando por la automatización robótica, serán tecnologías que se integrarán a lo largo de todo el proceso de envío y entrega para aumentar su eficiencia y reducir los costes que pueden producir, por ejemplo, por eventualidades como los paquetes dañados”. Lonardi cita un informe de Lux Research, “Automating the Last Mile”, que indica que “las entregas de última milla automatizadas podrían generar hasta US$ 48.400 millones en ingresos para 2030, aunque estas entregas automatizadas solo cubrirán el 20% de todas las entregas de paquetes. Dentro del amplio abanico de vehículos automatizados para las entregas de última milla, parece que los drones y los robots con ruedas son los más prometedores y, siempre según Lux Research, entre ellos entregaran más de 20 mil millones de paquetes al año a partir del 2030. El rápido progreso en las tecnologías de entrega, como los drones, AV y AT, también conocidos como vehículos o camiones autónomos, también afectarán la logística de última milla, su implementación permitirá reducir los costes de mano de obra, reduciendo la dependencia de la disponibilidad de los trabajadores y permitiendo la entrega las 24 horas del día”.

Treggo probó de manera controlada la entrega vía drones comerciales (en la actualidad, existen modelos mejor adaptados para estos usos) en la zona de Belgrano/Núñez (Ciudad de Buenos Aires). La prueba les permitió entender algunos de los desafíos, pero también intuir nuevos casos de uso. La utilización de estas herramientas en la última milla puede combatir los factores que complejizan las entregas: como el clima, el tráfico, sumado a que el consumidor hoy ya no sólo quiere que la entrega se realice el mismo día, sino en rangos horarios determinados. “Al no tener dependencia de personas, esto facilita lograr entregas más rápidas, y puede repercutir en que las tiendas puedan mejorar sus costos, trasladando esos beneficios a sus clientes, que lo van a poder percibir como ahorro”, comentó Lonardi en ocasión de estas pruebas. Además de resolver la última milla, explicó, “otro de los usos que les encontramos es, sin dudas, para la logística inversa, que el cliente pueda realizar la devolución de un producto, y la marca recibirlo en el mismo día”.

Ante la consulta de si consideraba exitosa la prueba-piloto, Lonardi responde que en su aspecto de prueba de concepto fue muy exitosa. “Queríamos probar la factibilidad operacional o técnica y fue muy satisfactoria. Al ver el video de los resultados se interesaron muchas empresas para ver si podían hacer ese tipo de distribución de sus productos con drones (como, por ejemplo, una empresa tickes de eventos y otra del rubro alimenticio). Ahora bien, para considerarla exitosa al 100% y de punta a punta, todavía hay que analizar la factibilidad legal (falta ajustar la regulación local) y los aspectos económicos de esas entregas”.

Lonardi prevé que el uso de estos drones florecerá en algunas geografías antes que en otras, proceso que estará atado a las condiciones regulatorias y de mercado existentes en cada país. Entre los casos de uso contemplados, está el de las entregas en entornos rurales, donde no resulta económico hacer el reparto con vehículos tradicionales. “Varios estudios indican que (los drones) generarán una evolución o un cambio de paradigma en la distribución de últimas milla. Principalmente porque son vehículos no tripulados y no dependen del tráfico. Pero todavía estamos en una etapa muy prematura como para conocer los efectos que pueden tener estos equipos”.

Como bien explica Lonardi, la tendencia global resulta evidente. Según la firma de análisis de mercados Markets and Markets, el mercado de entrega de paquetes con drones crecerá de US$ 528 millones en 2020 a US$ 39.013 millones para 2030, a una tasa compuesta anual promedio del 53,8% entre 2020 y 2030. La demanda de “entrega rápida” o “entrega instantánea” cada vez mayor, las crecientes enmiendas en los marcos regulatorios para fomentar la entrega de paquetes con drones, y la necesidad manifiesta de reducir las emisiones de carbono, son algunos de los factores que impulsan el crecimiento de este mercado. “Las empresas que operan en los sectores de logística y transporte, comercio minorista, agricultura y atención médica están haciendo esfuerzos para integrar la entrega con drones en sus modelos comerciales para la ejecución exitosa y sin problemas de la entrega de paquetes el mismo día. Además, los avances tecnológicos en las tecnologías de drones ayudan a llevar a cabo operaciones de entrega de paquetes con drones de forma autónoma y segura, contribuyendo así a su mayor adopción en el ecosistema de entrega de drones”, aseguran los analistas.

Más allá de las legislaciones y marcos regulatorios, una de las grandes barreras a tener en cuenta es la seguridad operativa. “El creciente uso de drones de entrega aérea en aplicaciones comerciales también ha resultado en un mayor número de incidentes de piratería con drones. La falta de seguridad adecuada en estos drones los hace vulnerables a la piratería”, señalan los analistas. Además del hacking, países como Estados Unidos, Colombia y México también han sido testigos del uso de drones para el contrabando de drogas. Por ejemplo, en noviembre de 2016, la policía colombiana incautó 130 kg de cocaína y un dron utilizado por narcotraficantes en el sector Bahía Solano del Chocó, supuestamente utilizado para enviar cargamentos de cocaína a Panamá. “Por lo tanto, los problemas con la seguridad, la protección y el uso ilegal de estos drones de entrega pueden llevar a que las agencias gubernamentales prohíban su uso en aplicaciones civiles y comerciales, reduciendo así las entregas de paquetes con drones en todo el mundo”, especulan los analistas de Markets and Markets.

La imaginación vuela en drones en tiempos de Pandemia

La empresa DJI (una de las que lidera la provisión de tecnología de drones civiles y de imagen aérea) ha acompañado el desarrollo de la Pandemia en China, donde la coyuntura impulsó casos de uso novedosos. Amen de la inversión de US$ 1,5 millones que a principios del 2020 la compañía se comprometió a hacer para ayudar a contener el brote pandémico, DJI también ha adaptado su serie de drones Agras, enfocados al rociado agrícola, para esparcir desinfectante en áreas potencialmente afectadas. Los drones pueden mejorar notablemente los esfuerzos del país para erradicar el virus en áreas públicas; ya que son capaces de cubrir mucho más terreno que los métodos tradicionales, al mismo tiempo que reducen el riesgo para los trabajadores, que de lo contrario pasarían más tiempo expuestos tanto al virus, como al desinfectante.

Después de jornadas de investigación y pruebas, los equipos desarrollaron las mejores prácticas para rociar desde el aire desinfectante a base de cloro o alcohol etílico. La concentración de la solución, así como los lineamientos de vuelo pueden adaptarse a diferentes circunstancias como, por ejemplo, si se sabe que un área está infectada o no.

A febrero del año pasado, DJI había rociado desinfectante en más de tres millones de metros cuadrados en la ciudad de Shenzhen, China. La compañía también está ayudando a mil condados alrededor del país para adoptar este método de pulverización. Las áreas seleccionadas incluyen fábricas, áreas residenciales, hospitales y plantas de tratamiento de residuos. En total, esto cubre 600 millones de metros cuadrados en todo el país hasta el momento. Con esta solución, la eficiencia de pulverización puede ser 50 veces más rápida que los métodos tradicionales. En una crisis donde el tiempo juega un papel crítico, esta es una gran noticia.

Los drones también han sido utilizados de diferentes formas por la gente: algunos montaron altavoces en los drones para ayudar a dispersar grupos concentrados en lugares concurridos, se les ha piloteado con pancartas que llevan consejos sobre las precauciones sugeridas, dispositivos con cámaras térmicas también se han utilizado para supervisar la temperatura corporal y que el personal médico pudiera identificar nuevos casos potenciales.

Las entregas con drones es otro tema en tendencia. El brote ha mantenido a millones de familias en sus hogares para evitar el contacto con otros, en cuyos casos ha sido de gran ayuda las entregas a través de drones. Las organizaciones pueden enviar alimentos, suministros y medicamentos a cualquier persona que lo necesite. Al mismo tiempo que evitan el contacto cara a cara y reducen el riesgo de infección.

Relevar desde el cielo

Runco se dedica a la comercialización de tecnología desde hace 41 años, y dentro de su estructura alberga la división Agricultura, la más joven, con quince años en el mercado, cuyo core business es el relevamiento (vale decir: no se dedican al segmento de aplicación/pulverización sobre las plantaciones). Desde esta división son representantes, entre otras marcas, de Ag Leader: un importante proveedor de hardware y software para agricultura de precisión y maquinaria agrícola con casi 30 años en el mercado. También trabajan con marcas icónicas del mundo de la fotografía (como Leica, Pentax o Nikon, por mencionar algunas) y de software específico para esta clase de relevamiento. En materia de drones, son representantes de Sensefly (de origen suizo) y DJI. Estos drones pueden montar cámaras RGB, térmicas, 3D, multiespectrales o sensores láser, dependiendo de lo que se necesite monitorear. La división Agricultura de Runco comercializa los drones, sus accesorios y cámaras, el software para el relevamiento, y además explican cómo es su uso. Si Runco vende a clientes finales en casos específicos, en general estas ventas se realizan a través de distribuidores.

Juan Massanti

Juan Massanti, ingeniero agrónomo y gerente comercial de la división Agricultura de Runco, explica que estos relevamientos desde la altura tienen múltiples aplicaciones. “Un cliente nuestro (de Pergamino, provincia de Buenos Aires) requiere imágenes de muy alta precisión para reconocimiento de malezas. Esas imágenes luego son corridas sobre una plataforma online europea que utiliza IA para reconocer las especies de malezas y su ubicación, de forma de luego poder hacer una pulverización in situ con una máquina terrestre de manera dirigida”. Los drones también se utilizan con sensores LIDAR, que emiten varios pulsos láser y mide el rebote. Esto genera una nube en tres dimensiones de puntos que pueden ser estratificados por altura. Si se hace un vuelo por encima de una selva, por ejemplo, una vez que se obtuvo la mega-nube en 3D de puntos y se establecieron los estratos, es posible eliminar la información que corresponde a la vegetación, y quedarse sólo con la que corresponde al relieve del terreno para ver cómo es ese relieve.

Phantom 4 RTK de DJI

Otro de los actuales clientes de Runco en la provincia de Tucumán llegó a ellos siendo ya usuario de drones de pulverización. “Para trabajar con drones de pulverización hay que recorrer el campo con un GPS de mano, marcar los extremos del lote, armar el perímetro, generar un plano, cargar ese plano al dron y que el dron vaya a pulverizar —describe Massanti—. Si el lote es muy extenso o inaccesible, esta tarea puede volverse muy compleja y hasta peligrosa (téngase en cuenta la fauna que puede haber en los cañaverales colindantes a estos lotes). La solución que este cliente encontró fue la compra de un Phantom 4 RTK de DJI para hacer ese relevamiento. Este dron se comanda con un software específico de DJI que se llama Terra. Dicho software permite que, mientras se está generando el mapa de vuelo de reconocimiento del dron, al mismo tiempo genera automáticamente el mapa de aplicación para el otro dron”. El Phantom 4 RTK es el primer modelo multirotor de DJI pensado y diseñado teniendo en cuenta los requisitos del mercado de topografía y mapeo. En una solución compacta incluye una cámara de alta resolución y la capacidad de capturar datos RTK con precisión de centímetros (Real-Time Kinematics es un tipo de posicionamiento satelital muy preciso pues se referencia a un punto fijo mediante una antena desplegada localmente, a diferencia del método tradicional que puede tener un margen de error de varios metros). Entre las ventajas del método, se pueden citar la simplificación de todo el proceso de relevamiento, la optimización de los tiempos y el aprovechamiento de la base RTK para ambos drones, por lo cual la precisión del relevamiento es la misma que tiene la tarea de aplicación.

Massanti considera que uno de los factores que impulsan semejante tasa de crecimiento es el hecho de que las soluciones fueron mejorando. “Antes, para sacar una imagen de índice verde de un cultivo tenías que volar el dron, post procesar las imágenes que tomabas, tener la información en pantalla y ahí la veías. “Hoy, en una de las soluciones que están disponibles comercialmente, mientras el dron está volando podés particionar la pantalla con la que lo estás volando, y ver la imagen al natural y la imagen de índice verde”.

El ingeniero agrónomo reconoce que esta clase de soluciones no tienen una difusión pareja en todo el país, por lo que hay zonas donde la utilización de esta tecnología es más frecuente, y otra en las que no. Con todo, dentro de la facturación de la división Agricultura, todo lo relacionado con drones ha venido creciendo en los últimos tres años a una tasa del 40% anual. Vale aclarar que el negocio de la división Agricultura de Runco se mueve a través de distribuidores, aunque el perfil y la oferta de estos distribuidores puede variar de uno a otro. Con todo, Massanti considera que el factor común que mantienen estos canales es el “cara a cara” con los clientes: un ítem que se ha visto entorpecido enormemente con la Pandemia. “Con todo, en líneas generales, tanto los distribuidores de drones como de otras tecnologías, cada vez se están especializando más”.

Markets and Markets prevé que el mercado de robots agrícolas crezca de US$ 4.600 millones en 2020 a US$ 20.300 millones en 2025; a una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 34,5% de 2020 a 2025. Los drones son los que ostentaron la mayor participación en el mercado de robots agrícolas en 2020. El crecimiento de este segmento se puede atribuir al hecho de que los vehículos aéreos no tripulados o drones son robots agrícolas económicos, que se pueden utilizar en granjas de diferentes tamaños (especialmente en campos menores a 50 hectáreas). Su asequibilidad ha llevado a los agricultores a adoptar UAV o drones para la agricultura moderna. Los analistas grafican que hoy estos vehículos aéreos no tripulados se utilizan para el análisis de suelos y campos de cultivo, y también la gestión del ganado. Sus modelos robustos se introducen continuamente en el mercado de la pulverización de pesticidas (como el dron AGRAS T16 de DJI). “La amplia gama de aplicaciones de vehículos aéreos no tripulados o drones ha llevado a su mayor adopción por parte de agricultores y productores comerciales”, apuntan los analistas.

eBee X de Sensefly

Entre los modelos que comercializa la división Agricultura de Runco para relevamiento figura el Sensefly eBee X: un avión fotogramétrico no tripulado (UAV) especialmente pensado para profesionales geoespaciales que demandan mapeo de áreas medianas y pequeñas con precisión de centímetro. La ventaja de estos drones es que permiten portar hasta siete modelos de cámaras diferentes, que abarcan desde una cámara RGB de 20 Megapíxeles hasta una cámara multiespectral o una cámara térmica. Dentro de la oferta de DJI, existen modelos de nivel de entrada como el Phantom 4 Prov2 (RGB, 20 MP), que pueden incluir o no corrección RTK, y alternativas que sobre la misma plataforma portan una cámara multiespectral. Una opción intermedia es el Mavic 2 Enterprise Advanced que se ubica como opción intermedia e incluye cámara térmica y RGB.

Massanti aclara que, dentro de los drones grandes, el que mayoritariamente se comercializa es el Matrice 300 RTK, también de DJI: se trata de un dron superrobusto, con soporte para dos cámaras, que vuela en condiciones climáticas que no tolerables para drones más chicos, duplicando además la autonomía de vuelo.

Modelos y casos de uso

Para Jaime Israel Pérez, Enterprise Regional Marketing Manager de DJI, “los drones han pasado de ser una tecnología para aficionados de la fotografía a ser una herramienta de trabajo esencial para empresas privadas u organizaciones gubernamentales. Las imágenes áreas capturada por drones permiten a organizaciones obtener datos valiosos para mejorar operaciones, crear modelos digitales o salvar vidas”.

Jaime Israel Pérez

Pérez asegura que, entre los usos más comunes de drones en América Latina, figuran la respuesta a emergencias, la gestión de proyectos de construcción e infraestructuras, y el mantenimiento de plantas energéticas. “Para las respuestas a emergencia, los cuerpos de bomberos han sido de las entidades que más se han beneficiado de la tecnología dron. Drones equipados con cámaras térmicas permiten identificar los puntos de calor en incendios y de esta forma establecer la mejor estrategia para mitigar el problema. Las cámaras térmicas también ayudan en operaciones de búsqueda y rescate, los drones pueden cubrir grandes áreas en un solo vuelo y localizar personas extraviadas a través de la irradiación de calor corporal. Hasta el momento hemos podido identificar más de 600 personas han sido rescatadas gracias a drones (ver DJI Rescue map), y este es número sin duda es subestimado ya que no todos los rescates salen a la luz pública”.

En una cuerda paralela, Pérez recuerda la experiencia de RC Online en apoyo al Ministerio de Obras Publicas de la Argentina para la construcción en plena Pandemia de doce unidades de emergencia para tratar a los pacientes de COVID-19. “Gracias a la integración de drones, la etapa de levantamiento para estas unidades fue realizada en tiempo récord. En tres días se recolectaron imágenes de 10.000 metros cuadrados, que luego fueron procesadas y utilizadas para generar modelos digitales. Estos modelos permitieron que todas las partes involucradas pudieran visualizar información actualizada del lugar y así evitar contratiempos”.

Con todo, el ejecutivo regional de DJI advierte el surgimiento de nuevos casos de uso. En América Latina vemos cada vez más el uso de drones en empresas privadas, especialmente en el área de construcción y en la industria energética.  La región está haciendo mucho hincapié en mejorar la eficiencia energética y esto requiere integración de nuevas tecnologías.  Especialmente en la generación de energía renovable como parques solares y eólicos, los drones optimizan el proceso de inspección y mantenimiento de las plantas”. En la Argentina, explica a modo de ejemplo, “conocemos casos de uso de drones para inspección de refinerías, reduciendo el riesgo del personal de mantenimiento y mejorando las operaciones de la planta”.

Sobre las formas de comercialización de estas soluciones y la necesaria presencia (o no) de partners para ponerlas en práctica, Pérez explica que “las soluciones de basada en drones cuentan con varios componentes. Existen drones todo en uno como el Mavic 2 Enterprise Advanced, el cual es una solución lista para volar desde que sale de la caja. Este tipo de soluciones son fáciles de volar y son ideales para organizaciones que desean realizar inspecciones industriales. Otras soluciones, como el Matrice 300 RTK, son más robustas. Estas plataformas permiten la integración de diferentes sensores dependiendo de los requerimientos del usuario. El Matrice 300 RTK puede ser utilizado en un sinnúmero de escenarios, desde elevamientos topográficos hasta plantas de hidrocarburos o parques solares, sólo se debe equipar con el sensor adecuado para la tarea en mano y listo. DJI cuenta con una red de distribuidores en América Latina que se encarga de proveer la mejor solución para las necesidades del usuario. Ellos se encargan de evaluar las necesidades de la organización y ver cuál es la mejor solución, no sólo limitándose al dron sino también incluyendo software de procesamiento o desarrollo de soluciones específicas para su organización. Nuestros distribuidores autorizados también los asesoran con entrenamientos y regulaciones en cada país”.

Tres casos de uso en profundidad

Jaime Israel Pérez de DJI expone varios casos de uso con detalle de los drones de la marca que podrían satisfacer esas demandas y casos de éxito concretos.

Detalles de las soluciones de DJI

Drones

Sensores y Camaras

Software

 

Alejandro Alonso

Periodista especializado en ciencia y tecnología. Trabajó en publicaciones como Banqueros & Empresarios, Telecomunicaciones & Negocios, Customer Service, Prensa Económica, Computerworld, e Insider, entre otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
X