5 investigadores de IBM mostraron 5 tendencias para los próximos 5 años

Las predicciones del equipo de IBM Research son un clasico dentro del evento Think y este año abordaron el desafio de los alimentos

Cada año en el mundo se enferman 600 millones de personas – casi 1 de cada 10 habitantes – por ingerir alimentos en mal estado y alrededor de 420.000 mueren por esta causa. ¿Qué pasaría si en nuestro celular pudiéramos tener conectado un dispositivo que permitiera escanear lo que vas a comer para saber si tiene microorganismos perjudiciales para tu salud? IBM lo presentó hoy en su conferencia de #IBM5in5 dentro del marco de #Think2019 

Pero esta fue solo una de las 5 predicciones que un selecto grupo de investigadores del equipo de IBM Research compartió con la audiencia, aunque debo reconocer que fue la más sorprendente.

¿Qué es el IBM Research? 

Es un grupo de investigadores que invierte su tiempo en desarrollar ideas que intentan solucionar los desafios más importantes del mundo, aplicando tecnologías disruptivas que permitan transformar a las industrias y la sociedad, basándose en la inteligencia artificial, el blockchain y la computación cuántica. Suman más de 3.000 investigadores en doce laboratorios localizados en seis continentes.

Las demás predicciones del #IBM5in5

¿Cómo darle a un agricultor que nunca ha puesto un pie en un banco acceso al crédito? Digitalizando y captando todos los aspectos de la agricultura, desde la calidad del suelo hasta las habilidades del conductor del tractor y el precio del melón vendido en el mercado. Se le llama Digital Twin, y dentro de los próximos cinco años, utilizando la inteligencia artificial podremos usar estos datos para pronosticar con precisión los rendimientos de los cultivos, lo que a su vez les dará a los bancos e instituciones financieras los datos que necesitan para proporcionar crédito para ayudar a los agricultores a expandirse. Tal vez el dinero crezca en los árboles después de todo.

Dentro de cinco años, eliminaremos muchas de las costosas incógnitas en la cadena de suministro de alimentos. Desde los agricultores hasta los proveedores de comestibles, cada participante en la cadena de suministro sabrá exactamente cuánto plantar, ordenar y enviar. La pérdida de alimentos disminuirá considerablemente y el producto que termina en los carros de compra de los consumidores será más fresco, cuando la tecnología blockchain, los dispositivos IoT y los algoritmos de inteligencia artificial se unan.

Dentro de cinco años, los inspectores de seguridad alimentaria de todo el mundo adquirirán una nueva superpotencia: la capacidad de usar millones de microbios para proteger lo que comemos. Estos microbios, algunos saludables para el consumo humano y otros no, se introducen regularmente en los alimentos que salen de establecimientos agrícolas, fábricas y supermercados. Gracias a una nueva técnica que nos permite analizar su composición genética de manera rentable, los microbios nos dirán mucho sobre la seguridad de lo que consumimos.

En cinco años, la eliminación de basura y la creación de nuevos plásticos se transformarán por completo. Todo, desde cartones de leche hasta recipientes para galletas, bolsas de alimentos y quesos, será reciclable, y las empresas fabricantes de poliéster podrán tomar los desechos y convertirlos en algo útil. Esta transición será impulsada por innovaciones como VolCat, un proceso químico catalítico que digiere ciertos plásticos (llamados poliésteres) en una sustancia que puede ser devuelta directamente a las máquinas de fabricación de plástico para hacer nuevos productos.

El PET es uno de los polímeros plásticos fabricados más comunes (aproximadamente el 10% del total de plásticos producidos por año), un ingrediente clave en los paquetes de alimentos y bebidas y en las fibras de tela. Históricamente, la mayor parte de este material no fue reciclado, una razón principal por la que se estima que cada año ingresan al océano 8 millones de toneladas métricas de plásticos PET.

Aquí es donde entran en juego los avances en el reciclaje de plásticos como VolCat, abreviatura de catalizador volátil. Las botellas de plástico, los recipientes y las telas a base de PET se recolectan, trituran y combinan con un catalizador químico en un horno a presión a más de 200 grados Celsius. Con calor y una pequeña cantidad de presión, el catalizador puede digerir y limpiar el plástico triturado, y el proceso separa los contaminantes (por ejemplo, residuos de alimentos, pegamento, suciedad, colorantes y pigmentos) del material que es utilizable para producir nuevo PET. La materia utilizable (llamada monómero) toma la forma de un polvo blanco, que se puede introducir directamente en un reactor de poliéster para fabricar plásticos nuevos.

En los próximos años, avances como VolCat harán que el reciclaje de plásticos sea más eficiente y más versátil en el tratamiento de más tipos de materiales que sus predecesores. Mientras que el reciclaje mecánico tradicional sólo se puede usar en recipientes limpios y pre-limpiados, y da como resultado un material que sólo es reutilizable cuando se lo combina con PET nuevo, el reciclaje de plásticos del futuro descompondrá tanto plásticos transparentes como de colores, así como recipientes sucios y limpios, para generar un producto final de alta calidad que es 100% reciclable.

Etiquetas
Mostrar más
Sebastian Magnarelli

Sebastian Magnarelli

Director Comercial de ITSitio.com desde Agosto 2012. Más de 20 años de experiencia en la Industria Tecnológica a cargo de diferentes posiciones en empresas líderes del sector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close