Transformación digital y pandemia: nada será igual

Presionados por la cuarentena, empresas y consumidores aceleraron la reformulación de su relacionamiento. ¿Cuáles fueron los principales cambios?

Nadie podía saber que la pandemia nos iba a mantener distanciados durante tanto tiempo, y esas son justamente dos de las variables que ha cambiado radicalmente nuestra forma de vida durante los últimos 20 años: el tiempo y la distancia.

Ignacio Oscar Sanseovich
Ignacio Oscar Sanseovich

“Lo que hizo la pandemia fue acelerar la adopción de conductas y de herramientas digitales, algo que ya estaba latente, pero la coyuntura nos empujó, tanto a individuos como comercios, empresas y entes gubernamentales, a dar uno o varios pasos más para implementar cambios de este proceso que llamamos transformación digital”, explica Ignacio Sanseovich, Director de Negocios de Tecso, la cooperativa de software de Latinoamérica.

Sin dudas lo que pasó a nivel mundial fue el empujón para que las empresas dieran un paso importante en cuanto a la adopción de herramientas digitales para continuar ofreciendo sus productos y servicios, proceso que también se dio desde el lado del consumidor que tuvo que reinventar su forma de relacionamiento y consumo, agrega.

Tiempo y Distancia

El valor de la Transformación Digital en el escenario post Covid | Infochannel

La irrupción del Covid-19 pegó fuerte en dos de las variables del comportamiento humano que mayor cambio evidenciaron desde la aparición de internet. Esas mismas tecnologías que hace ya más de 20 años modificaron el panorama, se hicieron ahora incluso más necesarias en un mundo golpeado por un virus que puso en jaque nuestras conductas de relacionamiento y consumo.

Desde Tecso venimos insistiendo con la idea de que, en un futuro no muy lejano, la empresa que no se transforme digitalmente correrá un alto riesgo de desaparecer, y la pandemia encendió la luz de alerta en muchas de ellas que, o bien profundizaron su camino ya iniciado o se vieron obligadas a comenzar la transformación para seguir trabajando y no cerrar sus puertas, haciéndolo con distintos niveles de dificultad, señala el directivo de la cooperativa de software que hace más de 17 años viene acompañando a empresas y gobiernos en procesos de transformación digital.

De esa manera, desde ambos lados de la ecuación comercial, se multiplicó la adopción de plataformas para poder comercializar y adquirir productos y servicios, así como también para comunicarse, hacer reuniones e incluso distintas herramientas desarrolladas para el trabajo a distancia.

Hoy el mundo pide velocidad, comodidad, no tener que trasladarse para obtener cierto producto, servicio o información. La pandemia lo hizo aún más claro, dice. Según el directivo de Tecso, la digitalización y la tecnología posibilitan una mayor democratización en la oferta de productos y servicios, rompiendo barreras geográficas y permitiendo mayor exposición y posibilidades.

Preparados para el cambio

Periodismo tecnológico o ¿tecnología para el periodismo?.... en tiempos de pandemia

Durante este año, empresas e individuos entendieron que los cambios tecnológicos acelerados por la pandemia requerirían de mayor formación. Desde el manejo de una nueva app o el Zoom para reunirse con familiares, hasta la demanda de profesionales con conocimientos en tecnologías y lenguajes digitales.

La clave del cambio es que se comienza repensando procesos, porque una cosa va de la mano de la otra: el negocio con la implementación de determinadas tecnologías que permiten ejecutar esos procesos de la empresa de una nueva forma, dice.

El balance del año nos muestra que hoy en día, muchas empresas se pudieron modernizar, seguramente con muchísimo esfuerzo y trabajo, corriendo riesgos, sintiéndose primeramente incómodos, pero al mismo tiempo, pavimentando un camino que hoy les permite mostrarse desde un aspecto o mirada que probablemente no venían considerando.

Ejemplo de presión que ejerció la pandemia sobre la vida de las empresas fue, aunque obligada, la naturalización y aceptación del trabajo a distancia y la incorporación de herramientas digitales de trabajo en equipo y relacionamiento a distancia para hacerlo posible. Creo que en este aspecto la experiencia ha demostrado ser más que positiva, y cada vez más, las empresas reacomodarán su funcionamiento para que sus empleados puedan trabajar de manera remota, desde distintos lugares de la ciudad, el país o el mundo, agrega Ignacio. De alguna manera todos nos hemos convertido en freelancers. Desde casa continuamos ejecutando nuestras tareas, quizás no como antes, con herramientas de trackeo y seguimiento de proyectos, pero manteniendo el objetivo de obtener resultados exitosos.

La nueva normalidad

Nos estamos aggiornando a nuevas formas de relacionarnos, pensemos en los encuentros por Zoom o plataformas similares de videoconferencias, también naturalizando el trabajo en casa, el e-commerce de productos y servicios. Creo que esto es algo muy positivo. A comercios, empresas y consumidores se les abrió una puerta, un mercado que quizás no tenían pensado y que de otra manera no iban a conocer, expresa Sanseovich.

Quizás volvamos a vivir como antes de la aparición del virus, pero algo cambió y no volverá a ser igual. Si bien es incipiente, por ejemplo, la telemedicina está comenzando a considerarse, quizás no para todo, pero sí se comenzó un proceso de modernización en lo referente a los turnos, a realizar consultas sencillas con los médicos, a conseguir recetas electrónicas, beneficios muy grandes para los usuarios.

Animándose a mirar aún más allá en el futuro, Sanseovich apunta a que estos nuevos comportamientos sociales impactarán en la forma de organización de las ciudades. Probablemente la posibilidad de trabajar en casa quebrará aquella máxima de vivir cerca del trabajo, dice. No va a haber necesidad, y eso, con el tiempo traerá consecuencias positivas y sustentables medioambientales a partir de la descongestión de los núcleos de las grandes ciudades.

Como ha sucedido a lo largo de la historia, los grandes sucesos mundiales traen cambios, y la pandemia del Covid-19 es uno de esos momentos bisagra. El proceso de transformación digital se aceleró exponencialmente en un año. Estamos viviendo un nuevo mundo, a veces, sin darnos cuenta.

Etiquetas
Lucas Leonardi

Lucas Leonardi

Community Manager ITSitio.com, productor de contenidos y analista de marketing digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
X