Google Cloud Service Platform: Otro paso en favor de la hibridez

Google Cloud Services Platform es la apuesta de Google por acercarse un poco al datacenter del usuario, a fin de satisfacer las demandas de hibridez de parte de las organizaciones. La iniciativa abarca varios proyectos y servicios de código abierto existentes. Le contamos de qué se trata.

En el marco de Google Cloud Next 2018, la compañía anunció varias novedades, entre las que destacan nuevos servicios de nube que pueden ser utilizados en entornos híbridos y de múltiples nubes. Este anuncio en particular da cuenta de la estrategia híbrida de Google en torno a los contenedores y los microservicios, dado que extiende el software de nube pública del proveedor al datacenter del usuario.

Durante Cloud Next 18, Urs Hölzle, vicepresidente senior de Infraestructura de Google Cloud, explicó que ocho de cada diez empresas tienen, hoy en día, una estrategia de múltiples nubes. “El avance a contenedores de software las ayudó a simplificar y acelerar el empaquetado y la provisión del software”, remarcó.

Próxima a ser publicada en algún momento de 2018, Google Cloud Services Platform reúne varios servicios existentes y proyectos de código abierto, incluyendo Google Kubernetes Engine (GKE), Istio y Stackdriver. Vale recordar que GKE es un administrador a escala de aplicaciones en contenedores, que facilita su despliegue iterativo. En tanto, Istio permite descubrir e interconectar servicios entre múltiples locaciones, como así también asegurarlos y controlarlos, todo centralizadamente y de manera holística. Finalmente, Stackdriver provee supervisión, registro y diagnóstico de las aplicaciones en Cloud Platform y AWS.

Según trascendió, GKE “On Prem”, presentado durante el evento (de hecho, estaba corriendo en un rack que había sobre el mismo escenario) será desplegado en los datacenters privados del cliente. Se espera que Cloud Services Platform pueda administrar cualquier clúster de Kubernetes, incluso los que están en nube pública. Así, la plataforma podrá gestionar múltiples clústers, poner en práctica políticas y administrar actualizaciones a través de los entornos, como así también centralizar el acceso autorizado y el monitoreo.

Stackdriver Service Monitoring extenderá las herramientas de acceso y monitoreo de la plataforma de nube de Google (GCP, Google Cloud Platform) a los despliegues en locación del cliente. Una versión administrada del entramado de servicios de código abierto Istio en GKE habilitará a los clientes para que puedan solucionar los problemas de los microservicios y gestionar el tráfico de red y la seguridad.

Para que estas herramientas y recursos (junto con otras que también fueron anunciadas) funcionen localmente, los clientes deberán correr agentes en sus propias locaciones que establezcan el enlace hacia la nube de Google, permitiendo el manejo de los clústers a través de GCP. En la actualidad, Cloud Services Platform requiere que los clientes usen vSphere y Ubuntu, pero en Google esperan dar soporte a otros programas de virtualización y sistemas operativos en el futuro.

Todavía no hay fecha definitiva de lanzamiento de estos servicios y recursos.

Etiquetas
Mostrar más
Alejandro Alonso

Alejandro Alonso

Periodista especializado en ciencia y tecnología. Trabajó en publicaciones como Banqueros & Empresarios, Telecomunicaciones & Negocios, Customer Service, Prensa Económica, Computerworld, e Insider, entre otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
X
X