Un bot con apodo cariñoso y funcionalidades robustas

Algeiba combina su menú de servicios y soluciones con productos como Algie, un chatbot maduro que tiene como objetivo principal mejorar la experiencia del cliente.

“Iniciamos nuestro camino hace más de 15 años como una boutique de infraestructura para el Cono Sur e incorporamos capacidades para crear software de todo tipo, involucrarnos con las áreas de negocio y darles seguridad desde cualquier lugar y dispositivo”, describe Claudio Klimczuk, socio de Algeiba, compañía que hoy tiene más de cien colaboradores y cuatro unidades de especialización: transformación de la infraestructura, arquitectura & desarrollo, inteligencia de negocios y ciberseguridad.

Si bien provee servicios y soluciones, también tiene una estrategia de generación de productos. En esta línea se ubica Algie Bot, un chatbot maduro, con casos de éxito en industrias como la bancaria o la petrolera. “Esperamos posicionarlo en toda la región como una solución para mejorar la experiencia del cliente”, dice Klimczuk. “Lo definimos como una solución de software: es flexible, escalable, autogestionable, robusto y seguro y en solo un par de semanas es posible contar con un producto mínimo viable (MVP) desde el cual escalar”, enumera el director de Algeiba.

“La adopción de chatbots se encuentra en un estadio híbrido, pero pleno de oportunidades: la oferta es muy amplia pero aún no se logra resolver en tiempo y forma todo lo que un cliente espera”, analiza el experto. “En la mayoría de los casos se subestima el requerimiento, es como si el chatbot pudiese resolver todo, y entonces aparecen costos ocultos, algo similar a lo que ocurre con la inteligencia artificial”, define. Su mirada es claramente optimista. “Todo esto es parte de un camino interesantísimo y de un negocio en pleno ascenso al cual le falta mucho por recorrer… en eso estamos”, cuenta.

La empresa, que logró expandirse globalmente y que cuenta con socios estratégicos como Microsoft, VMware, Google, AWS, Veeam y su más reciente alianza VU Security, observa por delante un mercado creciente y desafiante.

“Vemos la maduración de oportunidades basadas en inteligencia artificial (AI), automatización robótica de procesos (RPA), asistentes digitales -tema en el que venimos trabajando desde hace tiempo- y, por supuesto, proyectos en que la nube continuará jugando un rol fundamental”, destaca Klimczuk. “A futuro vemos un grupo de empresas compuestas por unidades de especialización: un grupo líder y consolidado que aporta valor desde aristas complementarias”, concluye.

Walter Duer

Licenciado en Sistemas y periodista especializado en tecnología y viajes. Colabora con medios relacionados con el mundo IT desde 1992. Como autor, publicó una veintena de libros en editoriales como Planeta, Penguin Random House o Asunto Impreso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
X