¿Qué está haciendo el Polo IT La Plata para cerrar la brecha de talentos profesionales?

La industria de TI dentro de La Plata tiene un sello de valor agregado que ha trascendido las fronteras. Con todo, la ciudad tiene una brecha de miles de profesionales en las TICs, que es urgente satisfacer. Merced a la vinculación con la Academia, el Polo IT La Plata está trabajando para lograrlo. Le contamos algunas de sus iniciativas.

Si bien el nombre de la asociación civil es Cámara de Empresas de Polo IT La Plata, a lo largo de la entrevista tanto su presidente, Pablo Baldomá Jones (Celerative), como el vicepresidente, Santiago Urrizola (FluxIT), insistirán en que la entidad se ve a sí misma como un polo tecnológico. El Polo IT La Plata es la continuación del Distrito Informático del Gran La Plata, cuyo origen se remonta a 2006. “En 2015 se hizo una refundación del Distrito, y pasamos a ser el Polo IT La Plata. La idea era ser más específicos con la propuesta de valor que tenemos para nuestros socios y también para la ciudad”, afirma Baldomá.

Pablo Baldomá Jones

Hoy el polo está formado por 75 socios, los cuales agrupan casi toda la oferta de TI de la ciudad en materia de software, plataformas y servicios (tanto para el mercado interno como externo). “Entre los socios hay startup tecnológicos, PyMEs y corporaciones, como es el caso de Globant o GlobalLogic, agrega Baldomá, quien preside el Polo IT desde 2019, y dejará esa función a mediados del año próximo. “También forman parte del Polo IT La Plata un grupo de ONGs (organizaciones no gubernamentales) en calidad de socios adherentes, la Municipalidad de La Plata, la UTN Regional La Plata y Universidad Nacional de La Plata. Es precisamente con la UNLP, y más precisamente con su Facultad de Informática (que tiene unos 1.500 ingresantes por año), que el Polo IT La Plata mantiene una relación sumamente fluida que ya ha rendido sus frutos.

A la búsqueda (y formación, y retención) de los talentos

Desde hace tres años, el Polo IT y la Facultad de Informática de la UNLP llevan adelante un consejo consultivo. “Creemos que es de los pocos consejos consultivos que hay en la República Argentina, donde un grupo de empresarios se reúne periódicamente con la actual decana y el exdecano para trabajar en el plan de estudios y en las carreras de post grado, conferencias y participaciones en clase. Entendemos que este vínculo favorece bastante la Universidad y al plan de estudio en la Facultad, para poder adaptarse mejor al mercado”.

Desde el Polo IT, se buscó encarar el escasez de talentos desde un lugar distinto. “Nuestra industria tiene gran demanda y una complejidad muy alta. Cualquier estudiante de segundo año ya puede estar trabajando. Y éste es, lamentablemente, uno d ellos factores que genera deserción dentro de las carreras”, explica Urrizola. Del trabajo en conjunto del Polo IT y la UNLP surgieron programas de finalización (con el compromiso de las empresas del polo platense en pos de que los estudiantes terminen la carrera) y otros instrumentos para acompañar a los jóvenes estudiantes para completar la aprobación de las materias faltantes y las tesis. “Pero también buscamos fomentar el ingreso a estas carreras desde etapas tempranas de la escolaridad”, añade el vicepresidente del Polo IT. “Esto último se vio interrumpido por la pandemia, desde hace casi un año y medio”.

Santiago Urrizola

Otro gran aporte realizado por el polo tecnológico de La Plata, a través del Consejo Consultivo, “fue llevar a la universidad el feedback de la industria, y particularmente la industria de esta ciudad, que tiene identidad propia y donde destaca el software de altísima calidad y alto valor agregado. Este feedback permite que el contenido de la currícula de las materias se adapte a lo que la industria local requiere”, detalla Urrizola. “Hemos logrado así, desde la adaptación de esas currículas, hasta incluso ser parte de la creación de una nueva carrera desde el Polo IT en la UNLP”. Se trata de la carrera de Analista en Tecnologías de la Información y la Comunicación, que dura tres años. Vale recordar que Facultad de Informática de la Universidad Nacional de La Plata recibió el Premio Sadosky 2016 otorgado por la CESSI en la categoría “Formación de Talento Informático”. Dos años después, el Polo IT resultaría finalista en la categoría Industria por la iniciativa “La Plata Ciudad del Conocimiento”. Urrizola explica que, desde hace tres años, el eje principal del Polo IT platense es la generación de talento. “Nos faltan miles de profesionales en la ciudad”, afirma.

Un espacio de vinculación con la Academia

El trabajo colaborativo con la UNLP no sólo abarca el área de la generación de nuevos talentos profesionales. En el marco de la resolución 1217/18 de la UNLP, la entidad cedió al Polo un espacio para el desarrollo de un Centro de Innovación y Transferencia Tecnológica (CIyTT), dentro del cual se desarrollarán actividades de I+D+i en los que participan empresas y alumnos de la Facultad de Informática. Estas actividades (interrumpidas por la pandemia de COVID-19, con el espacio apenas inaugurado) abarcarán capacitaciones para empresas del Polo IT La Plata, eventos y charlas en el salón de usos múltiples, espacios para fomentar la creación de nuevas empresas y también para practicas supervisadas, entre otras actividades.

“La Facultad de Informática nos cedió un espacio dentro de un ámbito universitario, y nosotros invertimos en equipamiento para que se transforme en un centro de servicios compartidos”, precisa Baldomá. En este orden, el nuevo centro de servicios ofrece un auditorio para 30 personas y espacio de coworking, que el Polo IT dotó con kits Arduino, PCs y notebooks de gran capacidad, sistemas de RV con Oculus Rift e impresora 3D, entre otros recursos tecnológicos.

Etapa de adecuación del Centro de Innovación y Transferencia Tecnológica

“La industria de TI en nuestra ciudad tiene un ADN muy relacionado con la investigación y el desarrollo”, comenta Urrizola. “Se trata de una industria de software muy vinculada a la innovación y a servicios de alto valor agregado. El vínculo físico con la Facultad y la Universidad facilita la realización de proyectos de investigación conjunta, y de transferencia de conocimiento y tecnología”.

Claro está, este nuevo espacio compartido no es el único cuya actividad que se vio trastornada por el COVID y, de hecho, La Plata no escapa a la generalidad de lo que se está dando a nivel mundial, donde muchas empresas han reducido el uso de oficinas propias, o incluso han pasado a la virtualidad completa. “Cada polo tecnológico está viviendo un proceso de metamorfosis bastante grade”, afirma Urrizola, en virtud de las charlas dentro del ámbito de la CESSI. De hecho, el Polo IT estuvo analizando las posibilidades de creación de un parque tecnológico, pero la iniciativa fue desmantelada con el arribo de la pandemia, a lo cual se sumaban los vaivenes de la coyuntura económica. Con todo, para Urrizola el gran pendiente del Polo IT La Plata no es de índole física, sino más bien cultural. “Seguiremos insistiendo para convencer a nuestra gente sobre el potencial transformador que tiene nuestra industria hacia una economía y una sociedad sustentables, tanto en la ciudad como en la región”.

Los números del Polo IT La Plata

  • Nace en 2015 como la evolución del Distrito Informático Gran La Plata, que es una iniciativa de 2006.
  • Agrupa hoy a 75 socios, que dan empleo a unas 3000 personas, y facturan cerca de US$ 100 millones al año.
  • Pablo Baldomá Jones, presidente del Polo IT La Plata, estima que un 30% de las empresas socias son “de producto”, y el resto se reparte en hardware, servicios y plataformas, entre otros ítems.
  • La Facultad de Informática de la UNLP, con la que el Polo IT mantiene una relación colaborativa sumamente fluida, tiene cerca de 1.500 ingresantes por año.

Alejandro Alonso

Periodista especializado en ciencia y tecnología. Trabajó en publicaciones como Banqueros & Empresarios, Telecomunicaciones & Negocios, Customer Service, Prensa Económica, Computerworld, e Insider, entre otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
X