Mar del Plata apuesta a la economía del conocimiento

La ciudad aprobó recientemente la creación de un polo tecnológico. Bernardo Martínez Sáenz, presidente de ATICMA, explica los detalles.

Recientemente, el Concejo Deliberante de General Pueyrredón aprobó la creación del Distrito Tecnológico del Conocimiento y la Innovación en Mar del Plata, con el objetivo de convertir a la ciudad balnearia en un foco de innovación a nivel nacional y en un destino atractivo no solo para turistas, sino también para inversores.

“Esto es resultado de quince años de trabajo durante los cuales buscamos transformar la matriz productiva de la ciudad: la intención no es reducir el tamaño de los otros sectores clave a nivel local, como el turismo, la pesca o el textil, sino apuntalarlas desde la economía del conocimiento y generar soluciones para hacerlas crecer, replicarlas y exportarlas al resto del mundo”, señala Bernardo Martínez Sáenz, presidente de ATICMA (Asociación de Tecnologías de la Información y la Comunicación de Mar del Plata y Zona).

La ciudad es una de las principales usinas tecnológicas del país y la intención es consolidarse aprovechando no solo el volumen de su sector TIC, sino también de los ocho institutos de investigación del Conicet que tiene la ciudad o las cinco universidades que dictan unas quince carreras relacionadas con la tecnología.

“Esto también se encuadra en el plan a nivel nacional con la Ley de la Economía del Conocimiento, que busca cuadruplicar la cantidad de empleos en el sector”, comenta Martínez Sáenz.

El experto recuerda que entre 2006 y 2018, gracias a la Ley de Software, se había logrado establecer un crecimiento similar en la oferta laboral, para llegar actualmente a los 3.000 puestos. “Este es un tema que trabajamos en conjunto con la Cámara de Empresas de Software y Servicios Informáticos de la Argentina (CESSI)”, apunta Martínez Sáenz.

La intención es motivar el estudio de carreras STEM e incrementar significativamente sus matrículas para cubrir el faltante inmediato de 300 puestos y, en simultáneo, preparar las siguientes generaciones para dar el salto hacia los 12.000 empleos en el sector.

“El impacto en una ciudad que siempre ocupa los primeros escalones en los rankings de desocupación a nivel nacional de esta medida podría ser muy positivo”, enfatiza el presidente de ATICMA. “Mar del Plata es una ciudad muy atractiva que invita a los jóvenes a pensar a vivir en ella: con esta iniciativa la estamos embelleciendo también en términos de oferta laboral”, concluye.

Etiquetas
Walter Duer

Walter Duer

Licenciado en Sistemas y periodista especializado en tecnología y viajes. Colabora con medios relacionados con el mundo IT desde 1992. Como autor, publicó una veintena de libros en editoriales como Planeta, Penguin Random House o Asunto Impreso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
X