La oportunidad subyacente en los edificios inteligentes

Dependiendo de los analistas y del tipo de soluciones involucradas, el mercado global de Smart Buildings crecerá en los próximos años a tasas del 11% al 16% interanual, abriendo un gran abanico de oportunidades para los proveedores de servicios y soluciones relacionadas. ¿Por dónde pasan estas oportunidades? Se lo contamos.

Markets & Markets señala que el mercado de edificios inteligentes ascenderá de los poco más de US$ 60.700 millones estimados para 2019 a US$ 105.800 millones en 2024, lo que marca una tasa compuesta anual de crecimiento (CAGR) del 11,7% en dicho período. En tanto, Acumen Research and Consulting habla de una tasa de crecimiento del 15,3% entre 2019 y 2026, llegando a los US$ 160.000 millones en 2026.

Acumen anticipa que, hasta 2026, el mayor crecimiento se dará en los edificios comerciales debido a la creciente demanda de soluciones de eficiencia energética que pueden reducir la utilización de recursos. Además, las soluciones de administración de energía de edificios inteligentes puede lograr el objetivo de un menor costo operativo para edificios de varios pisos, escuelas o complejos de edificios. La tendencia en las ciudades inteligentes para combatir las emisiones de carbono de los edificios comerciales también está apoyando el crecimiento del segmento. Siempre hablando a escala global, los analistas destacan que varios gobiernos municipales apuntan a los edificios comerciales nuevos y los existentes para bajar las emisiones de gases de efecto invernadero, lo que estimula aún más el crecimiento del segmento.

Fuente: Markets and Markets

Vale recordar que, dentro del mercado de Smart Buildings o Edificios Inteligentes se consideran soluciones tales como los sistemas de gestión de edificios (BMS), calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC), control de iluminación, seguridad y control de acceso, alarma de emergencia y sistema de evacuación, efectos de audio y visuales, y la gestión de energía, entre otros, destinados a edificios comerciales, residenciales, instalaciones de infraestructura pública y gubernamental, instituciones educativas y otros). No suele incluirse en estos estudios, aunque —como se verá— las oportunidades son sumamente fuertes en dicho segmento, todo lo relacionado con infraestructura eléctrica, de datos y comunicaciones (sobre todo cableado y servicios relacionados).

Otro de los segmentos poco atendidos es el de seguridad. El mercado de servicios de seguridad de tecnología operacional de TI (IT/OT) en edificios inteligentes podría explotar en los próximos años, según la firma de analistas de mercado Frost and Sullivan, llegando en 2022 a casi los US$ 900 millones. La extendida digitalización de las operaciones en los edificios y los ciberataques en aumento sobre los entornos operacionales está impulsando la adopción de servicios de seguridad. Según Tony Massimini, analista de industria de Frost & Sullivan, este nuevo contexto se da en el marco de la convergencia de IT (tecnología de la información) y OT (tecnología operativa), dos instancias que antes aparecían como silos aislados, pero que a la hora de hablar de edificios inteligentes deben ser consideradas de manera conjunta. “Las empresas están tratando de salvar estos silos para mejorar la eficiencia operativa, pero eso abre vulnerabilidades. Los dispositivos pueden tener vulnerabilidades antiguas que no se han encontrado. Es importante contar con la tecnología para obtener visibilidad de estos dispositivos para que puedan hacer un seguimiento y auditoría de activos para determinar qué seguridad se necesita”.  

Fuente: ARC Advisory Group

“Hoy en día, los dispositivos inteligentes controlan las actividades de gestión de edificios, incluido el control de temperatura, control de acceso e iluminación, sistemas de comunicación y seguridad en muchas empresas —dijo Swetha Krishnamoorthi, analista de la industria en Frost y Sullivan—. Tal entorno convergente de TI / OT ha hecho que las empresas sean más vulnerables a los ataques cibernéticos. Con diversos protocolos, sistemas de hardware y software, los dispositivos OT que controlan las operaciones del edificio proporcionan un entorno heterogéneo. Junto con dispositivos de TI y una conexión de red común, la superficie de ataque se expande, proporcionando un terreno próspero para que jueguen los ciber adversarios”. En numerosos puntos dentro de ese proceso de convergencia, los canales de TI tienen la oportunidad de hacer su aporte.

¿Cómo capitalizar esta oportunidad? Para Frost & Sullivan, los proveedores en el espacio de seguridad de TI/OT pueden capitalizar este desarrollo de varias formas:

  • Incorporando capacidades de automatización en las soluciones existentes al aprovechar el aprendizaje automático y los algoritmos de aprendizaje profundo para personalizar la prevención y el manejo de amenazas.
  • Empleando una estrategia de lanzamiento al mercado basada en asociaciones para acceder a una base de clientes más amplia.
  • Ofreciendo soluciones verticales específicas y estrategias de llegada al mercado específicas para adquisiciones de clientes más rápidas.
  • Centrándose en el manejo de amenazas, además de la visibilidad del endpoint y el monitoreo de amenazas para garantizar una solución completa para la empresa.

Tendencia a la integración

Damián López Gentile, de SE.

“Tomar nota de las tendencias y ver cómo se pueden usar para soluciones a largo plazo es necesario para cualquier industria y especialmente para la automatización de edificios. Las tendencias de construcción pueden ser de corta duración, pero se puede aprender mucho de ellas”, asegura Damian López Gentile, responsable de EcoStruxture Power en Schneider Electric. En los inicios la automatización del edificio se llevaba adelante mediante sistemas cerrados donde cada uno funcionaba individualmente, a pesar de ser parte de un mismo entorno. “Ahora la automatización está comenzando a integrar más sistemas que incorporan unidades de control de acceso, ascensores, alarmas contra incendios y más, todo en la misma red. Este nuevo método es mucho más efectivo ya que permite que todo el sistema dentro de un edificio trabaje en conjunto y armoniosamente, alcanzando eficiencias que antes eran imposibles”, agrega.

A esta tendencia a la integración, se agregan otras tales como:

  • Capacidades inalámbricas: Todo, desde teléfonos celulares hasta impresoras, se ha vuelto inalámbrico, y los sistemas de automatización de edificios no son la excepción. La funcionalidad inalámbrica no solo facilita la instalación y las modificaciones, sino que hace que la operación remota sea más accesible.
  • Aplicaciones bien desarrolladas: Con las enormes cantidades de datos que la tecnología de automatización de edificios acumula, se necesitan nuevos métodos para analizar y mostrar la información. Todos los días se recopilan muchos datos que podrían usarse para ayudar a desarrollar sistemas mejores y más eficientes. Actualmente tenemos ofertas de aplicaciones que corren en la nube y permiten procesar los datos en forma automática para traducirlos en información simple de analizar.
  • Comunicación abierta: Las grandes empresas están comenzando a ver los beneficios de mantener abiertas las fuentes de datos y códigos. Este cambio es enorme para la industria porque permite a los trabajadores de IT centrarse en desarrollar mejores sistemas para plataformas de todos los tamaños.
  • Experiencia de usuario: Con los consumidores cotidianos cada vez más acostumbrados a la tecnología, resulta un gran desafío trabajar en interfaces de usuario simples que ayuden a comprender de manera simple la información para la toma de decisiones. Schneider tiene muy presente esto y por eso sus aplicaciones son amenas configurables y adaptables a las necesidades.

“Desde Schneider poseemos soluciones para el control inteligente edilicio cubriendo una amplia gama de demanda, desde los aspectos termomecánicos mediante nuestra plataforma de BMS llamada EcoStruxure Building Operation BMS, hasta la gestión integral de la energía eléctrica, mediante nuestra plataforma de EMS denominada Power Monitoring Expert”, explica López Gentile. “Además nuestro expertise cuenta con dispositivos de campo y de integración entre sistemas, como es el caso del Wiser for KNX, que nos permite integrar una solución de domotica a controles de mayor envergadura como los BMS o los sistemas de seguridad y acceso como nuestro Security Expert”.

Fuente: Schneider Electric

En febrero de 2019, Schneider Electric anunciaba la incorporación de su tecnología EcoStruxure en la nueva torre corporativa Centro Empresarial Libertador de la empresa RAGHSA: una compañía con 49 años de trayectoria dedicada al desarrollo de bienes raíces, especialmente a la construcción de oficinas premium clase AAA y residencias de alta gama.

Con final estimado al cierre del 2019, la desarrolladora apostó a la reactivación económica y a la arquitectura sustentable, a través de la que se convertirá en la mayor torre de Ciudad de Buenos Aires (Argentina), con 26 pisos de oficinas y más de 100 mil metros cuadrados totales. Además, cumplirá con las normas L.E.E.D. (Leadership in Energy & Environmental Design), del aire interior (Ashrae 62.1-2007) y las características de confort en cuanto a temperatura, humedad y velocidad del aire (Ashrae 55-2004) y cumplirá también con las normas de seguridad y prevención de incendios de la N.F.P.A (Asociación Nacional de Protección contra el Fuego) de los Estados Unidos.

La implementación de la arquitectura EcoStruxure de Schneider Electric y su impacto en los beneficios para los ocupantes y en los costos de mantenimiento para el arrendatario permiten optimizar los resultados financieros de ambas partes en aproximadamente un 10%, según los responsables del desarrollo.

El camino de la digitalización

“Hoy en día América Latina no existe un edificio que sea 100% digital. Algunos están en vías de serlo. Sin embargo, más del 95% requieren asesoramiento para comenzar a adoptar las nuevas tecnologías, que son cada vez más importantes para las personas a la hora de elegir un departamento, una habitación de hotel, una oficina o trabajo, e incluso un hospital, escuela o centro de entretenimiento”, asegura Juan Pablo Borray, Business Development Manager LATAM de Panduit.  

Juan Pablo Borray, de Panduit.

De acuerdo con el directivo, la oportunidad de negocio para los integradores y las constructoras se presenta en dos vertientes. La primera tiene que ver con los nuevos edificios que se están construyendo, ya que deben ser pensados para satisfacer las necesidades actuales del mercado. La segunda vertiente está en los edificios que ya existen, los cuales requieren ser actualizados para lograr integrarse a la digitalización y seguir siendo funcionales.

El ejecutivo sostiene que, en Latinoamérica, existe una gran oportunidad de negocio en el área de desarrollo de edificaciones inteligentes ya que menos del 5% de las mismas ha migrado a la era de los edificios digitales. Algunas recomendaciones de la marca para ingresar en la era de los edificios digitales son:

  • En el caso de los nuevos edificios, estos deben ser diseñados desde un comienzo como edificios digitales con una infraestructura robusta, ya que en este momento todos los sistemas como aire acondicionado, cámaras de video vigilancia, iluminación, audio y video, convergen en la misma red. Esto posibilita que se puedan automatizar y permite a las personas controlar las variables de su entorno.
    • Adicionalmente, deben ser edificios amigables con el medio ambiente, planeados para aprovechar los recursos naturales como luz solar, ventilación, sistemas de captación de agua de lluvia y planta de tratamiento de aguas residuales.
    • Los espacios deben ser conceptualizados en función de las personas. “Antes se diseñaban espacios y después se pensaba en la cantidad de personas que lo ocuparían. Hoy la necesidad es que los espacios sean confortables para sus ocupantes. Esto tiene un impacto real en el desempeño de las personas. Así lo confirma una investigación de la Universidad de Cornell (Estados Unidos), según la cual la correcta iluminación puede incrementar la productividad hasta en un 5%”, afirma Borray.
  • Para los edificios que ya existen, es imprescindible contar con el asesoramiento de los expertos. La innovación tecnológica permite que las empresas puedan adaptar las construcciones ya existentes a la era digital. Lo más recomendable, de acuerdo con los expertos, es realizar un plan de digitalización y llevarlo a cabo de manera paulatina, ya que uno de los grandes retos en la región es la inversión para modernizar las edificaciones.

“La industria inmobiliaria se enfrenta al reto de satisfacer las necesidades tecnológicas de las personas. Para los expertos en construcción es imprescindible mantenerse actualizados y conocer las diferentes soluciones que existen. Desde que llegamos a Latinoamérica, hace 30 años, nuestro objetivo ha sido convertirnos en un apoyo para las compañías. Hoy reafirmamos nuestro compromiso de acompañarlas a migrar a la digitalización. Por ello creamos diversas capacitaciones, webinars y road shows que ayudan, no sólo a los expertos, sino también a los interesados en el tema, a conocer la mejor manera de conectarse a un mundo de posibilidades”, comenta Borray.

Caminos que convergen

Deiber Zambrano, de Panduit

“Vemos en el Mercado de Infraestructura una tendencia muy importante hacia la Convergencia, donde prácticamente todos los subsistemas de un edificio se pueden conectar vía IP, el nuevo desarrollo de aplicaciones PoE++ (90W) hará posible lo que se denomina Digital Ceiling, una tendencia que impacta el entorno de trabajo, la productividad y la eficiencia. Estas nuevas tendencias en PoE harán en un futuro una convergencia entre la distribución eléctrica y de datos. Los desarrollos de Wifi 5,6 y 7, que están demandando canales de comunicación de alta velocidad, la explosión de 5G en las redes de telefonía celular están logrando un mundo hiperconectado el cual no se escapa del edificio.  Casi todos los sistemas de edificios de hoy que incluyen climatización, iluminación, seguridad y comunicaciones usan la red de TI para la gestión y el control. Esto presenta una oportunidad para converger el control de los sistemas de edificios en una arquitectura de sistemas abiertos e inteligentes, y permite implementar políticas de instalaciones que mejoran la eficiencia y la eficacia de los edificios, y le permiten responder en lugar de reaccionar a los requisitos cambiantes del negocio y a las necesidades del usuario”, explica Deiber Zambrano Márquez, Territory Account Manager para Colombia, Ecuador, Argentina y Uruguay de Panduit.

Panduit tiene un extenso portafolio, para las soluciones de edificios inteligentes:

  1. Soluciones de Cableado de Cobre y Fibra Óptica para realizar la interconexión de los dispositivos, especialmente para soportar las nuevas tecnologías de PoE++ (90 W) y Aplicaciones de alta velocidad de 10G, 40G y hasta 100G.
  2. Soluciones de audio y video (ATLONA, una empresa de Panduit) bajo la plataforma HD Base T, que es la tendencia a que todos los subsistemas de un edificio de manejen a través de Ethernet IP.
  3. Soluciones PoE – Power Over Ethernet para poder conectar dispositivos PoE a través de la RED.
  4. Sistemas de eficiencia Energética para gestión y control de consumo energético en Datacenter.
  5. Soluciones de alta densidad.

El sistema nervioso

Una de las premisas que hacen que un edificio sea inteligente, es que cada componente tenga capacidad de comunicación con otros elementos del edificio. R&M (Reichle & De-Massari), desarrollador y proveedor de sistemas de cableado para infraestructuras de red de alta calidad, con sede en Wetzikon, Suiza, planteó esta necesidad de manera más concreta: “Los edificios inteligentes sólo pueden ser inteligentes si todos los órganos digitales pueden comunicarse entre sí sin ninguna barrera”. A través de su representante en México (CSU Global Connectivity, y de su CEO, Israel Delgado), la compañía enfatizó: “La idea del edificio inteligente se basa en una estructura nerviosa uniforme y un lenguaje común en forma de cableado estructurado para redes de datos y el Protocolo de Internet”.

Paulo Campos, de R&M.

Aunque esta premisa es de sentido común y parece estar en el ABC de la construcción de Smart Buildings, la realidad es que existen y han existido atenuantes que influyeron en que la inteligencia dentro de los edificios se diera en silos: desde limitaciones presupuestarias, hasta la oferta tecnológica en un momento determinado, pasando por la carencia de capacidades de integración de los soluciones. Hoy, los edificios están llenos de sensores, redes, electrónica y controles. Diferentes tecnologías de transmisión conectan los sistemas de tecnología de construcción individuales. La visión de edificios inteligentes y digitalizados es prácticamente imposible de realizar con la diversidad que se ha desarrollado con el tiempo. “Sería fantástico si se pudiera consolidar la creación de redes de sistemas. Es por eso que en los últimos años se ha centrado cada vez más en la idea de comunicarse utilizando un solo protocolo”, explica Paulo Campos, director general en R&M para Latinoamérica.

Los expertos de R&M sostienen que los sistemas de construcción podrían intercambiar información más fácilmente a través de la red de datos local (LAN) sobre la base del Protocolo de Internet estandarizado (IP) y la tecnología de red Ethernet asequible. Los gastos operativos en edificios se pueden reducir hasta en un 40% con Ethernet/IP. Es por eso que R&M está convencido de que la clave para los edificios inteligentes es el cableado LAN. Actualmente, R&M proporciona una cantidad cada vez mayor de información sobre el importante papel del cableado para edificios inteligentes. “Queremos que los inversionistas, arquitectos, planificadores, instaladores e integradores de sistemas puedan realmente ponerse en marcha. Necesitan saber que están creando una base duradera para la automatización de edificios digitalizados a prueba de futuro”, explicó Delgado.

La tecnología de cableado para redes de datos locales está tomando pasos evolutivos masivos que también ayudarán cuando se trata de edificios inteligentes. R&M informa sobre los desarrollos con Power over Ethernet (PoE). Se puede utilizar para suministrar electricidad a los componentes de tecnología de construcción a través de la red de datos. El cableado eléctrico se volvería superfluo en muchos casos. Otra evolución que pronto penetrará en el mercado es Single Pair Ethernet (SPE). SPE puede expandir las redes de datos locales en los rincones más alejados de un edificio. Podría integrar cuatro veces más dispositivos finales en una LAN que antes.

Paulo Campos de R&M argumentó: “La conectividad uniforme, independiente de la aplicación e independiente del fabricante puede reemplazar lo que hasta la fecha ha sido la separación estándar de los componentes de TI y de bus de campo. Todo el edificio está hablando un idioma. Además, esto simplifica la instalación y el mantenimiento. Los gastos de material y operación disminuyen”.

Hoy, R&M ofrece al mundo inmobiliario un paquete todo en uno para la creación de redes de edificios inteligentes. Une el cableado para redes de datos locales (LAN) y el protocolo Ethernet o de Internet (Ethernet/IP) con tecnologías relacionadas. Esto incluye LAN inalámbrica, alimentación a través de Ethernet (PoE) y Ethernet de par único (SPE). Esta simbiosis conduce al All over IP (automatización de edificios digitales exclusivamente a través del Protocolo de Internet). Para R&M, los nuevos conceptos de instalación como el digital ceiling son de importancia central aquí. “Con el digital ceiling, estamos ampliando la red de datos como un panal en el techo en todo el edificio para poder conectar dispositivos a la automatización del edificio. El concepto consiste en zonas con puntos de conexión preinstalados (salidas de servicio) en el techo. R&M ofrece soluciones de instalación sofisticadas precisamente para este propósito. Hacen que el edificio esté listo para la inteligencia”, explica Delgado de CSU Global Connectivity.

Los gerentes o inquilinos de bienes raíces pueden hacer uso de la digitalización con Plug and Play, adecuado para el propósito, sin barreras, rápido y a bajo costo. Lo único que queda por hacer es conectar switches de red, sensores, controladores, puntos de acceso WLAN y otros servicios de construcción distribuidos, según los especialistas.

Claramente, la cristalización de un edificio inteligente, apropiadamente integrado, requiere de infraestructura que soporte los sistemas de provisión, monitoreo y gestión de los recursos (energía, agua, contenido, datos) y de la información derivada de videocámaras, sistemas de acceso y sensores de todo tipo. La inteligencia se perfecciona con la automatización de los procesos y la capacidad de compartir de la información entre dispositivos, y hacia los sistemas administrativos o de terceras partes, incluyendo aplicaciones móviles. De modo que, en materia de oportunidades, apenas estamos arañando la superficie.

Etiquetas
Mostrar más
Alejandro Alonso

Alejandro Alonso

Periodista especializado en ciencia y tecnología. Trabajó en publicaciones como Banqueros & Empresarios, Telecomunicaciones & Negocios, Customer Service, Prensa Económica, Computerworld, e Insider, entre otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close