Kingston dio a conocer las claves de su negocio en Argentina

La empresa que se hizo famosa produciendo y vendiendo módulos de memoria de alta calidad no duda en destinar recursos hacia áreas que se alejan drásticamente de su “core business”; su zona de confort, digamos. A un año de haber creado la división independiente HyperX, los responsables de la empresa hablan de las claves de su negocio, haciendo una retrospectiva de una historia de éxitos.

Por Gustavo Du Mortier

La plana mayor para la región sudamericana de Kingston reunió a los medios para contarles lo que ha hecho la empresa en los últimos años y lo que planea hacer en los próximos. La voz cantante la llevó Jean-Pierre Cecillon, gerente regional de la empresa para los países sudamericanos de habla hispana, y acompañaron Ariel Plabnik, country manager para Argentina, Bolivia y Uruguay, y José Luis Fernández, ingeniero líder de la sede argentina. También participó (aunque en diferido y por medio de una entrevista videograbada) John Tu, cofundador y CEO de la empresa.

itsitio_textual_03_john_tu_kingston

Una de las vedettes del evento fue la línea HyperX, el spin-off de Kingston que comenzó como una familia de memorias de alta performance destinadas a los gamers, y terminó como una división independiente enfocada en los usuarios entusiastas en general (que, además de gamers, incluye a otros grupos, como overclockers y creadores de contenidos audiovisuales). “Hace 5 años, la industria de gaming era muy de nicho”, explicó John Tu. “No era seguro hacia dónde estaba yendo la industria del gaming. Ahora vemos que el potencial es enorme, y que el crecimiento está apenas comenzando. Incursionamos en los productos gaming con los auriculares. No estábamos seguros hacia dónde estábamos yendo con este producto. Dos años después vemos la luz. Estamos muy entusiasmados, vemos que el negocio florece y nos está yendo muy bien en un área que no tiene que ver con los semiconductores. Fue una prueba para nosotros, y ahora estamos realmente comprometidos y entusiasmados con el lanzamiento de nuestro próximo producto para la industria de gaming”.

[vimeo clip_id=145529777 width=”640″]

No se sabe cuál es el próximo producto al que hace referencia el Sr. Tu (el propio Cecillon no quiso dar indicios, aunque fuera del micrófono comentó que podría ser un mouse u otros accesorios por el estilo). “Si no es a fines del año que viene, será a principios del otro, pero tendremos más accesorios para esa línea”, señaló Jean-Pierre.

itsitio_textuales_jean_pierre_cecillon_ssd

Aunque no se sepa lo que está en el futuro de Kingston, repasando las hazañas de Don Tu, se puede garantizar que no dará pasos en falso, y eso gracias a la confianza en su gente y en la fortaleza de su compañía. Como anécdota, vale destacar que, en el año 1996, los dos fundadores de Kingston, John Tu y David Sun, vendieron el 80 por ciento de la compañía a la empresa Softbank por U$S 1.500 millones. Ambos fundadores se volvieron multimillonarios y compartieron los beneficios con los trabajadores de Kingston. Tres años después, cuando la industria estaba comenzando a sufrir una crisis de demanda y los precios de las memorias estaban en baja, la empresa Softbank quiso desprenderse de su parte de Kingston para involucrarse en negocios de Internet, razón por la cual la vendió a sus dueños originales (John Tu y David Sun) por apenas un tercio del precio al que fue comprada. Los analistas del mercado dijeron, en julio de 1999: “Aunque la empresa de capitales privados Kingston no revela cifras de ventas y ganancias, creemos que sigue siendo rentable, a pesar de haber sufrido por la caída de la demanda”.

Sin descuidar el negocio de memorias que le dio origen, Kingston pone otro de sus focos en los discos de estado sólido, en los que se convirtió en referente principal en la región. “En SSD, nuestra participación en Argentina es del 94 por ciento”, señala Cecillon, citando información de importaciones brindada por el sistema María. “Esto podría ser un motivo de fiesta, pero no lo es exactamente, tenemos mucha satisfacción pero al mismo tiempo enfrentamos un costo muy alto, porque estamos haciendo el trabajo de educación nosotros solos. En el futuro, este porcentaje va a disminuir, pero sería bueno tener el apoyo de otros fabricantes para hacer educación y fomentar la adopción de nuevas tecnologías”.

[vimeo clip_id=145526453 width=”640″]

En materia de nuevas tecnologías, el vocero fue el ingeniero y evangelista local de Kingston, José Luis Fernández, quien se encargó de mencionar las dos principales novedades: un pendrive USB 3.1 HyperX con velocidades de lectura secuencial de 350 MB/seg. y de escritura secuencial de 250 MB/seg., y capacidades de hasta 256 GB. “Con esto puede instalarse un Windows 10 o un Windows 7 en menos de 5 minutos”, señaló Fernández. “Es multiplataforma, compatible con PC Mac, y con todas las consolas de juegos”. Y la otra novedad, que los medios tuvimos el privilegio de observar funcionando, es un prototipo de SSD que corre sobre PCI Express y soporta protocolo NVMe. “Esta unidad, llamada E1000, es un prototipo que todavía no tiene fecha de lanzamiento. Está funcionando a velocidades de casi 2.400 MB/seg., casi 25 veces más rápido que un disco rígido convencional”, observó Fernández. Este producto apuntará principalmente a los segmentos de la industria audiovisual, ofreciendo altos índices de performance para aplicaciones tales como Adobe Premiere, a las cual le permite “hacer edición con 3 streams de video en 4K simultáneamente”, concluyó el ingeniero.

Etiquetas
Mostrar más
Pamela Stupia

Pamela Stupia

Editora de ITSitio para toda la región. Comenzó su camino en medios gráficos y digitales hace más de 10 años. Escribió para diario La Nación y revista Be Glam del mismo grupo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close