FilaVirtual: La solución argentina que se afianzó con la cuarentena

La start-up argentina Whyline triplicó sus clientes en los últimos tres meses, por tener la solución justa para el momento indicado, y saber aprovecharla.


A para tener éxito hay que estar en el momento justo en el lugar indicado. Pero además, es imprescindible estar preparado para saber capitalizarlo. Cuando en 2016 Patricio Romero, CEO y cofundador de Whyline concibió la idea de FilaVirtual, solo una mínima parte de la población mundial había escuchado alguna vez la palabra coronavirus, y pensar en una cuarentena de casi cinco meses que no permitiera abrir negocios, escuelas, o universidades, podía ser solo producto de la mente de un guionista de cine distópico.

Por el contrario, en ese momento, Romero se encontraba esperando para ser atendido en un hospital dónde la sala de espera estaba llena, y propuso a los presentes armar un grupo de WhatsApp para notificarse entre sí cuando les tocaba, sin tener que perder tiempo en el lugar físico. En poco tiempo, esta experiencia se materializó en una idea de negocio, junto con otros tres socios, que lanzaron la start-up “Whyline”.

“Según diversos estudios, los seres humanos perdemos alrededor de dos años de nuestras vidas en alguna situación de espera” explica Javier Ojeda, Regional Manager para Latam de Whyline, en diálogo exclusivo con ITSitio. Y quizás por esta realidad, es que cuatro años después de su fundación, la compañía se convirtió en una empresa global que brinda soluciones a organizaciones alrededor del mundo, con sucursales en Estados Unidos, Brasil, México, Argentina, Uruguay e Italia. 

Una app para evitar esperas y aglomeraciones

Actualmente, la aplicación que se encuentra disponible en AppStore o Google Play, cuenta con más de 1 mllón de usuarios activos, que pueden usarla en más de 9000 sucursales en todo el mundo. “En su momento comenzamos a desarrollarnos dentro del sector financiero, para luego expandirnos a nuevas industrias como la logística, salud, gastronomía, hotelería, banca, retail o entretenimiento, entre otras” señala Ojeda.

Compañías como Banco Macro, La Segunda, Western Union, Pago Fácil y gobiernos, como el de la Ciudad de Buenos Aires, cuentan con la solución para gestionar agendas de turnos y facilitar filas de forma remota, evitando aglomeraciones en sus sucursales y oficinas.

“Nuestra app busca empoderar a las organizaciones para que puedan mejorar la experiencia del usuario” señala Javier. Su utilización es sencilla: a través de una aplicación móvil, los usuarios pueden esperar de forma remota, siendo notificados al momento de su turno y evitando aglomeraciones. Pero la plataforma, cuenta con la ventaja de adaptarse a diferentes necesidades, desde su versión gratuita para comercios de cercanía, hasta grandes empresas de todo tipo de industria.

Además, las empresas que utilizan  FilaVirtual pueden acceder a estadísticas para analizar la cantidad de usuarios que ingresaron a una fila, tipos de trámite, duración de la atención, tiempos de espera promedio, niveles de eficiencia, entre otros indicadores.

El Covid y una gran oportunidad

Se suele escuchar muchas veces que, en el mundo de los negocios, toda crisis representa también una oportunidad. Pero esto nunca fue tan cierto como en el caso de Whyline en los últimos meses.

A partir del contexto de pandemia, FilaVirtual comenzó a expandirse aceleradamente debido a las necesidades del presente, y a su experiencia de más de tres años en la gestión de filas y turnos. De esta manera, la compañía tuvo un crecimiento exponencial y triplicó sus clientes en los últimos 3 meses.

“Desde antes de la pandemia, entendíamos que optimizar el tiempo de la gente era algo muy bueno”, explica Ojeda, aunque aclara que “cuando comenzó la cuarentena, nos preparamos para expandirnos y brindar servicios a distintos rubros”. La oportunidad estaba allí.

Transformación digital acelerada

Para Ojeda, que trabaja asesorando empresas en transformación digital hace más de 20 años, “hay una gran oportunidad desde el punto de vista comercial para aquellos que mejor se adapten a los cambios que estamos viviendo”.

Rubros o sectores que antes ni hubieran imaginado incorporar tecnología, ahora se encuentran ante la disyuntiva de hacerlo para seguir existiendo. Por eso, para los negocios de cercanía o pequeños distribuidores, Whyline desarrolló un servicio gratuito, que les permitiría operar mientras dure la pandemia.

“Si bien nuestro negocio se ha enfocado en grandes empresas, a partir de esta situación que estamos enfrentando como sociedad decidimos abrir uno de nuestros servicios de forma gratuita para pequeñas empresas y comercios en Argentina y en el resto de América Latina, para contribuir a la lucha contra el virus, evitando así la aglomeración de personas”, explicó Javier Ojeda.

 

Etiquetas
Augusto Salvatto

Augusto Salvatto

Politólogo internacionalista especializado en economía del conocimiento. Es profesor universitario en la UCA y la UCES y estudió una maestría en política latinoamericana en la Universidad de Salamanca y Université Sorbonne Nouvelle III.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
X